Párkinson rígido, la enfermedad con predominio no tremórico


Lo que popularmente llamamos párkinson rígido cursa con un predominio de síntomas diferentes del temblor. Se considera que tiene una evolución más desfavorable, pero la respuesta a la medicación suele ser muy buena.

párkinson rígido

Cuando se hace referencia al párkinson rígido, que técnicamente se denomina enfermedad de Parkinson con predominio no tremórico o párkinson con síndrome rígido-acinético, se está hablando de un fenotipo clínico de la enfermedad. Es decir, una forma de párkinson donde predominan unos síntomas mientras otros son menos frecuentes o leves.

En el caso del párkinson rígido predomina la rigidez muscular, la disminución de la amplitud de los movimientos y un enlentecimiento de los mismos, quedando en un segundo plano el síntoma más conocido, el temblor.

Es considerado por muchos como la forma de párkinson que más afecta la calidad de vida, mostrando diversos estudios que su progresión es más rápida y se asocia a mayor deterioro del funcionamiento mental. Sin embargo, la respuesta a la levodopa suele ser muy positiva.

Párkinson rígido, ¿por qué predominan unos síntomas?

El porqué en unos enfermos predominan unos síntomas y no otros es una pregunta sin respuesta aún. Sin embargo, sí se ha llegado a identificar algunas diferencias patológicas entre ambos fenotipos clínicos. Por ejemplo:

  • En el párkinson rígido la acumulación de cuerpos de Lewy en la corteza cerebral es mucho mayor. Estas son estructuras redondeadas que resultan tóxicas a las neuronas y se relacionan con la demencia que puede llegar a surgir en las personas con párkinson (Prodoehl, J., Planetta, P. J., Kurani, A. S., Comella, C. L., Corcos, D. M., & Vaillancourt, D. E, 2013)
  • Algunas regiones cerebrales de las personas con párkinson con predominio no tremórico están menos activas que en aquellas en las que predomina el temblor.

También te puede interesar leer: 25 síntomas no motores del párkinson que puedes estar padeciendo

Síntomas del párkinson con predominio no tremórico

párkinson rígido

Los 3 síntomas cardinales que ya mencionamos; rigidez, lentitud y disminución de la amplitud de los movimientos, se pueden manifestar mediante:

  • Poca expresividad en el rostro, sin gestos o parpadeo.
  • Disminución del braceo a andar.
  • Pasos cortos, arrastrando los pies.
  • Marcha lenta con pasos cortos y los pies pegados al suelo, que aumenta el riesgo de caídas.
  • Flexión del cuello, tórax, caderas y rodillas.
  • Voz monótona, lenta, de volumen bajo.
  • Salivación excesiva.
  • Escritura pequeña e irregular.
  • Alteraciones de la motricidad fina, por ejemplo, dificultades para abrocharse los botones de la ropa.
  • Dificultades para la realización de movimientos repetitivos, como afeitarse.

Además de los síntomas motores, la enfermedad cursa con manifestaciones no motoras como estreñimiento, sudoración excesiva, insomnio, depresión, ansiedad, alteraciones de la atención y la concentración y en algunos casos, los menos, puede llegar a provocar demencia.

Tratamiento del párkinson rígido

Hasta el momento la enfermedad de Parkinson no tiene tratamiento curativo en el mercado, sino que las opciones que existen están encaminadas a controlar los síntomas, sin efecto sobre el curso de la enfermedad en sí.

Los fármacos alivian la rigidez o la lentitud de movimientos, pero la degeneración del cerebro avanza, de ahí que cada vez se necesitarán dosis más elevadas para obtener los mismos efectos.

No existe una medicación específica para las personas en las que predomina la rigidez. Los fármacos son los mismos que para el párkinson en que predomina el temblor. Como ya mencionamos anteriormente, la respuesta a la levodopa, el fármaco más usado en el tratamiento de la enfermedad, suele ser muy positiva.

Más allá del tratamiento farmacológico, que está muy bien establecido, es importante conocer la relevancia de las terapias no farmacológicas para la enfermedad, sobre todo en este subtipo donde el predominio de síntomas no motores es muy significativo.

Logopedas, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, neuropsicólogos, nutricionistas: todos son importantes para enfrentar la enfermedad. El deporte, en especial el de alta intensidad, parece tener un efecto muy positivo sobre los síntomas del párkinson.

También te puede interesar leer: 7 mitos sobre la levodopa que todo enfermo de Parkinson debe conocer

Fuentes y referencias

Martínez-Fernández, R., Gasca-Salas, C., Sánchez-Ferro, A., Ángel Obeso, J., (2016): Actualización en la enfermedad de parkinson. Revista Médica Clínica Las Condes 2016;27:363-79 – DOI: 10.1016/j.rmclc.2016.06.010

Moustafa Ahmed, Poletti Michele (2013): Neural and behavioral substrates of subtypes of Parkinson’s disease. Frontiers in Systems Neuroscience . En URL=https://www.frontiersin.org/article/10.3389/fnsys.2013.00117

Prodoehl, J., Planetta, P. J., Kurani, A. S., Comella, C. L., Corcos, D. M., & Vaillancourt, D. E. (2013). Brain activation differences in tremor and non-tremor dominant Parkinson’s disease. JAMA Neurology70(1), 100–106. http://doi.org/10.1001/jamaneurol.2013.582

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas:
  • Maryualy Leal

    YO SOY EP Y CREO EN DIOS, Y LA FE EN DIOS ME LLENA DE ESPARANZA EN LA MEDICINA