Nuevamente detectan hongos en el sistema nervioso de pacientes con ELA


La presencia de hongos en pacientes con ELA vuelve a enfocar  la atención en la hipótesis del origen microbiano de la enfermedad. Un ensayo clínico con fármacos que llevan décadas en el mercado y son de probada seguridad, sería, según los investigadores, la forma más directa de evaluar la veracidad de sus argumentos.

hongos en el cerebro de personas con alzhéimer

Crédito de imagen: ABC

El grupo de investigación que lidera Luis Carrasco, catedrático de microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), ha vuelto a detectar hongos en el sistema nervioso central de pacientes fallecidos con esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

El profesor Carrasco y sus colegas sostienen desde hace años que la ELA y otras enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer tienen un origen microbiano, específicamente en infecciones fúngicas que, dependiendo de la enfermedad, varía la vía de infección, las regiones infectadas y el tipo de especies.

En una entrevista que realizamos a Carrasco en 2015 en relación a los descubrimientos de hongos en pacientes fallecidos con alzhéimer, opinó que la vía más directa para saber si sus hipótesis —cuestionadas por muchos— son o no acertadas, es hacer un ensayo clínico con fármacos antifúngicos.

Lo mismo opina Carrasco  para el caso de la esclerosis lateral amiotrófica; realizar un ensayo clínico con estos fármacos que llevan décadas en el mercado y son de probada seguridad, ayudará a determinar si los hongos están involucrados en el origen o evolución de la esclerosis lateral amiotrófica.

También te puede interesar leer: ELA bulbar

¿Qué han encontrado en relación a las infecciones con hongos en la ELA?

En el año 2015 este grupo de investigadores publicó en la revista International Journal of Biological Sciences los resultados de un estudio en el que se detectó hongos en el líquido cefalorraquídeo de pacientes de ELA y en muestras de tejido cerebral de personas fallecidas con la enfermedad.

La nueva investigación, publicada en la revista Neurobiology of Disease, vuelve a confirmar estos hallazgos al encontrar los investigadores diferentes especies de hongos en varias regiones del sistema nervioso central de 11 personas con ELA que donaron sus órganos a la ciencia.

hongos en pacientes con ELA

Los investigadores hacen énfasis en señalar que esta carga infecciosa no se halló cuando analizaron muestras de tejido de personas sin ELA.

La localización de las especies de hongos detectadas, entre las que se encontraban Candida, Malassezia, Fusarium, Botrytis, Trichoderma y Cryptococcus, variaba entre pacientes, como también lo hacía la región del sistema nervioso en que se detectó.

Para los autores, el tipo de especie y la localización pueden estar correlacionando con la severidad y el estadio de evolución de la enfermedad, pero esto es algo que debe ser explorado por investigaciones posteriores.

¿Cómo los hongos en pacientes de ELA explicaría la enfermedad?

Esos son los hallazgos, ahora bien ¿cómo explicaría la presencia de hongos la ELA? Pues según los investigadores la presentación focal de la ELA en un inicio, después de décadas de vida, y su posterior avance a otras regiones del sistema nervioso central es compatible con una infección microbiana.

El hecho de que se detectan hongos en el interior de las células explicaría una respuesta de estrés que, en último término, llevaría al deterioro y muerte de las neuronas motoras.

También argumentan que la infección con hongos es consistente con la neuroinflamación —fruto de una respuesta inmunitaria— que se reporta en los pacientes de ELA y que en los últimos años está ganando mucha atención.

También te puede interesar leer: ¿Cómo puede el sistema inmunitario estar influyendo en la ELA?

La teoría de este grupo de investigación resulta atractiva, tanto como lo es cualquiera que ofrezca una explicación a condiciones para las cuales apenas hay respuestas y mucho menos soluciones.

En el caso del alzhéimer, los argumentos del profesor Carrasco y su grupo parecen mucho más elaborados y logrados, en la ELA da la sensación de que existen lagunas y falta de experimentación preclínica, sobre todo a la hora de explicar los mecanismos por los cuales las especies fúngicas pueden desencadenar el proceso patológico que caracteriza la ELA.

Una de las principales críticas que se le realiza a esta teoría es que intenta adaptar la realidad a su hipótesis, sin llevar la hipótesis al laboratorio. Y por supuesto, que la explicación más simple a la presencia de hongos es que durante enfermedades como la ELA o el alzhéimer, el sistema nervioso queda más vulnerable a estas infecciones.

El profesor Carrasco insiste: la mejor evaluación es ir a ensayo clínico.

Pero, ¿son suficientes estas evidencias para ir a ensayo clínico? Y la pregunta lleva matices: ensayo clínico en una enfermedad mortal y sin tratamiento realmente significativo en el mercado.

Para Carrasco y colaboradores sí, para los enfermos de ELA sospecho que también.

También te puede interesar leer: Tipos de ELA

Fuentes y referencias

Ruth Alonso, Diana Pisa, Ana M. Fernández-Fernández, Alberto

Rábano, Luis Carrasco , Fungal infection in neural tissue of patients with amyotrophic

lateral sclerosis, Neurobiology of Disease (2017), doi: 10.1016/j.nbd.2017.09.001

Alonso R, Pisa D, Marina AI, Morato E, Rábano A, Rodal I, Carrasco L. Evidence for Fungal Infection in Cerebrospinal Fluid and Brain Tissue from Patients with Amyotrophic Lateral Sclerosis. Int J Biol Sci 2015; 11(5):546-558. doi:10.7150/ijbs.11084. Available from http://www.ijbs.com/v11p0546.htm

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: