Cómo fue el entrenamiento de los pacientes de párkinson que lograron mantenerse estables sin medicación


Fue un estudio de solo seis meses y se evaluó el entrenamiento en cintas de correr, pero los resultados apuntan a que el ejercicio de alta intensidad en el párkinson ayuda a manejar los síntomas de la enfermedad.

ejercicio de alta intensidad en el párkinson

Agárrate que vienen curvas:

Si usted tiene la enfermedad de Parkinson y desea retrasar la progresión de sus síntomas, debe hacer ejercicio tres veces a la semana con un ritmo cardíaco entre el 80 y el 85 por ciento como máximo. Es así de simple “.

¿Cómo te quedas? Esa frase viene Daniel Corcos, uno de los autores de un estudio recientemente publicado en la revista JAMA Neurology que evaluó el efecto del ejercicio de alta intensidad en la evolución de los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Los resultados no sorprenden; desde hace mucho se viene observando, tanto en animales de experimentación como en humanos, que la actividad física a alta intensidad tiene un efecto positivo sobre las manifestaciones clínicas del párkinson.

Tanto es así que en EE.UU se ha hecho extremadamente popular una cadena de gimnasios dedicada en exclusiva a ofrecer clases de boxeo a este grupo de pacientes.

Pero en la investigación publicada en JAMA no se usaron los guantes, sino una cinta para correr. Y los resultados son prometedores. En nada te damos todos los detalles sobre el entrenamiento que siguieron los participantes.

También te puede interesar leer: Boxeo y enfermedad de Parkinson ¿Un combate vital?

¿Qué se hizo en el ensayo?

En la investigación participó un total de 128 pacientes de párkinson en fase inicial que no habían comenzado aún a tomar medicamentos para la enfermedad.

Fueron divididos en tres grupos de la siguiente manera:

Grupo 1 (G1): Entrenamiento de alta intensidad, a un máximo de 80%-85% del ritmo cardiaco

Grupo 2 (G2): Intensidad moderada, a un máximo de 60%-65% del ritmo cardiaco

Grupo 3 (G3): Grupo control, sin entrenamiento

Durante 6 meses realizaron sesiones de entrenamiento a una media de tres veces por semana.

La prescripción inicial fue de 4 sesiones por semana con la hipótesis de que la adherencia real sería de tres veces por semana, como en efecto fue.

ejercicio de alta intensidad en el párkinson

Antes de comenzar el entrenamiento cada voluntario fue valorado por un cardiólogo, que certificó que cumplía las condiciones para participar en este tipo de actividad.

Cada sesión incluía de 5 a 10 minutos de calentamiento, 30 minutos a la frecuencia cardiaca máxima establecida para cada grupo y de 5 a 10 minutos de enfriamiento.

La intensidad deseada se lograba modificando tanto la velocidad de la cinta de correr como la inclinación.

De la semana 1 a la 8 se acondicionó físicamente a los participantes de modo gradual para alcanzar la intensidad objetivo.

Después de 6 meses de entrenamiento, ¿había diferencias en los síntomas del párkinson entre los diferentes grupos?

También te puede interesar leer: Parkinson, ¿tratamiento natural?

El grupo de alta intensidad no experimentó deterioro

Resultó que el G1, recuerda, el que pasó por un entrenamiento de alta intensidad, se mantuvo estable durante ese periodo.

Sin embargo, los participantes en el G2 experimentaron un deterioro de 1.5 puntos en una escala que valora el avance de los síntomas de la enfermedad.

En el grupo control, que no se ejercitó, ese deterioro se reflejó en más de tres puntos en la escala de valoración, la UPDRS.

Otro resultado importante del ensayo fue que no ocurrieron eventos adversos de gravedad, con lo cual los investigadores consideran que este tipo de entrenamiento es seguro para los enfermos con las características de los estudiados.

Para el citado Coscos:

Estamos evitando que la gente empeore, lo cual es significativo, especialmente si los atrapamos al inicio de la enfermedad”.

Para Coscos la intervención temprana es clave. Y añade:

Les dimos un entrenamiento adecuado. Esto no es un estiramiento suave. Esto es alta intensidad. Es parte de la idea de que el ejercicio es medicina “.

También te puede interesar leer: 34 años de investigación dicen que el deporte es beneficioso para las personas con párkinson

Fuentes y referencias

Margaret Schenkman, Charity G. Moore, Wendy M. Kohrt, Deborah A. Hall, Anthony Delitto, Cynthia L. Comella, Deborah A. Josbeno, Cory L. Christiansen, Brian D. Berman, Benzi M. Kluger, Edward L. Melanson, Samay Jain, Julie A. Robichaud, Cynthia Poon, Daniel M. Corcos. Effect of High-Intensity Treadmill Exercise on Motor Symptoms in Patients With De Novo Parkinson DiseaseA Phase 2 Randomized Clinical Trial. JAMA Neurol. Published online December 11, 2017. doi:10.1001/jamaneurol.2017.3517

Paul, Marla (2017): High-intensity exercise delays Parkinson’s progression. En https://news.northwestern.edu/stories/2017/december/high-intensity-exercise-delays-parkinsons-progression/

Búsqueda por etiquetas: