Fisiopatología de la esclerosis múltiple: qué sucede cuando se une el sistema nervioso central y el sistema inmunológico


La fisiopatología de la esclerosis múltiple implica a los que se reconocen como nuestros sistemas más complejos: el nervioso y el inmunológico. No es de extrañar que todavía queden muchas incógnitas que responder sobre esta enfermedad.

Imagen por resonancia magnética que muestra las lesiones que provoca la esclerosis múltiple. Crédito de imagen: Wikimedia Commons

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad neuroinmunológica, degenerativa y crónica, que se caracteriza por la aparición de lesiones desmielinizantes en el sistema nervioso central.

Actualmente se conoce muy poco acerca de la fisiopatología de esta enfermedad, aunque se sabe a ciencia cierta que hay diversos mecanismos autoinmunes involucrados.

La EM se caracteriza por la presencia de lesiones localizadas, denominadas placas y en las que lo más llamativo es la pérdida de mielina (desmielinización).

La mielina es una sustancia química que se encuentra en grandes cantidades dentro de nuestro cerebro, su función es actuar como aislante eléctrico para la vaina de mielina que envuelve las fibras nerviosas.

Imaginémonos que las neuronas que están específicamente en la médula espinal y en el encéfalo son como un cable eléctrico que tiene varias partes: el axón, la célula de Schwann, los nódulos de Ranvier, y la vaina de mielina, tal como se muestra en la figura 1.

fisiopatología de la esclerosis múltiple

El impulso nervioso viaja a través de fibras largas, delgadas y flexibles, que es como si fuera el núcleo central del cable y es la parte que se denomina axón.

La vaina de mielina sería el aislante eléctrico, esa es su función en las neuronas. Ella se encuentra alrededor del axón cubriéndolo, de hecho, con frecuencia es mucho más gruesa que el propio axón, además lo hace excelentemente porque disminuye el flujo eléctrico aproximadamente 5.000 veces.

Pero aquí no termina la historia, resulta que aproximadamente una vez cada 1 a 3 mm a lo largo de la vaina de mielina, hay una zona no recubierta por mielina, es muy pequeñita (2 a 3 μm de longitud) en ella los iones pueden seguir fluyendo con facilidad, esta zona se llama nódulo de Ranvier.

Es una parte muy importante de la neurona porque es a través de los nódulos de Ranvier, que se conduce el impulso nervioso, esto sucede de un nódulo a otro nódulo sucesivo por lo que se denomina conducción saltatoria. Figura 2.

fisiopatología de la esclerosis múltiple

Este proceso es sumamente importante en el sistema nervioso central, porque el hecho de hacer que el impulso nervioso salte a intervalos extensos a lo largo del eje de los axones, aumenta la velocidad de la transmisión nerviosa entre 5 y 50 veces.

Además, como la conducción saltatoria es solamente en una pequeña zona, se pierden alrededor de 100 veces menos iones, y por tanto precisa menos gasto de energía para restablecer las diferencias de concentración de los mismos después de una serie de impulsos nerviosos.

También te puede interesar leer: Estas son las posibles causas de la esclerosis múltiple

¿Qué sucede en el sistema nervioso de los pacientes con esclerosis múltiple?

Después de analizar cada una de las partes de la neurona y sus funciones, estamos en condiciones de responder a la pregunta de ¿qué sucede en el cerebro de las personas que padecen esclerosis múltiple?

Como antes había explicado, ocurre desmielinización de las células nerviosas, lo cual altera la conducción saltatoria típica de las vías mielinizadas normales.

Si la mielina se lesiona o se destruye, la capacidad de los nervios de transmitir los impulsos eléctricos desde el cerebro y al cerebro se interrumpe y produce la aparición de los síntomas.

 ¿Por qué se destruye la mielina?

Se cree que la mielina se destruye como resultado de un mal funcionamiento del sistema inmunológico- Se considera que las células inmunológicas atraviesan la barrera hematoencefálica, entran al SNC y atacan al propio organismo, por eso se dice que es una enfermedad autoinmune.

El proceso de daño neuronal puede ocurrir de la siguiente manera:

En primer lugar, los linfocitos T, que son células del sistema inmunológico, se activan. Ellos reconocen a las células sanas del SNC como algo dañino para nuestro organismo y las atacan como si fueran un virus o una bacteria.

Esto trae como resultado la secreción de sustancias tóxicas, la multiplicación de células T, la activación de macrófagos y la muerte de oligodendrocitos (células encargadas de la producción de melina).

Los macrófagos, que son otras células del sistema inmunológico, dan lugar al proceso de desmielinización (dañan la capa de mielina) lo cual impide que los impulsos nerviosos se desplacen por los nervios con la misma rapidez.

También te puede interesar leer: La esclerosis múltiple primaria progresiva explicada para todos

Tipos de lesiones en la esclerosis múltiple

Según lo visto en estudios con resonancia magnética, las placas de desmielinización son de dos tipos según la fase de la enfermedad:

  • Lesiones agudas, en las que predomina la inflamación.
  • Lesión crónica, donde destaca la desmielinización y la degeneración axonal.

Fundamentalmente, cuando estas lesiones se extienden y se consolidan, es cuando se lleva a cabo el proceso de desmielinizacion y formación de las placas.

En otros estudios, también se ha demostrado la presencia de daño axonal que contribuye a la neurodegeneración y a la acumulación de discapacidad.

Estas lesiones, ¿qué síntomas provocan?

Las lesiones afectan sobre todo al nervio óptico, la sustancia blanca periventricular, el tronco del encéfalo, cerebelo y la sustancia blanca de la médula espinal, por esto la variedad de los síntomas que se manifiestan:

Trastornos visuales:

  • Visión borrosa.
  • Visión doble.
  • Neuritis óptica: que es la inflamación aguda del nervio óptico; se caracteriza por pérdida de visión en un ojo de forma repentina y dolor al mover el ojo.
  • Movimientos oculares rápidos o involuntarios.
  • Pérdida total de visión; este síntoma es infrecuente pero puede suceder.
  • Molestia en los ojos.

Síntomas musculares y problemas de equilibrio y coordinación

  • Pérdida de equilibrio.
  • Contracciones involuntarias y dolorosas de los músculos.
  • Inestabilidad al caminar.
  • Vértigos y mareos.
  • Torpeza en una de las extremidades.
  • Falta de coordinación, sobre todo para realizar movimientos pequeños.
  • Debilidad en particular en las piernas y al caminar.
  • Problemas para mover brazos y piernas.
  • Temblor en alguna de las extremidades.
  • Músculos tensos y rígidos.

Alteraciones de sensibilidad

  • Cosquilleo, entumecimiento o sensación de quemazón en zonas corporales.
  • Dolor facial.
  • Sensibilidad al calor: ante un incremento de la temperatura, se produce un empeoramiento pasajero de los síntomas.

Problemas de vejiga e intestinales

  • Micciones frecuentes y/ o urgentes.
  • Vaciamiento incompleto o en momentos inadecuados.
  • Estreñimiento.
  • Falta de control de esfínteres (poco frecuente).
  • Dificultad para comenzar a orinar.

Problemas de sexualidad e intimidad

  • Dificultades para lograr o mantener una erección.
  • Disminución de la excitación.

Trastornos del habla y en la deglución

  • Habla lenta
  • Palabras arrastradas.
  • Cambios en el ritmo del habla.
  • Problemas para masticar y deglutir.

Trastornos cognitivos y emocionales

  • Problemas de memoria a corto plazo.
  • Trastornos de la concentración, discernimiento y/ o razonamiento.
  • Depresión.
  • Incapacidad total o parcial para escuchar sonidos en uno o ambos oídos.
  • Fatiga: se manifiesta en falta de energía, agotamiento o cansancio. Es un síntoma muy común que limita la calidad de vida. En algunos pacientes esta fatiga puede pasar a ser una fatiga crónica.

La esclerosis múltiple es una enfermedad muy compleja que afecta a más de 400,000 personas en Norteamérica, aproximadamente 500,000 individuos en Europa y 2.5 millones en todo el mundo, por lo tanto, estamos ante a un problema de talla mundial.

A medida que se avance en la investigación sobre su fisiopatología, se descubrirán nuevos mecanismos para combatir la enfermedad y aminorar su incidencia.

También te puede interesar leer: Neurodegeneración en la esclerosis múltiple

Búsqueda por etiquetas: