5 características de la neuralgia postherpética


La neuralgia postherpética es la complicación de una infección previa por un virus herpes, que suele desencadenarse posterior a eventos de inmunosupresión.

neuralgia postherpética

Crédito de imagen:Wikimedia Commons

Esta entidad se caracteriza dolor intenso en zonas correspondientes al territorio anatómico de algún nervio, gracias a la replicación de un virus sobre dicha estructura luego de haber estado inactivado durante muchos años.

Se considera una patología muy temida debido a la gran resistencia al tratamiento analgésico que muchas personas pueden presentar, por lo que es una patología que debe conocerse a profundidad. A continuación describimos 5 características que pueden ser útiles para comprenderla.

1. ¿Qué es la neuralgia postherpética?

Es una secuela de la infección por un virus herpes caracterizada por dolor continuo a lo largo del territorio de un nervio y sus respectivas ramificaciones. Este proceso no se asocia a fenómenos inflamatorios y se debe a la reactivación del virus que fue adquirido en algún momento de la vida del paciente.

También te puede interesar leer: No lo dudes, estos síntomas deberían hacerte ir al neurólogo

2. ¿Cómo se produce la enfermedad?

Luego de la primera infección por este virus, este suele quedar en estado de latencia en las neuronas de unas estructuras llamadas ganglios, que están en estrecha relación con la médula espinal. Es decir, el virus se aloja en esta región durante años hasta que algún evento externo provoque su reactivación y reproducción acelerada.

Existen varios eventos que pudiesen desencadenar este proceso, pero todo indica que los procesos de depresión del sistema inmunitario (tal y como pasa en las fases avanzadas de los pacientes con VIH, que tienden a desarrollar infecciones oportunistas) son los más relacionados con la neuralgia postherpética.

3. ¿Cuáles son los síntomas de esta enfermedad?

dolor herpes

El dolor es el síntoma cardinal que va a permitir hacer el diagnóstico y la diferenciación con otras patologías. Clásicamente, es posible distinguir estos dolores en base a si son espontáneos o si son inducidos.

La localización más frecuente es a nivel intercostal (entre las costillas) y también puede afectar la rama oftálmica el nervio trigémino (encargado de aportar sensibilidad a la cara por encima de las cavidades orbitarias en donde van alojados los globos oculares).

Los dolores que son espontáneos se manifiestan de forma intermitente a lo largo del día y suelen ser muy intensos. Los pacientes pueden describirlos como una sensación de latigazo que recorre parte del tórax, en el caso de haber afectado nervios intercostales.

El dolor provocado siempre es posterior a la estimulación de la zona. De hecho, pequeños estímulos como tocar la zona afectada con los dedos de la mano muchas veces pueden ser desencadenantes del dolor.

También te puede interesar leer: Las complicaciones neurológicas del herpes zoster o culebrilla

4. ¿Existe alguna manera de prevenir la neuralgia postherpética?

Al ser una complicación de una infección previa por un virus herpes, la mejor manera de prevenirla es tratar adecuadamente el cuadro infeccioso de base. Por eso es necesario acudir con el médico y cumplir un tratamiento tópico o sistémico en base al criterio clínico y la extensión de la enfermedad cuando se observen las lesiones cutáneas del herpes.

5. ¿Cuál es el pronóstico para estos pacientes?




El problema de la neuralgia postherpética es que es una entidad de difícil manejo, por lo que el tratamiento con analgésicos para aliviar el dolor suele requerir de varias pruebas antes de dar con un fármaco que pueda calmar la sintomatología.

En vista de que muchas veces se hace necesario utilizar medicamentos muy potentes para calmar el dolor, es probable que la toxicidad asociada a estos fármacos origine molestias considerables que inclusive pueden ser peligrosas en pacientes inmunodeprimidos.

No existe duda de que, al presentarse de manera tan aparatosa esta enfermedad, es preferible el énfasis sobre la prevención y profilaxis medicamentosa mencionada en el punto anterior.

También te puede interesar leer: ¿Conoces estos 4 tipos de neuralgia?

Fuentes y referencias:

Fernández M, Rodríguez J, Rodríguez M. Abordaje de la neuralgia postherpética en Atención Primaria: situación actual del tratamiento farmacológico. SEMERGEN. 2007;32(2)80-5.

Búsqueda por etiquetas: