¿Sabes que esto también causa deterioro cognitivo?


Las causas de deterioro cognitivo son muy amplias. Algunas pueden ser reversibles si se les trata a tiempo, otras evolucionan a peor sin solución alguna en la actualidad ¿Sientes que tu memoria no es la misma? ¿Que tu atención va a peor? Echa un vistazo a estas posibles causas.

causas de deterioro cognitivo

El deterioro cognitivo, también llamado disfunción cognitiva, puede venir por muchos caminos, no solo de mano del alzhéimer, que quizás sea su causa más conocida.

El deterioro cognitivo causado por el alzhéimer es progresivo, irreversible y muy severo, mientras que decenas de otras enfermedades son causa de deterioro cognitivo reversible, más leve o que puede ser estable en el tiempo.

Si crees que puedes estar experimentando deterioro cognitivo, echa un vistazo a estas posibles causas, quizás la respuesta es mucho más sencilla de lo que llevas un tiempo temiendo.

Antes, dejemos bien claro qué es el deterioro cognitivo.

¿Qué es el deterioro cognitivo?

El deterioro cognitivo es una condición que se manifiesta en la alteración del funcionamiento cognitivo.

Esto incluye dificultades en procesos como la memoria, el lenguaje, la atención, la orientación o las funciones ejecutivas.

Una persona con deterioro cognitivo habitualmente se queja de que ya no puede memorizar las cosas como antes o que le cuesta entender y aprender cosas nuevas.

Incluso, puede que se sienta agobiado al enfrentarse a tareas complejas que anteriormente realizaba sin dificultad, pero ahora le generan verdadera ansiedad.

El deterioro cognitivo tiene diferentes niveles y si bien en algunas personas solo llega a causar quejas subjetivas estilo “qué mal está mi memoria”, en otros llega a afectar las habilidades para realizar tareas cotidianas, como las responsabilidades laborales.

Otro punto importante sobre el deterioro cognitivo es que puede ser reversible en muchas circunstancias, por eso es importante detectar sus causas.

Causas de deterioro cognitivo

causas de deterioro cognitivo

Enfermedades psiquiátricas

Muchas enfermedades psiquiátricas tienen entre sus síntomas el deterioro cognitivo. Entre las más conocidas:

  • Depresión, especialmente la depresión severa
  • Esquizofrenia
  • Trastorno bipolar

En estos trastornos la medicación suele ser otro factor que contribuye al deterioro cognitivo.

La disfunción suele mejorar cuando se alivian en general los síntomas de la enfermedad, aunque un porcentaje elevado de pacientes continúa quejándose de esos problemas.

También te puede interesar leer: Así afecta la depresión tus habilidades mentales

Déficit de vitaminas

Sí, la falta de vitaminas como la B12 o la D se ha asociado en repetidas ocasiones al deterioro cognitivo.

Especialmente el déficit extremo de vitamina B12 causa un cuadro neuropsicológico que en casos raros llega a la demencia.

De hecho, uno de los diagnósticos de exclusión que deben realizarse cuando se sospecha la presencia de alzhéimer es el relacionado con las alteraciones cognitivas provocadas por déficit de vitamina D.

El tratamiento adecuado, y a tiempo, puede hacer que los síntomas reviertan.

También te puede interesar leer: Demencia por déficit de vitamina B12: cuando tus capacidades se han ido, pero pueden regresar

Insomnio

Podría haberse incluido dentro de las enfermedades psiquiátricas, pero por la alta prevalencia de insomnio es mejor darle su espacio protagónico.

Las alteraciones cognitivas de las personas que padecen este trastorno del sueño han sido muy estudiadas. Se considera especialmente afectada la atención y la concentración, lo que impacta en otros procesos como la memoria y el aprendizaje.

Las alteraciones cognitivas provocadas por el insomnio fluctúan y son mayores mientras más severo es el insomnio.

Enfermedades neurodegenerativas

Entre las causas más temidas de deterioro cognitivo están las enfermedades neurodegenerativas.

La primera causa es el alzhéimer, pero la mayoría de estos trastornos cursan con alteraciones del funcionamiento intelectual. Entre ellas:

El deterioro provocado por las enfermedades neurodegenerativas no suele ser reversible, aunque varía enormemente de una enfermedad a otra la gravedad de la alteración y su evolución.

Por ejemplo, en una enfermedad como el alzhéimer se afectan todos los procesos de forma imparable, mientras que en la esclerosis múltiple los déficits son más focales y no progresan en todos los enfermos.

También te puede interesar leer: Problemas de memoria y otros problemas cognitivos en la esclerosis múltiple

Enfermedades vasculares

El daño cognitivo de origen vascular es bastante frecuente. No hay que olvidar la demencia vascular.

Sin ir a ese extremo (que en su forma pura es poco común), los daños vasculares al cerebro, como las isquemias, pueden contribuir al deterioro cognitivo en todos sus niveles.

Estas alteraciones se manifiestan mediante un enlentecimiento en el procesamiento de la información y en las dificultades para planificar y autoregular el propio comportamiento de forma exitosa.

También te puede interesar leer: Las fases de la demencia vascular

Deterioro cognitivo asociado a la edad

Con el envejecimiento, algunas funciones cognitivas experimentan un declive natural, por ejemplo, la velocidad de procesamiento disminuye, la memoria de trabajo también deteriora y las funciones ejecutivas parecen resistir con menos suerte el paso de los años.

Este deterioro es muy heterogéneo y algunas personas tendrán más problemas que otras, mientras unas funciones estarán más preservadas en unos y en otros no.

Aunque por el momento estos cambios no se consideran reversibles, sí hay estudios que sugieren que algunas modificaciones en el estilo de vida, por ejemplo, en la dieta o la actividad física, si pueden tener un impacto positivo en el envejecimiento cognitivo.

También te puede interesar leer: Envejecimiento cognitivo normal, ¿cómo se manifiesta?

Infecciones

complicaciones neurológicas de la enfermedad de Lyme

Muchas enfermedades infecciosas pueden cursar con deterioro cognitivo. Por ejemplo, la enfermedad de Lyme, que se adquiere por la mordedura de una garrapata infectada con la bacteria Borrelia burgdorferi.

También el VIH y la sífilis pueden causar cuadros de alteraciones neuropsicológicas donde el deterioro cognitivo está presente.

En el caso de los adultos mayores, una infección, por ejemplo, del tracto urinario, puede ser el desencadenante del llamado delirum, también conocida como demencia hospitalaria.

También te puede interesar leer: Delirium o síndrome confusional agudo: todo lo que necesitas saber

Fuentes y referencias

Fortier-Brochu, É., & Morin, C. M. (2014). Cognitive Impairment in Individuals with Insomnia: Clinical Significance and Correlates. Sleep37(11), 1787–1798. http://doi.org/10.5665/sleep.4172

Harada, C. N., Natelson Love, M. C., & Triebel, K. (2013). Normal Cognitive Aging. Clinics in Geriatric Medicine29(4), 737–752. http://doi.org/10.1016/j.cger.2013.07.002

Lam, R. W., Kennedy, S. H., McIntyre, R. S., & Khullar, A. (2014). Cognitive Dysfunction in Major Depressive Disorder: Effects on Psychosocial Functioning and Implications for Treatment. Canadian Journal of Psychiatry. Revue Canadienne de Psychiatrie59(12), 649–654.

Murman, D. L. (2015). The Impact of Age on Cognition. Seminars in Hearing36(3), 111–121. http://doi.org/10.1055/s-0035-1555115