Problemas de memoria y otros problemas cognitivos en la esclerosis múltiple


Los problemas de memoria en la esclerosis múltiple, además de otras alteraciones cognitivas, con muy comunes e ignorados. Sin embargo, pueden llegar a interferir (que no impedir) el normal desarrollo de actividades del día a día.

problemas de memoria en la esclerosis múltiple

Puedes llegar a sentirte incómoda por el hecho de siempre tener dificultades para encontrar la palabra que buscas. Simplemente no te sale, la conoces, sabes que está por algún sitio de tu cabeza, pero cuando la necesitas no sale.

O puede que al llegar al supermercado no tengas idea de todas las cosas que ibas a comprar y que necesitas. O que olvides citas que se supone que, por su importancia, no debieras olvidar.

Y esas cosas le pueden suceder a todos, claro está, solo que en tu caso hay un detalle más: tienes esclerosis múltiple. Y no, los problemas de memoria en la esclerosis múltiple no son casualidad.


También te puede interesar leer: 6 indicadores de que tienes una buena salud mental

¿Qué problemas cognitivos en la esclerosis múltiple son los más comunes?

Primero, ¿ya sabes qué son los problemas cognitivos? Igual te lo explico rápido: son alteraciones en el normal funcionamiento de los procesos cognitivos, esos que nos permiten memorizar, hablar, atender, realizar varias cosas a la vez, planificar, etc.

Pues bien, en las personas con esclerosis múltiple se han identificado áreas especialmente vulnerables:

Aprendizaje y memoria

Recordar información reciente, por ejemplo, la que te pudo dar hace menos de una hora un compañero de trabajo, y recordar actividades que tienes que realizar, como pasar por el pan antes de ir a casa, parecen ser los problemas de memoria más comunes en las personas con EM.

Y eso que a primeras no parece muy importante, cuando sucede día tras día, llegando a afectar el rendimiento en el trabajo y obligándote a hacer un esfuerzo extra para tenerlo todo “ahí”, puede ser realmente frustrante.

No poder confiar en nuestra propia memoria genera ansiedad e inseguridad.

A eso hay que añadir que nuestra capacidad de aprender ya no es la misma; ojo, no es que no se pueda aprender, al contrario, sino que nos va a llevar más esfuerzo precisamente por las alteraciones que hay en los procesos que hacen posible el aprendizaje.

También te puede interesar leer:  Procesos cognitivos, ¿qué son?

Atención y concentración

Otra de las quejas frecuentes: la capacidad de concentrarse en una tarea, más si es por largos periodos de tiempo, puede estar muy afectada. Y hacer más una cosa a la vez puede ser muy difícil.

Si te interrumpen en medio de una actividad que demanda cierta concentración, volver al punto en que estabas puede tomar más tiempo del habitual.

Velocidad de procesamiento de la información

Si notas que las cosas ya no salen con la misma facilidad que antes, que te toma más tiempo y esfuerzo, que incluso en una conversación cotidiana tienes que esforzarte para poder seguir el ritmo, entonces es posible tu velocidad para procesar la información haya cambiado, algo que no es extraño en la EM.

Lenguaje

El lenguaje de forma general no parece sufrir grandes cambios, aunque ya hicimos referencia a un problema puntual y muy común: la dificultad para encontrar la palabra adecuada en el momento que la necesitas.

Se puede dar el popular fenómeno de la “palabra en la punta de   lengua” que puede ser muy frustrante, sobre todo si estás en medio de una acalorada discusión y después, sola en casa, es que te vienen todas las palabras e ideas que debiste decir ¡arrggg!

Es importante mencionar que no todas las personas con EM experimentan estos problemas cognitivos, aunque se supone que más del 50% de los pacientes tienen algún grado de dificultad con estos procesos.

También te puede interesar leer:  Así se manifiesta la depresión en la esclerosis múltiple

¿Por qué ocurren?

La primera respuesta es muy clara y seguro ya la supones: la enfermedad y los cambios que provoca a nivel del sistema nervioso central, en especial en el cerebro.

Pero hay factores que pueden acentuar los déficits cognitivos y otros que aparentemente sí, pero no.

Entre estos últimos hay que mencionar la evolución de la enfermedad. A primeras puede pensarse que mientras más avanzada está la EM, mientras más discapacidad tenga una persona, más dificultades intelectuales tendrá.

Pero no es así, no es una relación lineal. Existen pacientes con marcada discapacidad física que, sin embargo, se mantienen sanos cognitivamente. Y pacientes sin discapacidad que día a día tienen que enfrentar los obstáculos que les impone una mala memoria.

Igualmente hay que tener en cuenta que la fatiga, tan común entre las personas con esclerosis múltiple, acentúa los déficits cognitivos, al igual que lo hace el estrés, la ansiedad, las temperaturas elevadas y la humedad.

También te puede interesar leer: Alteraciones afectivas en la esclerosis múltiple ¿Qué sucede?

¿Cómo se tratan?

Lamentablemente, la ciencia está muy atrasada con el abordaje terapéutico de las alteraciones cognitivas en general, no solo en la EM. Llegamos a superar los ochenta años de vida con excelente salud, excepto salud cognitiva.

Como resultado, las estrategias son más compensatorias que terapéuticas en sí. Algunos consejos, muchos de sentido común que seguramente ya implementas:

  • Reconocer cuando hay un problema, es el primer paso para buscar solución
  • Identificar las principales actividades afectadas y proponer estrategias compensatorias para cada una de ellas.
  • Listas, las listas son tu mejor aliado. Listas de todo lo que debemos hacer.
  • Respira, si por un momento no recuerdas una palabra o te cuesta concentrarte, tómate un momento para relajarte y volver a empezar. La buena noticia es que no es alzhéimer, la palabra está ahí, no se ha ido.
  • Usa las alarmas del móvil para ayudarte a recordar citas importantes, también los días y horarios de la medicación.
  • Comparte tu situación con tus amigos y familia, así ellos pueden comprender y ayudar.
  • Cuando una actividad te demande un esfuerzo cognitivo, intenta realizarla en un lugar tranquilo, sin distracciones, recuerda que la atención y la concentración pueden no ser tu fuerte.
  • Puedes valorar la posibilidad de realizar estimulación cognitiva o consultar con un neuropsicólogo que te oriente en las mejores estrategias a desarrollar.

Cada situación puede llevar una estrategia de afrontamiento diferente y en ti está buscar la mejor solución.

¿Cómo evolucionan estos problemas de memoria en la esclerosis múltiple?




La realidad es que no hay una respuesta absoluta. Los problemas cognitivos en EM no son como los que se presentan en otras enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer, donde el curso natural e irremediable es ir a peor.

En la EM algunas personas pueden experimentar cierto empeoramiento de sus habilidades, mientras otras permanecen estables, incluso, las hay que pueden mejorar.

El deterioro, si se produce, es lento.

También te puede interesar leer: Lo que todavía no te han contado de OCREVUS (y deberías saber)

Fuentes y referencias

MS Society: Coping with cognitive problems. En https://www.mssociety.org.uk/what-is-ms/signs-and-symptoms/memory-and-thinking/coping-with-cognitive-problems

MS Society: Cognitive problems in MS. En https://www.mssociety.org.uk/what-is-ms/signs-and-symptoms/memory-and-thinking/cognitive-problems

National Multiple Sclerosis Society: Cognitive Changes. En https://www.nationalmssociety.org/Symptoms-Diagnosis/MS-Symptoms/Cognitive-Changes

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: