¿Qué es realmente el aura de migraña?


La migraña es una enfermedad molesta e incapacitante, que muchas veces se asocia a trastornos sensitivos llamativos denominados aura.

aura de migraña

A pesar de ser muy llamativas, las auras no interfieren tanto en la calidad de vida de los pacientes como el dolor.

La migraña puede ser clasificada en base a la presencia de aura, unas alteraciones sensitivas que generalmente solo representan una pequeña molestia en comparación a los fuertes dolores que caracterizan a esta entidad.

En base a esta premisa, si la enfermedad posee aura se denomina “típica”, y si no la posee se denomina “atípica”. Paradójicamente, la forma “típica” es mucho menos común, por lo que solo representa un trastorno llamativo a pesar de no ser el principal problema en estos pacientes.

Es sobre las principales características del aura de migraña y sus formas de presentación de lo que hablaremos a continuación.

También te puede interesar leer: 3 tipos de dolor de cabeza que generalmente se ignoran (hasta que los sufres)

¿Qué es la migraña?

Es un trastorno caracterizado por episodios de cefalea intensa y que, dependiendo del paciente, tiene una serie de características distintivas en relación a la duración, localización, intensidad y presencia de síntomas asociados distintos al dolor.

La OMS la considera como una de las enfermedades que más impacto tiene sobre la calidad de vida de los pacientes, ya que puede ser francamente limitante al momento de realizar las actividades cotidianas debido al intenso dolor que muchas veces suele ser refractario a tratamientos convencionales.

Existen distintos tipos de migraña, aunque la clasificación más general (y que sirve para establecer los criterios diagnósticos de la enfermedad) se basa en la presencia o ausencia de aura durante los ataques de la enfermedad.

También te puede interesar leer: Dieta y migraña: lo que comes importa ( y mucho)

¿Qué es el aura?

Las auras visuales son las más comunes en la migraña e incluyen la visualización de luces brillantes o inclusive pérdida de la visión temporal en algún segmento del campo visual.

En medicina, se define como una sensación anómala (que puede ser subjetiva u objetiva) percibida por un paciente durante algún ataque agudo, independientemente de la enfermedad de base. Por ejemplo, el aura no solo se encuentra en los pacientes con migraña, sino que también puede verse en los pacientes epilépticos.

Generalmente, suele asociarse con síntomas visuales, pérdida de la sensibilidad, parestesias (sensación de hormigueo en los miembros), adormecimiento de las extremidades o algunas zonas de la región craneofacial y pesadez.

Las alteraciones visuales son quizá las más comunes en estos pacientes, e incluyen la visualización de luces brillantes o inclusive pérdida de la visión temporal en algún segmento del campo visual total.

Todos estos síntomas suelen ser de corta duración, aunque pueden presentarse a lo largo de todas la crisis de dolor (que son mucho más duraderas). El momento de aparición también es variable, ya que puede aparecer antes, durante o después de la aparición de la cefalea.

También te puede interesar leer: Cefalea matutina: las cuatro claves para comprenderla

¿Cuáles son los criterios diagnósticos de la migraña con aura?

auras migrañas

Las auras generalmente son de corta duración. Llegan a anteceder al dolor, convirtiéndose en una “alerta” de lo que vendrá a continuación.

Como se mencionó anteriormente, los síntomas visuales reversibles son indicativos muy confiables de que el paciente sufre esta enfermedad. La visualización de luces, manchas, líneas o pérdida de la visión son alteraciones muy características.

La presencia de otros síntomas sensitivos también es válido, como el adormecimiento o la sensación de pinchazos, además de trastornos del lenguaje (al paciente le cuesta articular y emitir palabras con coherencia y fluidez).

A pesar de que el aura puede durar mucho tiempo (como se mencionó anteriormente), se considera que el tiempo mínimo para considerar su asociación con la migraña es de 5 minutos, independientemente del síntoma en cuestión.

Por último, ninguno de los elementos anteriores tiene validez a menos que el paciente tenga las características propias de la migraña. Esto se refiere, principalmente, a la cefalea.

Estos episodios deben durar entre 4 y 72 horas (a menos que sean tratados farmacológicamente), suele ser unilateral, de carácter pulsátil, de moderada a gran intensidad y suele agravarse durante el ejercicio y el deporte. Además, se suele asociar bastante a náuseas, vómitos y fotofobia (intolerancia a la luz).

También te puede interesar leer: 4 causas de cefalea frontal que puedes estar pasando por alto

Fuentes y referencias

Takeuchi Y. Actualización en migraña. Acta Neurol Colomb 208;24:S44-S52.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!

Búsqueda por etiquetas:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.