Conoce las causas del dolor de cervicales y cabeza


Esta condición es muy frecuente en la población y puede estar ocasionada por una amplia variedad de patologías, entre las que se cuentan las de etiología nerviosa.

cefalea occipital

La cervicalgia y cefalea (el nombre con el que se conoce al dolor de cervicales y de cabeza, respectivamente) son términos que suelen usarse en conjunto debido a la alta incidencia de enfermedades que pueden causarlas.

Si bien los traumatismos y las posiciones incómodas suelen ser la causa real de la gran mayoría de estos síntomas, es cierto que pueden existir otras razones de origen neurológico que pueden estar comprometiendo la sensibilidad en esta importante región corporal.

Es sobre algunas importantes causas de esta condición de lo que hablaremos a continuación.

Meningitis como causa de dolor de cervicales y cabeza

dolor de cervicales y cabeza

La cefalea y el dolor en la zona cervical suelen ser las primeras alteraciones percibidas por el paciente con meningitis. Crédito de imagen: Wellcome Collection.

Esta es una afección sumamente común (especialmente en edades pediátricas) y se trata del desarrollo de un proceso inflamatorio que afecta a alguna de las tres capas que recubren el sistema nervioso central llamadas meninges.

Estas estructuras (que de afuera hacia adentro se denominan duramadre, aracnoides y piamadre) constituyen un blanco fácil para muchos microorganismos patógenos que colonizan el sistema nervioso central, generando un proceso inflamatorio difícil de controlar y que si no recibe tratamiento adecuado puede llevar a la muerte del paciente.

La irritación de las meninges durante un proceso inflamatorio conlleva a la aparición de una serie de síntomas muy característicos en los pacientes, llamados en su conjunto “síndrome meníngeo”.

En estos casos la cefalea y el dolor de cervicales suelen ser las primeras alteraciones percibidas por el paciente. La rigidez cervical o de nuca es tan característica que sirve muchas veces para establecer el diagnóstico clínico de esta entidad.

Algunos pacientes pueden presentar irritabilidad, fiebre y convulsiones que permiten, junto con las características clínicas y epidemiológicas de cada caso, identificar y tratar oportunamente la patología.

También te puede interesar leer: Meningitis de Mollaret: síntomas, causas, evolución y tratamiento

Neuralgia occipital

La afección de los nervios que proporcionan sensibilidad en la porción posterior del cráneo puede ser una causa común de dolor de cervicales, y es una entidad reversible y provocada por una gran cantidad de condiciones.

El mecanismo patogénico subyacente a esta enfermedad es la inflamación persistente de los nervios o de los tejidos blandos que lo rodean. Ambas situaciones llevan a la liberación de pequeñas sustancias químicas capaces de activar o estimular las terminaciones nerviosas de esta región, llevando impulsos nerviosos al cerebro que permiten que este lo interprete como una señal dolorosa.

Como se mencionó anteriormente, varias patologías pueden desencadenar este cuadro clínico. Entre ellas se encuentran la diabetes (la cual, gracias a la acumulación patológica de glucosa en la sangre, puede provocar alteraciones sensitivas conocidas como neuropatía periférica).

Los traumatismos en dicha región también pueden ser un estímulo suficiente para producir el dolor, al igual que la presencia de infecciones o enfermedades de la columna cervical o de los tejidos blandos (como tumores) que compriman a los nervios occipitales.

También te puede interesar leer: ¿Conoces estos 4 tipos de neuralgia?

Hernias discales

La herniación (independientemente del órgano al cual se haga referencia) se trata de la salida anormal de un tejido a través de un espacio débil en alguna de las paredes que contienen a dicho tejido.

Por ejemplo, las herniaciones abdominales son comunes y se caracterizan por la salida de asas intestinales a través de debilidades de la pared abdominal (como las hernias umbilicales) o del conducto inguinal (produciendo hernias inguinales).

En el caso de la columna vertebral, la porción central de la médula que está protegida por el esqueleto óseo puede sufrir una herniación a través de algunos de los orificios naturales de las vértebras y los espacios intervertebrales.

En todo caso, este proceso tiene como consecuencia directa la compresión de nervios espinales cuyos síntomas van a depender de la localización de la lesión.

Las hernias discales más frecuentes son en la región lumbar, aunque la afección de la zona cervical también existe y puede ser producida principalmente por traumatismos. En estos casos, el dolor de cabeza y de las cervicales son síntomas claros y que orientan mucho al proceso diagnóstico cuando se combina con los antecedentes personales del paciente.

También te puede interesar leer: 5 causas de cefalea occipital

Fuentes y referencias:

Sepúlveda T. Cervicalgia y cervicobraquialgia. Facultad de Medicina. Universidad de Chile.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!

Búsqueda por etiquetas:, ,

Un comentario

  1. semar 2018-11-10

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.