Neuralgia del pudendo: características principales


La neuralgia del pudendo es un conjunto de alteraciones provocadas por el daño agudo o crónico sobre el nervio pudendo, condición que entra dentro del grupo de las neuropatías periféricas.

neuralgia del pudendo

El nervio pudendo es una estructura alojada en la pelvis y que inerva a los genitales externos, el recto, la vejiga urinaria y algunos esfínteres (estructuras musculares que permiten dividir dos elementos anatómicos, como sucede con el ano).

Algunos eventos como la compresión constante sobre el nervio pueden llevar a un conjunto de síntomas molestos que afectan a todos los territorios de inervación antes mencionados, haciendo a muchos pacientes candidatos para cirugías de pelvis, fisioterapia y tratamiento farmacológico.

Es sobre las principales características de esta enfermedad de lo que hablaremos a continuación.

También te puede interesar leer: ¿Conoces estos 4 tipos de neuralgia?

¿Cuáles son las causas de la neuralgia del pudendo?

tratamiento natural del párkinson

Se cree que el principal evento desencadena los síntomas son los traumatismos, generalmente asociados a caídas y accidentes automovilísticos.

Sin embargo, no es rara la asociación con las cirugías previas de la pelvis y el abdomen, ya que pequeñas lesiones involuntarias del nervio con una pinza durante el acto quirúrgico pueden desencadenar estos intensos dolores durante el postoperatorio.

No solamente se asocia al trauma agudo, ya que la presión constante sobre la zona (como sucede en los ciclistas y fisicoculturistas al levantar pesas) puede llevar a desgaste progresivo del nervio.

También te puede interesar leer: ¿Qué es la meralgia parestésica? Aprende a reconocer sus síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la neuralgia del pudendo?

Luego de entender cuál es el territorio de inervación del nervio pudendo, es fácil identificar las regiones que pueden estar comprometidas en esta enfermedad. Sin embargo, el síntoma cardinal en todos los casos es el dolor, cuya intensidad depende del grado de afección del nervio y las características personales de cada paciente.

Otras sensaciones anormales pueden ser ardor, parestesias (alteraciones de la sensibilidad descritas como hormigueos) o hipersensibilidad (que puede expresarse como una sensación dolorosa al tacto o como una ligera molestia).

El recto, la porción final del tubo digestivo, suele ser el área más comúnmente afectada. Este puede aparecer en reposo o asociarse a la defecación, debido a que aumenta la presión sobre las paredes de este segmento del intestino grueso y se estimulan todavía más a las ramificaciones nerviosas.

El dolor en el área genital también es común, y suele ser motivo de miedo en muchos pacientes. De hecho, el dolor durante las relaciones sexuales también puede ser uno de los primeros síntomas en estos casos particulares.

También te puede interesar leer: 3 enfermedades del sistema nervioso que (posiblemente) no conocías

Tratamiento de la neuralgia del pudendo

tratamiento de la neuralgia del pudendo

El tratamiento depende enteramente de la causa que esté originando el padecimiento, y la decisión es tomada por el médico tomando en cuenta la relación riesgo/beneficio.

Los fármacos más utilizados incluyen anestésicos, antiinflamatorios y otras sustancias que se caracterizan por bloquear la unión neuromuscular y disminuir el grado de compresión ejercida sobre el nervio pudendo.

La fisioterapia es una opción válida independientemente del grado de severidad del cuadro clínico.

El tratamiento se basa en la aplicación de presión estratégicamente realizada con el fin de “descomprimir” desde el exterior sin necesidad de recurrir a tratamiento quirúrgico. La descompresión se logra mediante la relajación de las fibras musculares que rodean al nervio.

Las cirugías son muchas veces la última opción considerada, aunque el éxito en estos casos es muy alto.

Sin embargo, suele ser un tratamiento rechazado por los pacientes más ancianos o que precisamente hayan empezado a sufrir los síntomas de la neuralgia del pudendo después de haberse sometido a una intervención quirúrgica de la pelvis por cualquier razón.

También te puede interesar leer: 5 características de la neuralgia postherpética

Fuentes y referencias:

Longo DL, Fauci AS, Kasper DL, Hauser SL, Jameson JL, Loscalzo J, editores. Harrison principios de medicina interna. Vol 2. 18a ed. México: McGraw‐Hill; 2012.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: