Alzheimer, infecciones del tracto urinario y alteraciones de conducta: una asociación que debes tener muy presente


En las personas con alzhéimer y demencia en general, las infecciones del tracto urinario (ITU) pueden provocar cambios marcados de conducta que se instauran rápidamente. Estar al tanto de estas señales es importante para frenar a tiempo la infección.

Alzheimer infecciones

La siguiente frase, o una semejante, debería venir en un lugar privilegiado en cualquier documento informativo sobre la enfermedad de Alzheimer y la demencia en general:

Siempre que existan cambios abruptos de conducta, descarte la presencia de infecciones del tracto urinario”.

¿Por qué? Porque la ITU frecuentemente se asocia a delirium, un trastorno en el que se observan marcados cambios de conducta.

¿Cómo se manifiesta el delirium?

La persona con delirium (también llamado síndrome confusional agudo) se muestra agitada o, por el contrario, letárgica; puede además manifestar ansiedad, incapacidad para mantener la atención centrada y dificultades para reconocer a quienes le rodean (más allá del daño que ya la demencia haya causado en este sentido).

Muchos cuidadores refieren que su familiar con alzhéimer de un día para otro comienza a estar agitado, incluso eufórico, a tener ideas delirantes; a hablar rápidamente y sin sentido, ¿por qué?

Una visita del médico y un análisis de orina con una simple tira reactiva confirman las sospechas: hay una infección del tracto urinario.

También te puede interesar leer: Delirium o síndrome confusional agudo: todo lo que necesitas saber

alzheimer infecciones orina

¿Qué es una infección del tracto urinario?

Una infección del tracto urinario ocurre cuando un microbio, generalmente bacterias, han accedido y proliferado en algún área del tracto urinario.

Es posible que hayas escuchado hablar de las ITUs en función de la zona afectada, por ejemplo:

  • Cistitis si la infección es en la vejiga.
  • Utetritis si se afecta la uretra.
  • Prostatitis si es en la próstata.
  • Pielonefritis si la infección es el riñón.

Las ITUs son más comunes en las mujeres y en los adultos mayores, siendo las personas con demencia especialmente vulnerables a desarrollar infecciones urinarias.

También te puede interesar leer: Cuando tu familiar con alzhéimer ya no te reconoce

¿Qué señales pueden alertar de que existe una ITU?

En determinado momento de la evolución del alzhéimer, los afectados dejan de ser capaces de explicar de forma coherente lo que sienten, de ahí la importancia de que la familia esté atenta a los cambios que pueden indicar que algo no anda bien.

Entre las señales que pueden alertar de una ITU están:

  • Se queja de dolor o ardor al orinar (cuando aún es capaz de expresarlo).
  • Tiene necesidad de orinar inmediatamente, lo que se denomina urgencia urinaria.
  • Orina turbia, con sangre o mal olor.
  • Aumento o aparición de la incontinencia urinaria.
  • Fiebre
  • Delirium que se desarrolla en uno o dos días.

Si detecta alguno de estos síntomas en su familiar, es momento de contactar al médico, que orientará las pruebas diagnósticas necesarias (generalmente un análisis de orina).

El médico también prescribirá el tratamiento farmacológico (lo habitual es el tratamiento con antibióticos) teniendo en cuenta las características individuales del paciente.

En determinados casos, muchos profesionales optan por hospitalizar al enfermo.

También te puede interesar leer: Las 4 alteraciones emocionales más frecuentes en el alzhéimer y cómo podemos manejarlas

Recomendaciones para prevenir la ocurrencia de ITU en pacientes con demencia

alzhéimer infecciones

La organización británica Alzheimer’s Society recomienda:

  • Beber entre 6 y 8 vasos de líquido al día. Poner en lugares visibles las bebidas (no alcohólicas) que sean de la preferencia del enfermo. Usar vasos de colores brillantes también puede ayudar a estimular la ingesta de líquidos.
  • Orinar de forma frecuente, llevar al baño al enfermo regularmente.
  • Evitar el estreñimiento, que también aumenta el riesgo de infecciones urinarias.
  • Mantener una higiene adecuada, lavar los genitales al menos una vez al día con jabón no perfumado y evitar los talcos.
  • Limpiar “de adelante hacia atrás” para evitar llevar las bacterias de la zona rectal a la uretra.
  • En enfermos con sondaje vesical (con riesgo elevado de ITU), seguir las orientaciones del personal sanitario de referencia para evitar la ocurrencia de infecciones.

En muchos pacientes con demencia todas estas medidas pueden ser muy difíciles de implementar e incluso haciéndolo, pueden desarrollarse infecciones urinarias y con ellas aparecer el delirium.

No toda ITU provoca delirium, ni todo delirium está desencadenado por una infección del tracto urinario, pero repetimos la importancia de tener presente las ITUs cuando aparezcan cambios marcados de conducta.

También te puede interesar leer: 5 demencias no causadas por enfermedad de Alzheimer

Fuentes y referencias

Alzheimer’s Society: Urinary tract infections (UTIs) and dementia. En https://www.alzheimers.org.uk/info/20029/daily_living/1174/urinary_tract_infections_utis_and_dementia/9

Eriksson, I., Gustafson, Y., Fagerström, L., & Olofsson, B. (2011). Urinary tract infection in very old women is associated with delirium. International Psychogeriatrics, 23(3), 496-502. doi:10.1017/S1041610210001456

González Monte E. Infecciones del tracto urinario. Lorenzo V, López Gómez JM (Eds) Nefrología al Día. http://www.revistanefrologia.com/es-monografias-nefrologia-dia-articulo-infecciones-tracto-urinario-4

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!

Búsqueda por etiquetas:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.