BenevolentAI, la compañía que busca derrotar las enfermedades neurodegenerativas con inteligencia artificial


BenevolentAI ya tiene en marcha un ensayo clínico con un fármaco candidato a tratar la somnolencia diurna excesiva en la enfermedad de Parkinson, y el próximo año tiene planificado comenzar otro ensayo con un fármaco para la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

En la actualidad más de 70 compañías en el mundo emplean la inteligencia artificial en el desarrollo farmacológico.

Estamos desarrollando y aplicando tecnología de inteligencia artificial (IA) para mejorar y acelerar el descubrimiento científico”.

Así presenta  Kenneth Mulvany la compañía que fundó en 2013, BenevolentAI, que recientemente logró recaudar 115 millones de dólares, escalando a una valoración de 2000 millones.

Se coloca así en ese exclusivo club de compañías unicornio, capaces de alcanzar un valor de más de 1000 millones dólares sin llegar aún a cotizar en bolsa.

Desde el principio BenevolentAI ha ido por los grandes retos de la industria farmacéutica: enfermedades neurodegenerativas como el párkinson y la esclerosis lateral amiotrófica, cánceres sin opciones terapéuticas eficaces en el mercado, enfermedades huérfanas.

¿Y con qué cuenta para ir a por condiciones que la industria farmacéutica y el campo científico en general lleva decenas de años intentando derrotar? ¡Pues con su algoritmo, claro está!

Hoy todo parece factible de ser derrotado con el algoritmo correcto y BenevolentAI confía en la inteligencia artificial para hallar las claves que escapan a las capacidades humanas.

Según escribió Mulvany en el último post que tiene publicado en el blog de la compañía, desde el inicio lo ha tenido muy claro:

Quería reinventar todo el proceso de desarrollo de medicamentos, de inicio a fin”.

Y si nos centramos en las expectativas, mal no va.

También te puede interesar leer: Intepirdine, otro fracaso (anunciado) en el campo del alzhéimer

Acelerando la investigación biomédica con inteligencia artificial

BenevolentAI

Para Mulvany la inteligencia artificial no viene a sustituir la inteligencia humana, sino a aumentarla.

La tecnología de BenevolentAI escarba en la información biomédica que hay acumulada alrededor de una enfermedad, ya sea información proveniente de ensayos clínicos como de ciencia básica.

Los algoritmos que han desarrollado son capaces, según explican,  de generar nuevos conocimientos sobre los mecanismos patológicos que causan una enfermedad, identificar nuevas moléculas y apuntar a nuevos usos de fármacos que han fallado en ensayos clínicos.

Es ya conocida la anécdota de la compañía relacionada con la esclerosis lateral amiotrófica. Según cuenta Mulvany, a inicios de 2016, en solo medio día de trabajo, la tecnología de BenevolentAI produjo varias hipótesis de posibles tratamientos para la ELA.

Esas hipótesis fueron después testadas por científicos en cultivos celulares, quienes en una semana tenían 5 moléculas candidatas.

Citada por la web Wired, Jackie Hunter, directiva de la compañía, explica el destino de esas moléculas:

Una falló la prueba, tres funcionaron tan bien como el tratamiento de referencia actual y una funcionó excepcionalmente bien”.

Esa última molécula ya es un fármaco que tienen planificado comenzar a evaluar en ensayos clínicos el próximo año.

En la actualidad, la compañía está desarrollando un ensayo clínico con un fármaco candidato a tratar la somnolencia diurna excesiva en la enfermedad de Parkinson, al que han denominado Bavisant.

En total tienen validados 22 fármacos candidatos a tratar diversas enfermedades, desde las ya mencionadas ELA y párkinson, hasta el glioblastoma y la sarcopenia.

También te puede interesar leer: Cientos de muertes de pacientes de párkinson levantan dudas sobre la seguridad de un fármaco

Falta la prueba más difícil

Todavía queda por demostrar que los fármacos candidatos son efectivos ¿El porcentaje de efectividad utilizando IA será mayor que con los métodos tradicionales?

Fármacos candidatos a tratar enfermedades no faltan, otra cosa es que funcionen.

En las enfermedades neurodegenerativas la norma es que fracasen en los ensayos clínicos, siendo una excepción que algún compuesto llegue al mercado.

Actualmente BenevolentAI está en un punto perfecto: muchas expectativas sin que nadie pida resultados concretos, esos que sí se exigirán cuando los ensayos clínicos lleguen a su fin.

¿Logrará ser realmente disruptivo en un área tan compleja como el desarrollo farmacológico? Solo el tiempo lo podrá decir, por ahora disfrutemos con la posibilidad.

También te puede interesar leer: La búsqueda de tratamientos para el alzhéimer atraviesa una profunda crisis

Fuentes y referencias

Browne, R (2018) AI pharma start-up BenevolentAI now worth $2 billion after $115 million funding boost. En https://www.cnbc.com/2018/04/19/ai-pharma-start-up-benevolentai-worth-2-billion-after-funding-round.html

João Medeiros (2018): This AI unicorn is disrupting the pharma industry in a big way. Wired. En http://www.wired.co.uk/article/benevolent-ai-london-unicorn-pharma-startup?utm_content=buffer0c8ad&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

Mulvany, K (2018): Funding fundamental change. En http://benevolent.ai/blog/kenneth-mulvany/funding-fundamental-change/

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.