Cefalea sinusal: características y tratamiento


La cefalea sinusal es una condición derivada de un proceso infeccioso subyacente conocido como sinusitis, muy común en todo el mundo.

Crédito de imagen: Blausen.com staff (2014). “Medical gallery of Blausen Medical 2014”

Los senos paranasales son estructuras llenas de aire ubicadas en los huesos el cráneo que, ante diversos estímulos como las infecciones, pueden inflamarse y producir un trastorno conocido como sinusitis.

Se sabe que este está estrechamente ligado a la aparición de dolor de fuerte intensidad conocido como cefalea sinusal. Es sobre este problema y sus principales características de lo que hablaremos a continuación.

¿Qué son los senos paranasales?

Son un conjunto de cavidades ubicadas dentro de algunos huesos que conforman el cráneo y que se encuentran llenas de aire. Son cuatro senos paranasales de cada lado y se corresponden con los huesos frontal, esfenoidal, etmoidal y maxilar.

Estas son estructuras destinadas a diversas funciones, principalmente el calentamiento del aire proveniente del exterior y la fonación, pero también intervienen en la ventilación (respiración) adecuada.

También te puede interesar leer: 4 causas de cefalea ocular que probablemente no conocías

¿Qué es la sinusitis?

Se trata de un trastorno caracterizado por la inflamación de los senos paranasales.

En ciertas ocasiones (como alergias, obstrucciones de las vías aéreas superiores o simples infecciones) puede producirse la inflamación, caracterizada por un conjunto de trastornos inmunológicos que involucran células y proteínas del sistema inmunitario.

cefalea sinusal

¿Qué es la cefalea sinusal?

Durante las sinusitis se produce un aumento en la producción de moco o una obstrucción de la salida del mismo (cuando la causa es por una obstrucción secundaria a un tumor, por ejemplo).

La acumulación de moco y la presión generada como consecuencia de este proceso es lo que produce el dolor de cabeza tan intenso.

¿Cuáles son los síntomas de cefalea sinusal?

Se trata de una entidad común de características muy particulares que permiten diferenciarla de otras patologías.

Por ejemplo, el dolor es muy intenso y empeora mediante la palpación de ciertas zonas correspondientes a los senos paranasales afectados.

El dolor se exacerba al presionar en la frente (hueso frontal), en las porciones laterales de la nariz (hueso etmoidal), en porción interna de los pómulos (hueso esfenoidal) y al hueso maxilar (en relación con la parte superior de la dentadura).

El dolor también suele exacerbarse ante movimientos bruscos de la cabeza, lo cual significa que el estímulo inicial que dio origen al dolor es móvil, como cuando el moco se moviliza y choca con las paredes de los senos paranasales luego de movimientos bruscos de la cabeza.

Este fenómeno también puede observarse en tumores del sistema nervioso central que presionan estructuras adyacentes.

El moco suele exteriorizarse a través de las fosas nasales (un trastorno conocido como rinorrea) y, como se trata de un proceso infeccioso, este suele estar acompañado de fiebre.

También te puede interesar leer: El dolor de cabeza después del deporte

¿Cómo evoluciona la cefalea sinusal?

dolor de cabeza por sinusitis

Como se dijo anteriormente, la cefalea sinusal puede variar en intensidad a medida que se cumpla el tratamiento recomendado para resolver la causa subyacente. Además, también depende mucho del tipo de sinusitis que se esté considerando.

La sinusitis aguda es la menos grave y suele resolverse en pocos días o semanas. Esta se maneja con antibióticos y apoyo adicional como vasoconstrictores nasales que contribuyan a disminuir las secreciones excesivas que aparecen por las fosas nasales (rinorrea).

Sin embargo, cuando se habla de sinusitis crónica es posible que el manejo del paciente sea mucho más delicado debido a la resistencia al tratamiento convencional. El criterio médico y la rotación correcta de antibióticos es la clave para resolver esta problemática.

Por último, es importante considerar que mientras menor sea la edad del paciente menor es la posibilidad de sufrir ciertos grupos de sinusitis.

Esto se debe a que, al momento de nacer, no todos los senos paranasales están correctamente formados, por lo que la aparición de sinusitis es muy rara en el período neonatal o en las primeras etapas de la lactancia.

También te puede interesar leer: Tecnología para la migraña: los 3 dispositivos de neuromodulación aprobados por la FDA

Fuentes y referencias:

Molina, J. Lupus eritematoso sistémico. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en pediatría.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: