Sí, el estrés empeora los síntomas de la enfermedad de Crohn; hablemos de ese tema


La influencia del estrés en la enfermedad de Crohn va mucho más allá de lo anecdótico. Diversas investigaciones han identificado que este es un factor que puede aumentar el riesgo de crisis y empeorar los síntomas.

epilepsia abdominal

Que el estrés sienta fatal a las personas con enfermedad de Crohn yo lo supe antes por experiencia, que por ciencia.

Un amigo que padece este trastorno, irremediablemente tenía un brote cuando estaba bajo periodos de estrés continuado.

Sufría de diarreas y marcadas bajadas de peso, tanto que después de un tiempo sin verlo resultaba irreconocible.

La enfermedad de Crohn forma parte de la llamada enfermedad inflamatoria intestinal, categoría en la que comparte sitio con la colitis ulcerosa.

Entre sus síntomas, además de los mencionados diarrea y pérdida de peso, están el dolor abdominal, sangrado intestinal, fiebre, náuseas y fatiga, aunque en realidad la sintomatología varía de persona a persona y también en intensidad.

El cuadro clínico está causado por la inflamación de zonas del tracto gastrointestinal, aunque aún no se conocen los mecanismos que causan la enfermedad en sí.

También te puede interesar leer: 3 enfermedades autoinmunes que atacan el sistema nervioso

De cuando se creía que la enfermedad de Crohn era un trastorno psicosomático

estrés en la enfermedad de Crohn

Los propios síntomas de la enfermedad de Crohn, debido a las molestias que generan, pueden aumentar el estrés, lo que lleva a uno de esos conocidos círculos de + estrés + síntomas + estrés.

Allá por los años 50 del pasado siglo se creía que la enfermedad inflamatoria intestinal era un trastorno psicosomático, vamos, que el problema gastrointestinal solo era el resultado de lo que sucedía en las zonas altas de nuestro cuerpo (entiéndase cerebro).

¿Dije se creía? Porque la realidad es que todavía hay alguno que otro que considera esto, sin razón.

La enfermedad de Crohn no es una enfermedad de origen psicológico, aunque sí influyen significativamente en los síntomas del trastorno las alteraciones emocionales.

Un estudio del año 2010 publicado en la revista American Journal of Gastroenterology siguió durante un año a 552 personas que padecían enfermedad inflamatoria intestinal.

El objetivo fue determinar si había factores que se asociaban a un mayor riesgo de crisis. Centraron la atención en 4 factores:

  • Uso de antiinflamatorios no esteroides.
  • Uso de antibióticos.
  • Infecciones
  • Estrés

¿Ya adivinas? El estrés percibido (el que es reportado por los propios sujetos) fue el único factor que se asoció significativamente a mayor riesgo de brotes.

¿Cómo puede el estrés afectar los síntomas de la enfermedad de Crohn?

Según explicó a Reuters Charles N. Bernstein, uno de los autores del anterior estudio, existen razones biológicas que explican en parte el efecto del estrés sobre la enfermedad de Crohn y sobre la colitis ulcerosa.

El sistema nervioso simpático, que entra en acción en momentos de estrés, actúa sobre el revestimiento del colon y puede exacerbar la inflamación existente.

También hay evidencia de que la hormona del estrés puede ayudar a las bacterias dañinas a colonizar los intestinos, lo que a su vez puede afectar los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal.

También te puede interesar leer: Qué es el sistema nervioso entérico y qué rol tienen en él los neurotransmisores

¿Disminuir los niveles de estrés mejora la sintomatología o disminuye el riesgo de brotes?

No todas las personas con enfermedad de Crohn sienten que el estrés influye en su enfermedad.

Según algunas investigaciones iniciales, sí. Un estudio del año 2004 realizado por investigadores españoles y publicado en la revista Behaviour Research and Therapy dividió en tres grupos a 45 personas con enfermedad de Crohn.

Dos de esos grupos recibieron diferentes capacitaciones para el manejo del estrés, mientras que el tercer grupo siguió recibiendo terapia farmacológica sin ninguna intervención psicológica.

Solo los dos primeros grupos experimentaron una reducción significativa de la fatiga y el dolor abdominal (entre otros síntomas) en comparación con su situación al comenzar el estudio.

Esta única investigación está lejos de demostrar que el manejo adecuado del estrés puede aliviar los síntomas de la enfermedad de Crohn en algunas personas, pero, ¿hay algo negativo en perseguir una mejor salud mental?

Mantener a raya el efecto del estrés es bueno para tantas variables relacionadas con la salud, que si sientes que para ti es un problema ¡corre! Corre ahora mismo a buscar soluciones.

También te puede interesar leer: ¿Tienes una buena salud mental? Evalúate con estos 6 puntos

Algunas recomendaciones para manejar el estrés

Para aquellos que sienten que el estrés puede estar influyendo en los brotes y síntomas de la enfermedad, aquí van algunas ideas:

  • Noticia: hay cosas sobre las que no puedes hacer nada. Y más noticias: si no tienes el control sobre ello, preocuparte solo traerá más problemas. Todos deberíamos aceptar que hay situaciones sobre las que no tenemos el control.
  • Maneja tu tiempo de forma realista.
  • Aprende a reconocer los síntomas del estrés, así puedes implementar soluciones cuando veas que asoma el rostro (alguno diría que las garras).
  • No descuides la calidad y la cantidad de tus horas de sueño.
  • Realiza actividades que te reporten placer, como salir con tus amigos o ir al cine.
  • Esta no puede faltar: haz deporte, una de las mejores herramientas para combatir el estrés.

Si sientes que por ti mismo no puedes manejar adecuadamente el estrés, recuerda que hay muchos profesionales especializados en esta área a los que puedes acudir por ayuda.

También te puede interesar leer: Cómo calmar la ansiedad ahora mismo (8 técnicas)

Fuentes y referencias

Bernstein, C et al. (2010): A Prospective Population-Based Study of Triggers of Symptomatic Flares in IBD. En https://www.nature.com/articles/ajg2010140

García-Vega, E y Fernández Rodríguez, C (2004): A stress management programme for Crohn’s disease

Mawdsley, J. E., & Rampton, D. S. (2005). Psychological stress in IBD: new insights into pathogenic and therapeutic implications. Gut, 54(10), 1481–1491. http://doi.org/10.1136/gut.2005.064261

Reuters Health (2010): Stress may be a trigger of bowel disease symptoms. En https://www.reuters.com/article/us-stress-trigger/stress-may-be-a-trigger-of-bowel-disease-symptoms-idUSTRE63F3AW20100416

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!

Búsqueda por etiquetas:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.