Migraña basilar: características principales


La migraña basilar es una entidad poco común caracterizada por alteraciones sensitivas conocidas como aura y una serie de elementos diferenciales.

migraña basilar

Crédito de imagen: Wikimedia Commons

La migraña es una enfermedad ampliamente extendida en la población, caracterizada por crisis de dolor de cabeza persistentes, de gran intensidad y muchas veces asociadas a alteraciones sensitivas.

Existen una serie de subtipos de la enfermedad en virtud de los síntomas y algunas características fisiopatológicas particulares. Dentro de ellos se encuentra la migraña basilar, de la cual hablaremos a continuación.

También te puede interesar leer: ¿Qué es realmente el aura de migraña?

¿Qué es la migraña basilar?

Se define, según la Sociedad Internacional de Cefalea, como un tipo especial de migraña con aura. Esta se caracteriza por presentar una serie de alteraciones sensoriales que pueden preceder o acompañar el dolor de cabeza.

Estos síntomas suelen durar por lo menos cuatro minutos y son muy variados, ya que incluyen alteraciones visuales y auditivas.

Además, para que se haga el diagnóstico específico de migraña basilar, es necesario que existan síntomas visuales que comprometan ambos ojos o inclusive visión doble.

También puede existir dificultad para articular las palabras, vértigo, percepción de sonidos agudos (conocidos como tinitus) y alteraciones de la sensibilidad, como sensación de hormigueo.

También te puede interesar leer: ¿Sufres de migraña? Conoce los infartos migrañosos

¿Qué tan común la migraña basilar?

No es muy común, aunque se piensa que por sus características clínicas fácilmente confundibles con otras entidades pudiese encontrarse en situación de infradiagnóstico.

Es decir, muchos más pacientes padecen la enfermedad pero nunca son diagnosticados correctamente.

Puede ocurrir en cualquier grupo etario, pero parece predominar más en las mujeres que en los hombres. Además, los ataques iniciales de la enfermedad suelen aparecer en la segunda década de la vida.

¿Por qué se produce el dolor?

Se piensa que la afección de la arteria basilar es lo que produce directamente la sensación de dolor en estos pacientes.

Si bien los mecanismos no se conocen del todo por el momento, es posible que esta arteria, ante diversos estímulos, sufra procesos de “constricción” y “dilatación” anormales que comprometan el flujo sanguíneo normal hacia su territorio cerebral de irrigación.

Las fluctuaciones inconstantes del flujo de sangre hacia el cerebro pueden ocasionar acumulación de sustancias de desecho en las neuronas, que pueden ocasionar tanto los trastornos sensitivos propios del aura como los episodios dolorosos típicos de la enfermedad.

También se piensa que puede existir un fenómeno “neurogénico”, a través del cual el origen del dolor se establece posterior a fenómenos de hiperexcitación neuronal (es decir, aumento de las descargas eléctricas en cualquier zona del cerebro) alternados con eventos de “supresión”, lo cual puede representar un entorno eléctrico anómalo causante del dolor.

También te puede interesar leer: 4 causas de cefalea ocular que probablemente no conocías

¿Se puede confundir con otras patologías?

migraña basilar

Como se dijo anteriormente, esta entidad suele ser infradiagnosticada debido a que existen otras patologías similares. De hecho, se considera que esta enfermedad es un diagnóstico de exclusión (únicamente se realiza cuando se han descartado otras causas mucho más comunes).

La enfermedad cerebrovascular (por infartos provocados por trombos o émbolos) es una causa común que puede desencadenar síntomas similares a los antes expuestos.

Además, la hemorragia subaracnoidea secundaria a traumatismos u otros eventos puede desencadenar un dolor intenso y con alteraciones sensitivas que puede confundir el diagnóstico final.

Por último, el vértigo patológico (causado por alteraciones tanto del sistema nervioso central como de las estructuras especializadas del oído encargadas del mantenimiento del equilibrio) puede en algunos casos asociarse a cefalea, aumentando aún más los posibles diagnósticos diferenciales de la migraña basilar.

También te puede interesar leer: Tecnología para la migraña: los 3 dispositivos de neuromodulación aprobados por la FDA

Fuentes y referencias:

Palma R, et al. Migraña Basilar. Departamento de Neurología. Pontificia Universidad Católica de Chile.

Búsqueda por etiquetas: