La nueva definición del alzhéimer hace énfasis en los cambios biológicos


La nueva definición del alzhéimer se basa en los cambios patológicos que ocurren en el cerebro de los enfermos (no en los síntomas), que en la actualidad se pueden medir a través de diferentes métodos, como el análisis del líquido cefalorraquídeo o la PET cerebral.

definición del alzhéimer

¿Que qué significa en la práctica? Pues si eres pacientes o familiar, ahora mismo nada; si eres médico de atención primaria, pues que te pueden venir con muchas dudas; si eres investigador en el campo del alzhéimer esto sí va contigo, aunque posiblemente te diga algo que ya vienes haciendo desde hace mucho.

Esencialmente lo que ha sucedido es que organizaciones como la Asociación de Alzheimer y el Instituto Nacional del Envejecimiento, ambas de EE.UU, han lanzado una nueva propuesta para definir el alzhéimer a partir de los cambios biológicos que ocurren en el cerebro de los afectados, y no por los síntomas de la enfermedad, como venía haciéndose hasta ahora.

Para hacer más explícito este cambio, los autores comentan que los biomarcadores de la enfermedad de alzhéimer indican si la enfermedad está presente, no obstante existir o no síntomas, al igual que:

una HbA1C anormal indica la presencia de diabetes, independientemente de si los síntomas están presentes”.

Pero, y este es un pero muy importante, este cambio solo está orientado al ámbito científico, no a la práctica clínica.

¿Por qué? ¿Qué cambios biológicos indican que el alzhéimer está presente? Vamos a por las respuestas, que hay mucho que comentar.

También te puede interesar leer: Por qué estos científicos sugieren que el ibuprofeno podría disminuir el riesgo de alzhéimer (¡y vaya polémica que se creó!)

¿Qué cambios biológicos son los que ahora definen que el alzhéimer está presente?

Son tres:

  • Acumulación de beta amiloide
  • Tau patológica
  • Neurodegeneración

A esta triada se le ha denominado ATN (por las iniciales en inglés de cada biomarcador). Los dos primeros hacen referencia a la acumulación patológica de proteínas que ocurre en el cerebro de los afectados y el tercero, al daño neuronal que ocurre como consecuencia de esa acumulación patológica.

Si una persona tiene acumulación anormal de beta amiloide, pero los biomarcadores de la tau son normales, según esta nueva definición tendría “cambios patológicos del alzhéimer”.

El término “enfermedad de alzhéimer” se aplicaría a los casos en que una persona presente ambos marcadores, es decir, acumulación de beta amiloide y tau patológica.

La neurodegeneración no definiría la presencia de alzhéimer, sino su fase.

También te puede interesar leer: La explicación más detallada sobre las siete fases de la enfermedad de Alzheimer

¿Cómo se valoran esos cambios?

En la actualidad existen pruebas que permiten medir evaluar estos biomarcadores. Por ejemplo, mediante el análisis del líquido cefalorraquídeo, imágenes por resonancias magnéticas y tomografías por emisión de positrones (PET).

Todas tienes grandes inconvenientes, ya que son invasivas y caras.

¿Por qué se realiza esta nueva definición?

En primer lugar, es algo normal a medida que avanza el conocimiento sobre una enfermedad. En el alzhéimer no va a ser la primera vez ni la última.

Este enfoque biológico tiene varias ventajas, por ejemplo:

  • Permite a los investigadores hablar un lenguaje común.
  • Identifica claramente dianas a las cuales dirigir tratamientos farmacológicos.
  • Facilita la medición de los efectos de los fármacos en ensayos clínicos.
  • Ayuda a identificar a las personas en fases tempranas de la enfermedad.
  • Presumiblemente, estimulará la creación de terapias preventivas.

También te puede interesar leer: Las recomendaciones para la atención a las personas con demencia institucionalizadas que ofrece la Alzheimer’s Association

Pero las críticas no han tardado en surgir

nueva definición del alzheimer

Perfecta no es. Tal vez la crítica más sólida es la que apunta a que muchas personas que nunca desarrollan demencia tienen placas de beta amiloide.

Según la nueva definición del alzhéimer (o continuum del alzhéimer, según la nueva terminología) estas personas pueden llegar a recibir la noticia de que tienen “cambios patológicos de alzhéimer”.

El susto sería de los grandes para al final, nunca desarrollar la enfermedad. El profesor de Neurología Sam Gandy, que pertenece al hospital Mount Sinai, en Nueva York, EE.UU, no ve en este punto una crítica de peso. En su opinión:

“Si nos alejamos de esta situación desafiante porque no podemos acostumbrar al público a las implicaciones inciertas de las exploraciones de amiloide, habremos desperdiciado un siglo de ciencia en la demencia”.

Otros apuntan a que, aunque se ha insistido en que este enfoque solo es para el campo de la investigación científica, el público general, influido por los medios, puede quedarse solo con el mensaje de que hay pruebas diagnósticas tempranas e irá a solicitarlas a su médico.

Pero, ¿para qué están los médicos si no es para orientar adecuadamente a sus pacientes?

Por lo pronto, la Asociación de Alzhéimer y el Instituto Nacional de Envejecimiento insisten en que esta es solo una propuesta que todavía hay que validar en diversas poblaciones y modificarse, de ser necesario.

También te puede interesar leer: El alzhéimer y los cinco sentidos, ¿Qué sucede?

Fuentes y referencias

Alzheimer’s Association (2018): Alzheimer’s disease redefined: New research framework defines Alzheimer’s by brain changes, not symptoms. En https://www.sciencedaily.com/releases/2018/04/180410084236.htm

Clifford R. Jack Jr. (2018): NIA-AA Research Framework: Toward a biological definition of Alzheimer’s disease. Alzheimer’s & Dementia. En http://www.alzheimersanddementia.com/article/S1552-5260(18)30072-4/fulltext

Roger, Sergel (2018): New Alzheimer’s Definition and the Clinician. En https://www.medpagetoday.com/neurology/alzheimersdisease/72276

Búsqueda por etiquetas:, ,