En la EM, los fármacos modificadores de la enfermedad de primera generación no aumentan el riesgo de infecciones


Los fármacos modificadores de la enfermedad (DMTs) de segunda generación sí se asociaron a mayor riesgo de infecciones en pacientes con esclerosis múltiple, en especial natalizumab.

infecciones en pacientes con vih

Que los fármacos modificadores de la esclerosis múltiple están entre las mejores cosas que han ocurrido en el campo de la neurología en las últimas décadas es cierto. Que muchos pacientes terminan temiéndoles, también.

El temor surge precisamente de la cara B de los DMTs, sus efectos adversos.

Entre esas consecuencias indeseadas está el aumento del riesgo de infección, un tema que sobre el que quiso indagar más profundamente un grupo de investigadores canadienses, que analizó si los DMTs de primera y segunda generación realmente elevaban ese riesgo.

Los resultados del estudio, publicado recientemente en la revista J Neurol Neurosurg Psychiatry, reflejan un escenario familiar: el perfil de seguridad de los DMTs de primera generación es más benigno que el de los fármacos de segunda generación.

¿Qué fármacos aumentan más el riesgo? ¿A qué infecciones nos referimos? Sigue leyendo, enseguida te ponemos al día.

También te puede interesar leer: Siponimod para la esclerosis múltiple secundaria progresiva, resultados ¿modestamente positivos?

¿Cómo se realizó el estudio?

Los investigadores analizaron una base de datos de salud de la población de Columbia Británica en Canadá, llegando a identificar 6793 casos de EM.

Analizaron específicamente si había diferencias entre las infecciones reportadas entre las personas que recibieron fármacos modificadores de la enfermedad en al menos una ocasión (1716 casos) y aquellas que nunca habían recibido este tipo de terapia.

Además, también analizaron si había diferencias en el riesgo de infección teniendo en cuenta si era una DMTs de primera generación o de segunda generación.

El análisis de datos abarcó el periodo de 1996 a 2013.

¿Qué fármacos fueron analizados?

reducir el riesgo de LMP en la esclerosis múltiple

Los fármacos de primera generación:

  • Interferón beta
  • Acetato de glatirámero

Entre los fármacos de segunda generación fueron evaluados:

  • Natalizumab
  • Fingolimod
  • Dimetilfumarato

También te puede interesar leer: Terapia con células madre para la esclerosis múltiple vuelve a mostrar resultados alentadores

¿Qué observaron?

Los fármacos de primera generación no se asociaron a mayor riesgo de infecciones. Incluso en el caso del interferón beta, su uso se vinculó a menor riesgo de neumonía, algo que ya se había observado con anterioridad.

El escenario fue diferente en el caso de los DMTs de segunda generación, que parecen aumentar el riesgo de infección hasta en 47% en comparación con el riesgo de los pacientes que no estuvieron bajo terapia con DMTs.

Cuando analizaron de forma particular el fármaco natalizumab, ese riesgo se elevó hasta 59%.

¿Qué tipos de infecciones fueron investigadas?

infecciones en pacientes con esclerosis múltiple

Se analizaron:

  • Infecciones de las vías respiratorias altas.
  • Infecciones del sistema urinario.
  • Infecciones de la piel y el tejido subcutáneo.
  • Bronquitis y bronquiolitis.
  • Neumonía

Analizando el riesgo para cada tipo de infección, resultó que las DMTs de segunda generación se asociaban a un riesgo aumentado del 58% de las vías respiratorias altas (en relación a las personas que no recibieron terapia con DMTs).

El estudio además encontró que ninguna de las DMTs analizadas aumenta el riesgo de infecciones del sistema urinario, de la piel o de bronquitis.

Los datos de la vida real, otra forma de seguir evaluando el perfil de seguridad de un fármaco

Investigaciones como esta tienen el mérito de continuar evaluando en la vida real el perfil de seguridad de un fármaco; una vez que ha salido al mercado y es usado por miles de personas.

El control sobre la información que se recoge es mucho menor que en un ensayo clínico controlado, pero su utilidad es innegable.

En este estudio en particular, los investigadores reconocen que el número de personas bajo tratamiento con DMTs de segunda generación fue muy bajo, lo que pudo haber influido en las conclusiones finales.

A otros grupos de investigación les corresponderá analizar otras poblaciones de pacientes y seguir indagando por el impacto de los fármacos una vez llegan a ser usados por miles pacientes.

También te puede interesar leer: Enfermedad de Marburg: una extraña variante de la esclerosis múltiple

Fuentes y referencias

Wijnands JMA, Zhu F, Kingwell E, et al

Disease-modifying drugs for multiple sclerosis and infection risk: a cohort study

J Neurol Neurosurg Psychiatry Published Online First: 30 March 2018. doi: 10.1136/jnnp-2017-317493

Búsqueda por etiquetas: