Los traumatismos craneoencefálicos aumentan hasta 83% el riesgo de párkinson


Un estudio que analizó información de veteranos de guerra estadounidenses concluyó que los traumatismos craneoencefálicos aumentan el riesgo de párkinson. En el caso de los traumatismos leves el riesgo aumenta 56%, si el traumatismo es moderado-severo, el riesgo escala a 83%.

traumatismos craneoencefálicos aumentan el riesgo de párkinson

Desde hace años se está desarrollando una intensa investigación alrededor de las consecuencias a largo plazo de los traumatismos craneoencefálicos, eventos que se han asociado a más riesgo de alzhéimer y de encefalopatía traumática crónica, dos enfermedades que provocan demencia.

Los traumatismos craneoencefálicos se producen cuando el cerebro es dañado, ya sea porque la cabeza golpea un objeto o porque un objeto logra penetrar al tejido cerebral.

Entre las causas más frecuentes de TCE están los accidentes automovilísticos, las actividades deportivas en las que la cabeza está expuesta a golpes y las caídas, siendo este último factor una causa común de TCE en adultos mayores.

Los resultados de una nueva investigación, publicada en la revista Neurology, muestran con contundencia algo que ya se había observado con anterioridad: los TCE aumentan el riesgo de enfermedad de Parkinson, incluso cuando estos son leves.

También te puede interesar leer: Cientos de muertes de pacientes de párkinson levantan dudas sobre la seguridad de un fármaco

Más casos de párkinson entre los veteranos de guerra que experimentaron TCE

golpes en la cabeza párkinson

Para estudiar los riesgos a largo plazo de los TCEs, específicamente los TCEs leves, los investigadores analizaron una base de datos de salud de veteranos de guerra estadounidenses, grupo de elevado riesgo de experimentar traumatismos craneales.

Eligieron para el estudio todos los casos reportados de TCE entre los años 2002 y 2004 y posteriormente eligieron igual cantidad de veteranos que no habían experimentado TCE, los que constituyeron el grupo control. En total 325,870 personas.

En esa primera elección de la muestra, ninguna persona padecía de párkinson o demencia.

Por TEC leve se consideró:

  • Pérdida de la consciencia menor a 30 minutos.
  • Alteración de la conciencia momentánea o durante menos de 24 horas.
  • Pérdida de la memoria de los eventos inmediatamente anteriores al traumatismo y posteriores que dura menos de 24 horas.

Por TCE moderado-severo consideraron:

  • Pérdida de la consciencia superior a 30 minutos.
  • Alteración de la de la conciencia durante más de 24 horas.
  • Pérdida de la memoria de los eventos inmediatamente anteriores al traumatismo y posteriores que dura más de 24 horas.

Los investigadores buscaban conocer si existían diferencias en el porcentaje de personas afectadas por párkinson en ambos grupos a medida que pasaban los años (4.6 años como media).

También te puede interesar leer: 8 +1 recomendaciones básicas para personas que viven con enfermedad de Parkinson

El TEC leve aumenta en 56% el riesgo de párkinson

Y sí, resultó que en el grupo de personas con TEC los casos de párkinson fueron más frecuentes. Tanto que la incidencia de la enfermedad en ellos fue de 0.58% (949 casos), mientras que en el grupo que no experimentó TEC la incidencia fue de 0.31% (513 casos).

Incluso se detectó una correlación entre la severidad del TEC y la incidencia de párkinson: en el TEC leve esta fue de 0.47% y en el TEC severo-moderado de 0.75%.

Después de tomar en cuenta varios factores que pueden influir en los resultados, los investigadores concluyeron que el TCE leve aumenta hasta 56% el riesgo de párkinson y el TEC moderado-severo 83%.

También te puede interesar leer: Alteraciones del habla en la enfermedad de Parkinson

La importancia de prevenir los TCEs

Si en algo insisten los autores de este estudio, es en la importancia de prevenir los golpes en la cabeza.

Sus consecuencias pueden no ser evidentes de forma inmediata (en el caso de que sean leves), pero a largo plazo se está observado que influyen en la salud cerebral.

En palabras de Raquel C. Gardner, la autora principal de la publicación:

“Este estudio destaca la importancia de la prevención de conmociones cerebrales, el seguimiento a largo plazo de las personas con conmoción cerebral y la necesidad de estudios futuros para investigar si existen otros factores de riesgo para la enfermedad de Parkinson que puedan modificarse después de una conmoción cerebral”.

En la actualidad hay líneas de investigación que buscan identificar los mecanismos patológicos que desencadena un TCE y que aumentan el riesgo de neurodegeneración.

Además, otros estudios persiguen la creación de terapias inmediatas que frenen los mecanismos que hasta ahora se han identificado.

También te puede interesar leer: Si estás bajo tratamiento para el párkinson, estas son algunas interacciones farmacológicas que debes evitar

Fuentes y referencias

Gardner, Raquel C. et al (2018): “Mild TBI and risk of Parkinson disease”.  Neurology 10.1212/WNL.0000000000005522. Web. 19 April. 2018.

American academy of neurology (2018): A single concussion may increase risk of Parkinson’s disease. En https://www.eurekalert.org/pub_releases/2018-04/aaon-asc041518.php

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!

Búsqueda por etiquetas:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.