Qué NO es el alzhéimer: cuatro puntos para conocer mejor la enfermedad


El alzhéimer es tantas cosas que llegamos a perdernos en la fina línea de lo que es y lo que no es. No es algo que se pueda controlar y tampoco una enfermedad sin tratamiento. Identificar los “no es” del alzhéimer es tan importante como conocer su realidad.

Dicen que es más fácil saber qué no somos que conocer aquellos que sí nos define. Y que por el camino de aprender (eso que llaman vida) se cometen muchos errores.

Con las enfermedades puede suceder que tenemos demasiado claro qué son, tan claro que muchas veces llegamos a creer cosas que en realidad no son propias de esa enfermedad.

El alzhéimer es un excelente ejemplo en el que las creencias erróneas campan a sus anchas. Por eso en este artículo vamos a hablarte sobre lo que el alzhéimer NO es.

También te puede interesar leer: ¿Eres amigo de una persona con alzhéimer? 5 ideas para ayudarle

Que no, esto no es parte del alzhéimer

El alzhéimer no es una enfermedad que el enfermo pueda controlar

Puede suceder que al inicio de la enfermedad el enfermo pase por periodos de aparente normalidad y sin embargo, un día cualquiera, tiene una idea paranoide estilo “me robaron el dinero que dejé en la mesa de noche”.

Claro, la familia o cuidadores que lo estaban viendo tan bien, ahora intentan convencerle, utilizando la lógica, de que eso no sucedió así. Ellos llegan a sentir que él es completamente capaz de comprender que algunas ideas son absurdas y que no debe decirlas más.

¿Pero sabes algo? El alzhéimer no es algo que el enfermo pueda controlar, no es una enfermedad de la que simplemente se puede ser consciente y decir “voy a intentar memorizar mejor” o “tengo que estar atento porque si no me voy a perder”.

Ojo; al inicio los afectados por la enfermedad intentan hacerlo y son conscientes de sus déficits, de ahí el predominio de alteraciones emocionales como la depresión y la ansiedad, pero rápidamente la consciencia sobre el propio estado se pierde.

Y en la situación hipotética de que no se perdiera ese conocimiento de estar padeciendo alzhéimer, repetimos, igualmente el enfermo no es capaz de controlar sus síntomas, lo mismo que una persona con una cardiopatía no puede controlar los suyos.

También te puede interesar leer: Los 6 primeros síntomas del alzhéimer y cómo puedes detectarlos

El alzhéimer no es el resultado de una sustancia externa específica

La prensa constantemente está anunciando que se descubrió que X sustancia, alimento o actividad (o falta de ella, para ser más exactos) causa alzhéimer.

Y eso es, como mínimo, incorrecto. Nadie ha demostrado hasta el momento que un solo factor, dígase alimentos, sustancias tóxicas o microorganismo infecciosos causen la enfermedad.

Se han hallado asociaciones que indican que uno de esos factores puede aumentar el riesgo de desarrollar alzhéimer, pero no que lo cause.

De hecho, a estas alturas del conocimiento de la enfermedad pocos esperan que se descubra una única causa del alzhéimer, sino que esta parece ser el resultado de muchas variables.

También te puede interesar leer: Causas y factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer

alzheimer que es

El alzhéimer no es una enfermedad con cura en la actualidad

Ni la tiene escondida una farmacéutica, ni la venden en una clínica de China ni está en lo más profundo de la Amazonía.

Simplemente ahora mismo no hay una cura y cuando se proyecta la idea de que sí, el enfermo en fase leve y su familia se sienten desesperados y desencantados porque no está llegando a ellos.

Es el caldo de cultivo para que muchos acudan a opciones de tratamiento no probadas, por ejemplo, las terapias con células madre, con el consecuente desembolso económico y, lamentablemente, la desilusión de ver cómo las expectativas no se han cumplido en muchos casos.

También te puede interesar leer: Tratamiento de la enfermedad de Alzheimer: lo más importante que debemos conocer

El alzhéimer no es una enfermedad sin tratamiento

Acabamos de decir que cura en la actualidad no tiene, pero que no tenga cura no quiere decir que no tenga opciones de tratamiento en el mercado.

Existen medicamentos aprobados para tratar el alzhéimer que ayudan a controlar los síntomas por un periodo de tiempo modesto y también existen tratamientos no farmacológicos que contribuyen a mantener al enfermo en la mejor forma en la que puede estar, teniendo en cuenta la fase de la enfermedad.

Ambos enfoques son importantes en igual medida. Si quieres saber más sobre el tratamiento del alzhéimer, tal vez te resulte interesante leer un artículo que escribimos anteriormente sobre ese tema y que puedes visitar aquí.

¿Tienes alguna otra idea sobre lo que el alzhéimer NO es? Si es así, no dudes en escribirlo en los comentarios y ayudar a otros a conocer mejor la enfermedad.

También te puede interesar leer: Alzheimer, infecciones del tracto urinario y alteraciones de conducta: una asociación que debes tener muy presente

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: