¿Cuál es exactamente la relación del párkinson con la dopamina?


Las alteraciones en los niveles neuronales de dopamina permiten explicar en buena medida los síntomas y el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

parkinson dopamina

Buena parte de los trastornos del sistema nervioso, incluyendo la depresión, enfermedades neurodegenerativas y la esquizofrenia, pueden ser explicados en base a los cambios en neurotransmisores vitales para cumplir las funciones neuronales.

Entre ellos destaca la dopamina, clave en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson.

Son varias las alteraciones vinculadas al déficit de dopamina, cuya identificación ha permitido crear medicamentos muy eficaces para combatir los síntomas de la enfermedad, aunque los efectos adversos suelen estar presentes.

Es sobre el papel de la dopamina en esta enfermedad de lo que hablaremos a continuación.

También te puede interesar leer: Fisiopatología del párkinson: conoce qué ocurre en el cerebro del enfermo

¿Qué es la dopamina?

Es una sustancia de bajo peso molecular que actúa como neurotransmisor en el sistema nervioso central. Es decir, es una molécula que permite la comunicación funcional entre dos neuronas y permite regular una serie de funciones.

Se obtiene a partir de un aminoácido no esencial (ya que puede ser sintetizado en nuestro organismo) llamado tirosina.

La dopamina regula gran cantidad de funciones en el cerebro y aquellas neuronas que se encargan de liberar esta sustancia se conocen como neuronas dopaminérgicas. Participan en el comportamiento, la motivación, memoria, aprendizaje y actividad motora, entre otras funciones.

Las neuronas dopaminérgicas pueden encontrarse en varias partes del sistema nervioso, pero son abundantes en condiciones normales en la vía nigroestriada.

Esta vía está constituida por un grupo de neuronas que comunican la sustancia negra del mesencéfalo (es decir, la porción superior del tallo o tronco encefálico) con el cuerpo estriado, un componente de los ganglios basales, estructuras que regulan la actividad motora.

También te puede interesar leer: ¿Enfermo de párkinson? Entra y conoce la dopamina

¿Qué tiene que ver el párkinson con la dopamina?

parkinson y dopamina relación

“Neurotransmisores” por Arran Lewis.

Buena parte de los síntomas relacionados con el párkinson son motores. Esto es, por supuesto, la lentitud del movimiento, los temblores y la rigidez muscular.

Se piensa que la causa de estos trastornos es la degeneración (por mecanismos desconocidos) de neuronas dopaminérgicas de la vía nigroestriada comentada anteriormente.

Recordando que los ganglios basales son estructuras destinadas a regular buena parte de la función motora, cualquier alteración en las neuronas que influyen sobre dichas estructuras puede condicionar importantes alteraciones de la motricidad.

También te puede interesar leer: Complicaciones y efectos secundarios de los medicamentos para el párkinson

¿Cuál es la importancia de esta información?

relación del parkinson con la dopamina

“Levodopa” por Sue Snell

El descubrimiento del papel de la dopamina en la enfermedad de Parkinson permitió explorar un nuevo mundo de opciones terapéuticas, debido a que permitió crear medicamentos especialmente destinados a combatir los síntomas de la enfermedad.

El uso de la levodopa, un precursor de la dopamina, se ha convertido en la base del tratamiento de esta entidad. Si el paciente ingiere este medicamento, es posible aumentar los niveles de dopamina en el sistema nervioso para intentar amortiguar un poco la falta de neuronas dopaminérgicas.

Sin embargo, existen numerosas proteínas en el cuerpo conocidas como enzimas que se encargan de degradar la levodopa, disminuyendo sus efectos farmacológicos. Es por eso que generalmente se indica un inhibidor de esas enzimas, como la carbidopa.

Existe una gran cantidad de efectos secundarios del tratamiento con levodopa que deben ser considerados. Entre ellos destacan los movimientos incontrolados, dolor abdominal y cierto estado de agitación o inestabilidad emocional.

Otro de los efectos adversos más temidos es la psicosis. Sucede que este trastorno (definido como alteración en la percepción de la realidad) también es causado por alteraciones en los niveles de dopamina. A diferencia del párkinson, se produce por un exceso de la misma. Ejemplo de este trastorno es la esquizofrenia.

Cuando los pacientes ingieren medicamentos que aumentan los niveles centrales de dopamina, como la levodopa, están en riesgo de sufrir psicosis agudas.

Estos incluyen delirios, hostilidad, alucinaciones visuales, trastornos del sueño, crisis de pánico y mucha ansiedad. Será en este momento en el que el médico decidirá si continuar la medicación con dosis más bajas o suspender temporalmente el tratamiento.

También te puede interesar leer: 7 mitos sobre la levodopa que todo enfermo de Parkinson debe conocer

Fuentes y referencias:

Longo DL, Fauci AS, Kasper DL, Hauser SL, Jameson JL, Loscalzo J, editores. Harrison principios de medicina interna. Vol 2. 18a ed. México: McGraw‐Hill; 2012.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: