Demencia cortical y subcortical, ¿qué las caracteriza?


Las demencias corticales y subcorticales son entidades neuropsiquiátricas muy conocidas y cuya diferencia radica en los síntomas y el origen anatómico del trastorno.

demencia en la enfermedad de Huntington

Las alteraciones cognitivas propias de los pacientes con enfermedad de Alzheimer y párkinson se deben a la afección de estructuras principalmente formadas por sustancia gris, tanto en la corteza cerebral como en el tejido subcortical del cerebro.

Estas son muy frecuentes en la población y el impacto económico, social y familiar es considerable en cada una de ellas.

La mayoría afecta a los adultos mayores salvo algunas excepciones y formas clínicas atípicas que se manifiestan en edades más tempranas.

Es sobre las principales características de las demencias corticales y subcorticales de lo que hablaremos a continuación.

También puede interesar leer: 5 demencias no causadas por enfermedad de Alzheimer

¿Qué son las demencias?

Son un conjunto de alteraciones neurológicas que afectan considerablemente las capacidades cognitivas del individuo, especialmente aquellas que le permiten el cuidado personal y la interacción con el entorno.

Dependiendo del tipo, hay cierto grado de reversibilidad de los síntomas, aunque el curso de la enfermedad suele ser progresivo.

También puede interesar leer: Procesos cognitivos ¿Qué son? Despeja tus dudas de una vez

¿Cómo se clasifican las demencias?

En base a las características clínicas y la alteración patológica subyacente, es posible distinguir las demencias corticales y subcorticales.

La corteza es la porción más externa del cerebro y está formada por sustancia gris, la cual se encarga del procesamiento de la información proveniente del exterior, la interpretación de la misma y la elaboración de una respuesta (“orden”) que es enviada hacia diversos órganos y sistemas.

Por otro lado, todo aquel tejido que quede internamente a la corteza se denomina subcorteza, la cual está formada tanto por sustancia blanca como sustancia gris. Generalmente, cuando se hace referencia a las demencias, estas afectan la sustancia gris.

En el caso de las demencias corticales destaca la enfermedad de Alzheimer, la demencia frontal y la enfermedad de Pick. Por otro lado, las demencias subcorticales se relacionan con la enfermedad de Parkinson, entre otros trastornos que se manifiestan en edades más tempranas.

También te puede interesar leer: Demencia senil síntomas, tipos, causas y tratamientos

¿Qué caracteriza a las demencias corticales?

Estas pueden presentarse como un síndrome frontotemporal, temporoparietal o una combinación de ambos. Esto quiere decir que los signos y síntomas de cada enfermedad van a depender del grado de afección de la corteza frontal, temporal y parietal, según sea el caso.

Por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer es una de las más conocidas entidades neurodegenerativas caracterizada a nivel microscópico por la presencia de placas seniles (formadas por depósitos de una sustancia llamada beta amiloide), ovillos neurofibrilares y placas neuríticas.

El curso de la enfermedad es desfavorable en virtud de su irreversibilidad, comprometiendo las funciones cognitivas a medida que avanza la edad, afectando las habilidades sociales y conductuales del paciente hasta un grado de deterioro tal que la comunicación, la alimentación y la memoria se ven seriamente limitadas.

El diagnóstico de esta entidad generalmente se confunde con los cambios propios de la vejez. Sin embargo, algunas alteraciones en los estudios de neuroimagen y exámenes moleculares permiten hacer el diagnóstico diferencial.

También te puede interesar leer: Los 6 primeros síntomas del alzhéimer y cómo puedes detectarlos

¿Qué caracteriza a las demencias subcorticales?

demencia asociada a la enfermedad de Parkinson

Generalmente, la lesión anatómica inicial se encuentra a nivel del tálamo, en los ganglios basales (unas estructuras de sustancia gris subcortical que participan en la actividad motriz) y en la región superior del tallo encefálico (específicamente el mesencéfalo).

Los síntomas principales involucran trastornos del movimiento conocidos como bradiquinesia, alteraciones cognitivas y compromiso de las relaciones sociales y estado de ánimo.

Un ejemplo representativo lo incluye la enfermedad de Parkinson, una patología muy común en la población general y que, al igual que la enfermedad de Alzheimer, suele afectar a individuos mayores.

Se trata de un trastorno cuyas características clínicas más representativas son el deterioro del movimiento, el temblor en reposo y la rigidez.

Sin embargo, los síntomas que la relacionan con las demencias son los trastornos neuropsiquiátricos y del sueño. Estos incluyen la depresión, insomnio, fragmentación del sueño, disfunción sensorial y autonómica.

También te puede interesar leer: Demencia asociada a la enfermedad de Parkinson. Síntomas, causas y tratamientos

Fuentes y referencias:

Domínguez M, et al. Revisión teórica sobre las demencias de tipo cortical. Revista Electrónica de Psicología Iztacala. Volumen 15, Número 1.

Búsqueda por etiquetas:,