Los ojos no son espejos del alma, sino de la demencia y estos tres estudios te lo muestran


Tres artículos científicos publicados recientemente coinciden en señalar que en la retina se pueden encontrar indicadores de deterioro cognitivo y alzhéimer.

ojos demencia

Crédito de imagen: Csincsik L, et al., 2018

Cuando el río sueña puede traer piedras o a saber, pero algo trae. Y los ojos se han convertido en un río que suena mucho porque dicen que trae las señales del deterioro cognitivo, el alzhéimer y la demencia desde años antes de que se realice un diagnóstico oficial.

Ya hay hasta una startup que está construyendo un instrumento diagnóstico del alzhéimer que utiliza biomarcarcadores presentes en la retina.

En su última ronda de financiación, esta empresa emergente, llamada NeuroVision, logró un capital de 11 millones. La ciencia sigue señalando que el camino no está equivocado, más bien todo lo contrario.

Recientemente han sido publicados tres estudios científicos, dos de ellos en la revista JAMA Neurology y uno en Journal of Ophthalmic Research que han hallado cambios en la retina de las personas con deterioro cognitivo y alzhéimer que las diferencia de otros sujetos sanos.

También te puede interesar leer: Detectar el alzhéimer mediante los ojos y el olfato

¿Qué han encontrado?

Neurovision alzheimer

Estudio 1

En la investigación publicada en Journal of Ophthalmic Research se utilizó una tecnología llamada imagen retinal de campo ultra amplio (UWF™) que permitió observar anormalidades en las drusas de las personas con alzhéimer (59 pacientes estudiados).

Las drusas son depósitos amarillos de grasas, proteínas y minerales que se acumulan en la retina.

A medida que envejecemos las drusas se hacen más comunes, pero en esta investigación se encontró que en las personas afectadas por alzhéimer, los depósitos de drusas en la zona periférica de la retina eran mayores, sobre todo un tipo específico de drusas.

A lo anterior se une que también detectaron cambios vasculares particulares en la retina de los enfermos.

Estudio 2

En uno de los artículos publicados en JAMA Neurology, los investigadores analizaron datos sobre el grosor de las capas de las fibras nerviosas de la retina de más de 500 000 personas entre 40 y 69 años.

Observaron que un menor grosor de estas capas al comienzo del estudio se asoció a un peor funcionamiento de procesos como la memoria o la atención (funcionamiento cognitivo).

Más interesante aún, en el transcurso de tres años observaron que «aquellos con menor grosor de las capas de las fibras nerviosas de la retina tenían el doble de probabilidades de experimentar deterioro cognitivo »

Estudio 3

Y nos vamos al tercer artículo, también publicado en JAMA Neurology y que también analizó el grosor de las capas de las fibras nerviosas de la retina.

El análisis se realizó en una población de 3289 holandeses, a los cuales se les siguió durante varios años.

En este caso los investigadores concluyeron que « la disminución del grosor de las capas de las fibras nerviosas de la retina se asocia con un mayor riesgo de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer»

Lo que «sugiere que la neurodegeneración de la retina puede servir como un biomarcador preclínico para la demencia».

También te puede interesar leer: ¿Detectar temprano el alzhéimer en los ojos? Este mes comienzan a probar si es posible

¿Servirían estos resultados para crear una prueba diagnóstica para la demencia o el alzhéimer?

ojos demencia alzheimer

Actualmente, no. Los cambios detectados no ocurren solo en las personas con alzhéimer, de ahí que una prueba basada en estos biomarcadores tendría que lograr una especificidad que ahora mismo se antoja difícil.

Lo cual no cierra la puerta a que en el futuro sí se puedan diseñar instrumentos diagnósticos en base a los marcadores identificados.

Más atractiva luce la vía que está explotando la startup californiana NeuroVision, tomando como biomarcador la acumulación en la retina de una proteína tóxica asociada al alzhéimer.

También te puede interesar leer: 4 causas de cefalea ocular que probablemente no conocías

Fuentes y referencias

Csincsik L, MacGillivray T, J, Flynn E, Pellegrini  E, Papanastasiou G, Barzegar-Befroei N, Csutak A, Bird A, C, Ritchie C, W, Peto T, Lengyel I (2018): Peripheral Retinal Imaging Biomarkers for Alzheimer’s Disease: A Pilot Study. Ophthalmic Res

Ko F, Muthy ZA, Gallacher J, et al. (2018): Association of Retinal Nerve Fiber Layer Thinning With Current and Future Cognitive DeclineA Study Using Optical Coherence Tomography. JAMA Neurol.  doi:10.1001/jamaneurol.2018.1578

Mutlu U, Colijn JM, Ikram MA, et al. (2018): Association of Retinal Neurodegeneration on Optical Coherence Tomography With DementiaA Population-Based Study. JAMA Neurol.  doi:10.1001/jamaneurol.2018.1563

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: