Sistema nervioso autónomo: el control de lo involuntario


El sistema nervioso autónomo es una subdivisión encargada del mantenimiento de las funciones corporales inconscientes, siendo responsable del mantenimiento de la vida.

sistema nervioso autónomo

Un diagrama de flujo que muestra el proceso de estimulación de la médula suprarrenal que la hace liberar adrenalina, que además actúa sobre los adrenoreceptores, lo que lleva a una mayor actividad simpática. Por http://www.scientificanimations.com/wiki-images/ en Wikipedia.org

La gran mayoría de las acciones que desencadenan todos los órganos y tejidos son completamente involuntarias, siendo situaciones que involucran desde cambios en la presión arterial hasta movimientos intestinales rutinarios.

Para garantizar que estas funciones se realicen adecuadamente, es necesario la presencia de un ente regulador.El sistema nervioso autónomo es el encargado de controlar estas funciones, y es sobre esto de lo que hablaremos a continuación.

También te puede interesar leer: ¿Cuáles son los distintos tipos de neuronas?

¿Cuáles son las principales características del sistema nervioso autónomo?

Para lograr un mayor nivel de eficiencia, el sistema nervioso autónomo se divide en dos partes: el sistema nervioso simpático y el parasimpático.

Cada uno de ellos actúa a través de largas fibras nerviosas que permiten ejecutar funciones opuestas. Sin embargo, la diferencia no solo es funcional, sino que también existen elementos anatómicos que permiten clasificar a estos sistemas.

Para ello, es importante considerar la distribución general de las neuronas del sistema nervioso autónomo. Por lo general, todas salen de la médula espinal en distintos segmentos, dependiendo de la estructura anatómica que se vaya a inervar.

Además, para poder llegar a una determinada región, todas las neuronas emitidas deben hacer “sinapsis” en unas estructuras denominadas ganglios.

Estos ganglios son una especie de “cavidades” que permiten la comunicación funcional entre dos neuronas. Una de ellas es la que viene desde la médula espinal, llamada neurona presináptica, mientras que la otra viene después, llamada neurona postsináptica.

En esta comunicación llamada sinapsis intervienen neurotransmisores que desencadenan una serie de reacciones químicas en cascada muy fuertes.

Dependiendo de la localización de los ganglios y de la longitud de las fibras, es posible hacer una nueva distinción. El sistema nervioso simpático utiliza fibras provenientes de la porción torácica y lumbar de la médula espinal, mientras que el parasimpático proviene de la región craneal y sacra de la misma estructura.

También te puede interesar leer: Qué es el sistema nervioso entérico (y qué neurotransmisores predominan en él)

Sistema nervioso simpático y parasimpático: diferencias funcionales

Inervación parasimpática. Por Blausen.com staff (2014). “Medical gallery of Blausen Medical 2014

Como se mencionó anteriormente, estos llevan a cabo funciones totalmente opuestas para asegurar la “estabilidad” u “homeostasis” del organismo.

Mientras uno se encuentra activo predominantemente en las situaciones estresantes de lucha o huida (el sistema simpático), el otro aparece en las situaciones de calma, relajación y tranquilidad (el sistema parasimpático). Estos dependen el uno del otro para su adecuado funcionamiento.

Por ejemplo, el sistema nervioso simpático logra estos efectos actuando directamente sobre los vasos sanguíneos, los músculos y el corazón. De esta manera se logra aumentar la presión arterial y distribuir el flujo sanguíneo adecuadamente, aumentar las contracciones musculares, la frecuencia cardíaca y la fuerza de contracción del miocardio para permitir una adecuada oxigenación de los tejidos.

El sistema parasimpático también influye sobre los mismos tejidos, pero provocando las reacciones contrarias. En términos generales, relajación y tranquilidad.

Sin embargo, ¿cómo puede ser posible que dos fibras nerviosas que incidan sobre un mismo tejido tengan efectos distintos? Esto puede ser fácilmente explicado por la presencia de neurotransmisores.

El papel de los neurotransmisores en el sistema nervioso autónomo

tipos de neuronas

Dependiendo del tipo de sustancia que sea liberada para garantizar una adecuada función, se habla de neuronas colinérgicas si la sustancia liberada es acetilcolina, o adrenérgicas si la sustancia liberada es adrenalina o noradrenalina. El primer caso es el del sistema nervioso parasimpático, mientras que el simpático suele utilizar las últimas sustancias.

La interacción de estas sustancias liberadas por las neuronas presinápticas con receptores específicos en la neurona postsináptica permite desencadenar una serie de reacciones moleculares que llevan, a la larga, a la ejecución de una determinada función.

También te puede interesar leer:  Así se relacionan intestino y sistema nervioso

Existen algunas enfermedades del sistema nervioso autónomo

Muchas patologías primarias o secundarias del sistema nervioso pueden causar alteraciones en este sistema. Estas producen, entre otros signos, desbalances en el manejo de las secreciones corporales, la tensión arterial, frecuencia cardíaca y respiratoria, además del hábito evacuatorio y miccional.

Este grupo de patologías pueden englobarse dentro de las disautonomías y son causadas por una gran cantidad de patologías, entre ellas la diabetes mellitus, por acumulación de glucosa en los nervios autonómicos.

También te puede interesar leer: Disautonomías, las señales de que el sistema nervioso autónomo está dañado

Fuentes y referencias:

Arthur C. Guyton, John E Hall. Tratado de Fisiología Médica. 12a Ed. Ed. Elsevier. Barcelona (2011).

 

Búsqueda por etiquetas: