Lesión medular, una peligrosa afección neurológica


Las lesiones medulares agudas y crónicas producen daños generalmente irreversibles en los pacientes causantes de discapacidades de difícil manejo.

Crédito de imagen: Андрей Королев 86. En Wikimedia Commons.

La médula espinal es un órgano protegido por toda la columna vertebral, que se encarga de servir de puente entre la información proveniente del exterior, que asciende hacia el sistema nervioso central, y también de aquella que viaja en sentido contrario.

Por tal motivo, esta estructura se encarga del mantenimiento de muchas funciones corporales de carácter vital. Las lesiones producidas en cualquiera de sus niveles provocan daños graves que pueden comprometer severamente la vida del paciente.

A continuación comentamos algunos aspectos resaltantes de esta patología.

También te puede interesar leer: Tratamiento para la lesión medular resulta eficaz en primates no humanos

¿Qué ocurre después de experimentar un traumatismo medular?

lesión medular

Independientemente de la causa, se han logrado identificar varias etapas luego de un traumatismo medular. Estas se conocen como lesión medular primaria y secundaria.

Inicialmente, se produce una lesión medular primaria producida por la transmisión de energía mecánica al órgano, lo cual conduce a la producción de hemorragia, ruptura y muerte celular.

Por lo general es originada por los elementos óseos de la columna vertebral, que también se encuentran en estrecha relación con estructuras formadas por tejido conectivo como los ligamentos y discos intervertebrales.

Ese conjunto de cambios llevan eventualmente a la aparición de la lesión medular secundaria, en la cual predominan fenómenos de alteración vascular, edema (hinchazón) y un déficit en la irrigación del tejido (es decir, se compromete el adecuado flujo de oxígeno al órgano). Esta fase se caracteriza por alteraciones bioquímicas dadas por la liberación de sustancias que favorecen la lesión neuronal.

También te puede interesar leer: e-dermis, la piel electrónica que confiere sentido del tacto a una prótesis de mano

¿Qué sucede internamente en la médula espinal luego de la lesión?

En un primer momento (las primeras dos horas) se produce la inflamación de la médula que se suele asociar a hemorragias locales que pueden ser pequeñas o no visibles. Es importante comentar que no siempre pueden verse alteraciones en esta etapa con los estudios de imagen, como la resonancia magnética.

Posteriormente se desencadena un conjunto de alteraciones bioquímicas como alteraciones en los niveles de sustancias cargadas eléctricamente (iones) como el calcio, cuya acumulación intracelular induce daño y muerte celular.

Otras moléculas conocidas como radicales libres son capaces de unirse a la membrana que rodea las células lesionadas y producir lesiones irreversibles.

¿Cómo se maneja inicialmente una emergencia de este tipo?

lesion medular tratamiento

Debido a que la médula espinal controla una gran cantidad de funciones vitales, es importante tratar a los pacientes en un centro de referencia capaz de mantener la vida en caso de que exista un compromiso cardiovascular o metabólico severo.

El soporte ventilatorio es vital, ya que si se origina una depresión respiratoria asociada a déficit de oxígeno en sangre, puede comprometerse aún más el tejido medular. Adicionalmente, podrían producirse efectos indeseables en otros órganos previamente sanos.

Las alteraciones en el mantenimiento de la presión arterial son comunes, por lo que para evitar este tipo de complicaciones deben administrarse fármacos adecuados que actúen sobre el sistema cardiovascular y prevengan las complicaciones hemodinámicas.

También te puede interesar leer: Las novedades tecnológicas para la salud cerebral que destacaron en CES 2018

¿Cómo es la evolución de los pacientes con lesión medular?


Como se ha comentado anteriormente, la médula espinal es vital para el mantenimiento de una gran cantidad de funciones corporales.

Debido a que una lesión traumática (generalmente aguda) produce destrucción de buena cantidad de neuronas y fascículos nerviosos, el daño generado suele ser permanente considerando que este tejido no puede regenerarse correctamente.

El tratamiento suele consistir en ciertas intervenciones quirúrgicas que buscan eliminar la causa subyacente del daño medular (que puede ser por compresión por estructuras vecinas dañadas por el trauma).

Sin embargo, a pesar de que el pronóstico en muchos casos no es positivo, se ha visto que el uso de fármacos como los gangliósidos justo después del daño, produce mejoría de la función neurológica a largo plazo, permitiendo la recuperación de algunas neuronas dañadas.

También te puede interesar leer: El daño axonal difuso, la huella de los traumatismos craneoencefálicos

Fuentes y referencias:

Plaza et al. Lesión de la médula espinal. Actualización bibliográfica: fisiopatología y tratamiento inicial. Coluna/Columna. 2012; 11(1): 73-6.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: