Trastorno psicótico, ¿qué es? Conociendo una alteración tan temida como ignorada


Los trastornos psicóticos comprenden un amplio número de alteraciones mentales que comparten síntomas comunes como las alucinaciones, las ideas delirantes o el pensamiento desorganizado. La intensidad de estos síntomas y su duración, varía mucho de un trastorno a otro.

esquizofrenia paranoide

Tengo la suerte de conocer a varias personas con un trastorno psicótico de larga duración y ya quisiéramos muchos estar tan cuerdos como ellas.

Son perfectamente conscientes de su enfermedad y controlan ellos mismos su medicación.

Otros no, claro, otros funcionalmente están más afectados, pero eso sucede en los trastornos psicóticos y en la vida en general.

Con esta introducción quiero empezar por donde habitualmente se termina: diciendo que es posible vivir bien, ser feliz, trabajar y a la vez lidiar con un trastorno psicótico.

¿Es difícil? Sí ¿Imposible? No

También te puede interesar leer: Esquizofrenia en la vejez: síntomas y tratamientos

Exactamente, ¿qué es un trastorno psicótico?

Más que en singular, deberíamos hablar de trastornos psicóticos en plural, porque hay varios.

Los trastornos psicóticos son un espectro de alteraciones mentales que van desde trastornos más leves, como el trastorno esquizotípico de la personalidad, hasta la esquizofrenia, su extremo más complejo.

¿Te asombra ver un trastorno de la personalidad clasificado como un trastorno psicótico? Pues así aparece en la más reciente versión de uno de los manuales que siguen los profesionales de la salud mental para establecer un diagnóstico, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su quinta edición (DSM V).

Y de hecho, la psicosis como síntoma está presente en muchas alteraciones mentales, más allá de las que acoge la categoría de trastornos psicóticos. Por ejemplo, en el trastorno bipolar puede experimentarse síntomas psicóticos sin que por ello estemos ante un trastorno psicótico en sí.

Pero no basta con esto que te he dicho para entender qué es un trastorno psicótico, ¿cierto? Porque como mejor se entienden estas alteraciones es a través de sus síntomas.

¿Qué síntomas tiene un trastorno psicótico?

trastorno psicótico síntomas

Según el DSM V que ya te mencioné antes, son cinco los síntomas que definen un trastorno psicótico, estos son:

Ideas delirantes

La persona tiene creencias erróneas, que no cambian a pesar de demostrarle claramente que son incorrectas.

Una idea delirante muy común es que la persona cree que le quieren hacer daño, ya sean sus vecinos, cuidadores o una institución.

Conozco el caso de una paciente de edad avanzada que considera que su cuidadora le está robando la pensión, un delirio que se repite con mucha frecuencia.

Alucinaciones

Las alucinaciones son percepciones irreales de estímulos que en realidad no han ocurrido, pero la persona lo vive como una experiencia real.

Las más comunes son las alucinaciones auditivas; por ejemplo, los casos en que una persona cree escuchar a alguien dándole órdenes, y las alucinaciones visuales, en las que la persona cree ver cosas que en realidad no están ahí.

También te puede interesar leer: Disminuyen las alucinaciones auditivas en la esquizofrenia utilizando neurofeedback con rtfMRI

Pensamiento desorganizado

Se detecta fundamentalmente a través del lenguaje, notándose que la persona salta de un tema a otro sin conexión aparente alguna, incluso si se mantiene en un mismo tema central, las ideas que manifiesta no tienen un vínculo natural.

También puede suceder que su discurso carece de sentido para quienes le escuchan, con palabras individuales sin conexión entre sí.

Comportamiento desorganizado

Si el pensamiento desorganizado se nota especialmente en el lenguaje, el comportamiento desorganizado se refleja particularmente en la actividad motora.

Podemos ver a la persona agitada, con movimientos que no tienen un fin concreto (muy a menudo veo a una persona con esquizofrenia que no deja de caminar constantemente) o por el contrario, totalmente rígida y sin respuesta aparente a ningún estímulo externo (un síntoma conocido como catatonia).

Síntomas negativos

Los síntomas negativos son los menos conocidos y quizás los que más sufrimiento causan en los trastornos psicóticos.

No son síntomas nuevos, sino que es la afectación de actividades y procesos presentes en todos.

Nos referimos a síntomas como la expresión emocional disminuida, que se manifiestan en una expresión extraverbal “plana”, carente de expresividad facial y también en la falta de entonación durante el habla.

Otro síntoma negativo frecuente es la dificultad para iniciar actividades por iniciativa propia, lo que muchas veces ocasiona que los demás acusen al paciente de “no querer hacer nada” y de no “esforzarse”.

También te puede interesar leer: Más allá de alucinaciones: el deterioro cognitivo en la esquizofrenia

¿Qué causa un trastorno psicótico?

causas trastornos psicóticos

Como sucede con la mayoría de las enfermedades mentales, no se tienen identificadas las causas exactas de un trastorno psicótico.

Se considera que tienen una fuerte base genética y que los familiares de personas con un trastorno psicótico tienen más riesgo de desarrollar la enfermedad (posiblemente tengas referencias de familias en las que la esquizofrenia ha marcado a varios miembros de distintas generaciones), pero en la mayoría de los casos la genética por sí sola no es suficiente para causar el trastorno.

Entonces se habla de que una predisposición genética puede ser precipitada por eventos vitales traumáticos o estresantes, como la muerte de un ser querido, la ruptura de una relación o el comienzo de un nuevo periodo de estudios.

El factor precipitante no tiene necesariamente que ser un evento vital de gran calado, también puede actuar como tal la exposición a determinadas sustancias. Por ejemplo, no es raro escuchar testimonios de personas que tuvieron su primer episodio psicótico después de haber probado la marihuana.

Además de lo anterior, en los últimos años ha ganado fuerza la idea de que la esquizofrenia, en particular, puede ser un trastorno del desarrollo cerebral que tiene sus raíces antes del nacimiento o en la infancia.

Aquí también cabe hacerse la pregunta de qué puede provocar el desarrollo atípico del cerebro. Las respuestas son muy amplias: la genética, factores prenatales como la exposición de la madre a sustancias tóxicas, malnutrición o infecciones.

También te puede interesar leer: La esquizofrenia podría comenzar en el primer trimestre de embarazo

¿Qué tipos de trastornos psicóticos existen?

tipos de trastornos psicóticos

Trastorno esquizotípico

También conocido como trastorno esquizotípico de la personalidad, puede ser considerado una forma leve de estos trastornos.

Las personas con trastorno esquizotípico tienen dificultades para establecer relaciones interpersonales y a menudo son considerados excéntricos o peculiares.

El trastorno suele ir acompañado de ideas delirantes, no tan severas como las observadas en la esquizofrenia, pero sí suficientes para interferir en sus relaciones con los demás.

Las ideas delirantes pueden hacer que la persona interprete que los gestos de quienes le rodean están dirigidos a ella, cuando en realidad no es así, o que puede llevarla a creer que tiene poderes y capacidades especiales.

Trastorno psicótico breve

Es la ocurrencia de alucinaciones, delirios, pensamiento y comportamiento desorganizados por al menos un día, pero menos de un mes.

En el trastorno psicótico breve la persona vuelve eventualmente a su funcionamiento normal antes de ocurrir el episodio.

Trastorno esquizofreniforme

Este trastorno representa un punto intermedio entre el trastorno psicótico breve y la esquizofrenia.

Se diagnostica un trastorno esquizofreniforme cuando la persona manifiesta al menos dos de los síntomas que caracterizan los trastornos psicóticos y que mencionamos al inicio, es decir:

  • Ideas delirantes
  • Alucinaciones
  • Pensamiento desorganizado
  • Comportamiento desorganizado
  • Síntomas negativos

Pero, y este es un pero importante, los síntomas que experimenta la persona deben incluir, al menos, uno de esos tres primeros síntomas.

Además, hay que tener en cuenta que el trastorno esquizofreniforme se manifiesta por al menos un mes, pero durante menos de seis meses, característica esta que lo distingue de la esquizofrenia.

Las personas que se mantienen con un diagnóstico de trastorno esquizofreniforme no suelen experimentar grandes afectaciones de sus capacidades funcionales, sin embargo, hay que tener en cuenta que hasta dos tercios de los individuos que inicialmente reciben este diagnóstico, finalmente son diagnosticados con esquizofrenia o trastorno psicoafectivo.

Esquizofrenia

La esquizofrenia golpea habitualmente a personas jóvenes al final de sus veinte años o a inicios de los treinta.

Se diagnostica cuando dos o más de los síntomas psicóticos que hemos venido viendo (siendo al menos uno de ellos alucinaciones, delirios o pensamiento desorganizado) se manifiesta durante la mayor parte del tiempo durante al menos un mes.

Además, la persona con esquizofrenia mantienen durante seis o más meses alteraciones significativas, incluyendo síntomas negativos como apatía y afecto plano, que llegan a afectar significativamente el funcionamiento en la vida cotidiana.

También te puede interesar leer: Esquizofrenia paranoide: guía para novatos

La evolución de la esquizofrenia no es igual en todos los enfermos. En un número limitado de casos se puede dar la recuperación, en otro porcentaje, alrededor del 20%, los pacientes evolucionan favorablemente y con la medicación adecuada logran llevar una vida independiente.

Otro grupo, el más nutrido, necesitará de apoyos durante toda su vida debido a que tendrá periodos recurrentes de crisis en los que los síntomas psicóticos aparecerán, seguidos de remisiones, fases en la que no hay síntomas positivos como alucinaciones o delirios, pero sí síntomas negativos como déficits cognitivos.

También te puede interesar leer: Procesos cognitivos ¿Qué son? Despeja tus dudas de una vez

Trastorno esquizoafectivo

Este trastorno se manifiesta en síntomas muy semejantes a los de la esquizofrenia, es decir, con delirios, alucinaciones, pensamiento y conducta desorganizados, además de síntomas negativos.

La gran distinción con la esquizofrenia es la presencia de una alteración afectiva significativa, ya sea una depresión mayor o manía.

Los trastornos esquizoafectivos son muy polémicos, con algunos investigadores planteando que es una variante de esquizofrenia donde predominan las alteraciones cognitivas y otros considerando que es un trastorno afectivo donde los síntomas psicóticos no remiten completamente.

Además de estos trastornos psicóticos que aquí hemos mencionado, quizás los más clásicos y representativos de todo el espectro de la esquizofrenia, existen otros como el trastorno psicótico inducido por sustancias o el trastorno psicótico debido a otra condición médica que también cuentan con una incidencia significativa en la población.

¿Cómo se trata un trastorno psicótico?

Existen dos líneas de tratamiento fundamentales, la farmacológica y la no farmacológica.

Ambas son indispensables, pues mientras los fármacos empleados para el tratamiento de la psicosis, los llamados antipsicóticos, ayudan a controlar la sintomatología positiva, la mayoría no tiene un efecto significativo sobre los síntomas negativos.

Existen dos tipos de antipsicóticos, los típicos y los atípicos. Ambos tienen una efectividad semejante en el control de los síntomas, pero difieren en el perfil de seguridad, siendo los atípicos lo que se asocian a menos efectos secundarios.

Igualmente, es importante tener en cuenta que la búsqueda del tratamiento más efectivo para cada persona puede llevar mucho tiempo de ensayo y error. Paciencia y a no darse por vencido.

Por último, insistir sobre la importancia de las intervenciones no farmacológicas, esas que pueden ofrecer profesionales de la psicología, la terapia ocupacional y educadores sociales.

Su labor es clave para el abordaje de los síntomas negativos y para insertar a la persona en el entramado social.

Recordemos que el objetivo no es solo controlar las alucinaciones o los delirios, el objetivo también es construir una vida plena de significado y satisfacción.

También te puede interesar leer: Cómo funcionan los antipsicóticos y cuáles son sus principales reacciones adversas

Fuentes y referencias

Arciniegas DB. Psychosis. Continuum : Lifelong Learning in Neurology. 2015;21(3 Behavioral Neurology and Neuropsychiatry):715-736. doi:10.1212/01.CON.0000466662.89908.e7.

Gouvernement du Québec: Psychotic Disorders. En https://www.quebec.ca/en/health/health-issues/mental-health-mental-illness/psychotic-disorders/#c2065

NHS: Schizophrenia. En https://www.nhs.uk/conditions/schizophrenia/causes/

U.S. Department of Health & Human Services (2018): Psychotic Disorders. En https://www.mentalhealth.gov/what-to-look-for/psychotic-disorders

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: