Dolor neuropático, una consecuencia aparatosa del daño neuronal

El dolor neuropático es un tipo de sensación de difícil manejo derivada de la afección directa de estructuras nerviosas.

dolor neuropático

Diversos trastornos (metabólicos, infecciosos o medicamentosos, entre otros) pueden producir sensaciones anómalas como dolor, debido al daño directo y grave de las neuronas que forman parte de una vía de transmisión sensorial.

Esto se conoce como dolor neuropático para diferenciarlo de otra sensación mucho más común, el dolor nociceptivo.

Este trastorno es de etiología variada y difícil manejo, requiriendo muchas veces apoyo multidisciplinario para afrontar la problemática. Es sobre sus particularidades de lo que hablaremos el día de hoy.

También te puede interesar leer: Síndromes medulares, ¿qué pasa si se lesiona la médula espinal?

¿Cuáles son los tipos de dolor?

Clásicamente, dependiendo de la intensidad de los síntomas y el lugar anatómico del daño, es posible clasificar el dolor en nociceptivo y neuropático.

El dolor nociceptivo es aquel producido por la estimulación de los nociceptores. Esto puede producirse por cualquier estímulo o injuria (altas temperaturas, golpes y otros traumatismos).

Los receptores para esta sensación se encuentran distribuidos por todo el cuerpo, y en la piel se encuentran en la forma de terminaciones nerviosas libres, a diferencia de los receptores de presión y vibración, los cuales presentan estructuras especializadas denominadas corpúsculos.

En el caso del dolor neuropático se produce una lesión de las vías nerviosas  encargadas de enviar la información al sistema nervioso central.

Como hay lesión estructural, suele haber una reorganización del tejido (porque las neuronas no pueden regenerarse completamente como lo hace el hígado, por ejemplo) que determina cambios fisiológicos importantes.

Dependiendo del origen del daño, este dolor puede clasificarse en central y periférico. El central puede ocurrir en cualquiera de las estructuras del sistema nervioso central. El periférico incluye los nervios que se distribuyen por todo el cuerpo y que son susceptibles de daño.

También te puede interesar leer: ¿Conoces estos 4 tipos de neuralgia?

El dolor del miembro fantasma

dolor miembro fantasma

Se trata de un dolor neuropático muy particular que se presenta en aquellos individuos que perdieron de manera traumática algún miembro, generalmente soldados de guerra.

En este caso, a pesar de que el miembro ya no existe, un paciente puede percibir cualquier tipo de sensación en el lugar en donde originalmente estaba dicha estructura.

Los mecanismos no están del todo claros, pero al parecer es debido a lesiones estructurales en el área del muñón y de cicatriz quirúrgica.

Generalmente los síntomas no duran más de un año, pero si es así se considera un trastorno de mal pronóstico.

Neuralgia postherpética

La infección por el virus herpes Zoster provoca una gran cantidad de signos y síntomas, pero en una minoría de pacientes pueden presentarse complicaciones a mediano y largo plazo como es el dolor constante del nervio afectado por la infección.

Este es un ejemplo de dolor neuropático y puede afectar principalmente la región torácica y de la cara, en el territorio de distribución del nervio trigémino.

El síndrome de Ramsay Hunt es una presentación poco usual de este trastorno, en la cual se encuentra afectada una estructura llamada ganglio geniculado. Suelen presentar fuerte dolor de oído y vesículas (pequeñas ampollas) propias de la enfermedad herpética en el conducto auditivo externo.

También te puede interesar leer: Las complicaciones neurológicas del herpes zoster o culebrilla

Dolor neuropático por quimioterapia

neurotoxicidad de la quimioterapia

Este es común y se presenta en pacientes con cualquier tipo de cáncer, incluyendo tumores sólidos o no. Suele seguir una progresión desde las regiones más distales del cuerpo (dedos) hacia el origen de las extremidades.

Representa un auténtico problema médico, ya que hace necesario el uso de medicamentos analgésicos de alta potencia y que generalmente producen múltiples efectos adversos bastante aparatosos.

También te puede interesar leer: Cinco consecuencias de la neurotoxicidad por quimioterapia

¿Cómo se trata el dolor neuropático?

Debido a que es un trastorno funcional neurológico, el uso de fármacos orientados a alterar las concentraciones de neurotransmisores neuronales son de mucha ayuda, a pesar de que generalmente se usan con otras indicaciones.

Estos incluyen los fármacos anticonvulsivantes, especialmente usados en pacientes diabéticos y oncológicos.

También pueden usarse fármacos antidepresivos como coadyuvantes, tanto para mejorar los síntomas propios del dolor como los problemas emocionales derivados de este.

Otras opciones son los anestésicos locales y los opiáceos (como la morfina), a pesar de que son muy agresivos.

También te puede interesar leer: 6 tipos de fármacos que se pueden estar cargando tu memoria (y mucho más)

Fuentes y referencias:

Cruciani R, Nieto M. Fisiopatología y tratamiento del dolor neuropático: avances más recientes. Rev Soc Esp Dolor 2006;5:312-327.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas:,