¿De la vista nace el sabor? La realidad virtual lo altera

¿De la vista nace el sabor? La realidad virtual lo altera

Un reciente estudio de realidad virtual señala que la percepción del sabor puede ser alterada por lo que experimentamos en nuestro entorno.

realidad virtual gusto

Lo que probamos está entrelazado no solo con lo que olemos, sino también con otras entradas sensoriales. Lo que podemos ver, en particular, puede alterar la forma en que percibimos el sabor de los alimentos, al menos esto es lo que han demostrado una serie de experimentos que utilizan tecnología de realidad virtual.

Nuestro sentido del gusto rige muchas de nuestras opciones dietéticas, ya que tendemos a elegir los alimentos que disfrutamos sobre los que tienen menos atractivo.

Más importante aún, lo que probamos envía señales esenciales a nuestro cerebro, alertándonos inmediatamente si la comida se ha terminado.

El sentido del gusto es crucial para la manera en que nos abrimos paso en la vida, y a lo largo de la historia, ha ayudado a mantener viva a la raza humana. Sin embargo, muchos factores diferentes pueden influir en nuestra percepción de los mismos sabores.

Según este estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, lo que probamos cuando comemos está significativamente influenciado por dónde nos encontramos cuando nos alimentamos. Los hallazgos del equipo han aparecido recientemente en el Journal of Food Science.

Cuando comemos, percibimos no solo el sabor y el aroma de los alimentos; recibimos información sensorial de nuestro entorno: nuestros ojos, oídos, incluso nuestros recuerdos del entorno», menciona Robin Dando, autor principal.

También te puede interesar leer: Terapia contra el miedo a las alturas: mediante realidad virtual, totalmente automatizada y «al menos tan buena como la terapia cara a cara»

La percepción del gusto no está escrita en piedra

realidad virtual sentidos

Para probar cómo el entorno de un individuo puede alterar su percepción del gusto, los investigadores pidieron a unas 50 personas que participaran en un experimento de realidad virtual.

A través de equipos completos de realidad virtual (visión y audio), cada participante experimentó, por turnos, tres entornos diferentes: una cabina sensorial, un banco del parque y un establo para vacas.

En cada uno de estos contextos visuales, los participantes comieron una muestra de queso azul, siempre idéntica. Luego, los investigadores les pidieron que calificaran cuánto disfrutaron su muestra de queso en cada contexto, y que evaluaran su sabor salado y picante en cada caso.

Efectivamente, el entorno de realidad virtual influyó en las percepciones del sabor de los participantes. Cuando comieron la muestra de queso mientras estaban «en el establo de las vacas», calificaron la comida como más picante que en los otros lugares.

Este estudio también proporciona otro hallazgo útil, a saber, que los investigadores pueden adaptar fácil y económicamente la tecnología de realidad virtual para su uso en la evaluación sensorial de alimentos, que es un método superior de análisis en el campo de la ciencia sensorial.

La realidad virtual en la ciencia sensorial

La ciencia sensorial de los alimentos se centra en cómo los individuos perciben y responden a diferentes tipos de alimentos y bebidas, y este tipo de investigación tiene varias aplicaciones.

Por ejemplo, una aplicación importante, es mejorar la experiencia de comer para las personas mayores. A medida que las personas envejecen, pueden perder parte de su sentido del gusto y, por lo tanto, encontrar algunos alimentos menos atractivos, lo que puede llevarlos a comer menos o menos saludable.

La evaluación sensorial de alimentos que requiere exposición a diferentes ambientes, generalmente requeriría que los investigadores reconstruyan los diferentes tipos de ambientes en un laboratorio.

Sin embargo, la realidad virtual permite a los investigadores recrear un conjunto variado de condiciones con facilidad y sin tener que invertir en una amplia gama de materiales y otros recursos. Según explica Dando:

Esta investigación valida que se puede usar la realidad virtual, ya que proporciona un entorno inmersivo para las pruebas».

Y agrega:

Visualmente, la realidad virtual imparte cualidades del entorno en sí mismo a los alimentos que se consumen, lo que hace que este tipo de prueba sea rentable».

También te puede interesar leer: El poder de Einstein: ser virtualmente él ya te hace más listo

Referencias

Cornell University (2018, October 16). Eating with Your Eyes: Virtual Reality Can Alter Taste. NeuroscienceNews. Retrieved October 16, 2018 from http://neurosciencenews.com/taste-virtual-reality-10028

Dynamic Context Sensory Testing–A Proof of Concept Study Bringing Virtual Reality to the Sensory Booth. Journal of Food Science. Stelick, Penano, Riak & Dando. (2018)

Imagen: Pexels