¿Cuáles son los síntomas más importantes de las neuralgias?

Las neuralgias son trastornos comunes con causas sumamente variadas, existiendo un tratamiento diferente dependiendo de la causa.
neuralgia síntomas

Algunas infecciones, traumatismos e incluso enfermedades metabólicas pueden causar afección estructural y funcional de los nervios periféricos. Esto puede traducirse en dolor, muchas veces discapacitante, cuyo tratamiento analgésico es variado.

Es sobre este tema y sus principales particularidades de lo que hablaremos a continuación.

¿Qué es una neuralgia?

Este término se refiere a cualquier sensación dolorosa inherente a los nervios. Esta puede ser de diferentes tipos (como punzante o lacerante), además de tener una infinidad de causas muy distintas entre sí.

A pesar de ello, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de manejar el dolor es identificar correctamente el mecanismo de producción del mismo.

También te puede interesar leer: ¿Conoces estos 4 tipos de neuralgia?

¿Cuáles son los síntomas de las neuralgias?

neuralgia síntomas

Como se comentó anteriormente, el dolor puede ser desde punzante (una sensación de dolor agudo intermitente muy intensa pero con períodos de calma) o incluso lacerante.

Este puede presentarse en casi cualquier localización, ya que los nervios se encuentran extensamente distribuidos por todo el cuerpo.

Las cervicalgias (dolor en la región cervical) y lumbalgias (región lumbar), condiciones tan comunes en la población general y especialmente en la de tercera edad, son realmente ejemplos de neuralgias.

Entre las más conocidas también está la neuralgia del trigémino, que puede aparecer asociada a otras enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple.

También te puede interesar leer: 4 causas de cefalea ocular que probablemente no conocías

¿Qué puede producir una neuralgia?

Diversos eventos como los traumatismos (directos o indirectos), la compresión de los nervios por la presencia de lesiones ocupantes de espacio (término que generalmente se refiere a los tumores, benignos o malignos), los trastornos metabólicos (como la diabetes mellitus en cualquiera de sus subtipos y algunas deficiencias de macro y micronutrientes) y las infecciones (como las producidas por el virus herpes) pueden provocar neuralgias.

Es importante tomar en cuenta que muchas veces coexiste el término neuralgia y neuritis. El segundo se refiere a la inflamación del nervio, lo que por definición provoca dolor de la zona afectada. Es por ello que algunas veces suele usarse el término de manera indistinta, aunque existen diferencias evidentes en sus definiciones.

También te puede interesar leer: Dolor neuropático, una consecuencia aparatosa del daño neuronal

¿Cuáles son las consecuencias de una neuralgia?

Si bien algunos tipos de neuralgias ocasionan dolor que puede resolverse espontáneamente, existen algunas variaciones que ocasionan sensaciones crónicas de difícil manejo.

Entre ellas se encuentra la neuralgia postherpética, una condición bien conocida que se presenta después de una infección por el virus herpes. Esta representa una morbilidad importante debido a que suele presentarse en pacientes que cumplen con tratamiento incompleto o que lo inician tardíamente, las cuales son situaciones que se encuentran frecuentemente entre los pacientes afectados.

¿Existe tratamiento para las neuralgias?

Esta condición depende mucho de la causa de la enfermedad, ya que existen condiciones agudas fácilmente tratables y otras crónicas con una conducta y manejo más complejo.

Por ejemplo, las infecciones herpéticas, a pesar de que pueden originar la complicación antes mencionada, en una buena cantidad de casos pueden ser curables con tratamiento antiviral apropiado y oportuno.

Por otro lado, algunas neuralgias asociadas a dolor neuropático (un mecanismo asociado a lesión de las neuronas en cualquier parte de los circuitos nerviosos en vez de la activación de los receptores para el dolor o nociceptores) tienen un manejo tan difícil que puede llegar a requerirse el uso de analgésicos opioides, los cuales tienen múltiples efectos adversos.

También te puede interesar leer: Neuralgia cervicobraquial, una causa frecuente de dolor

Fuentes y referencias

Longo DL, Fauci AS, Kasper DL, Hauser SL, Jameson JL, Loscalzo J, editores. Harrison principios de medicina interna. Vol 2. 18a ed. México: McGraw‐Hill; 2012.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!

Búsqueda por etiquetas:,

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.