Tres actividades sencillas que pueden ayudar (mucho) a un enfermo de alzhéimer

En la búsqueda de tratamientos curativos para la enfermedad, o al menos la esperanza de ellos, muchas veces nos olvidamos de lo que más a mano tenemos, actividades sencillas que pueden aumentar el bienestar de la persona con alzhéimer.

actividades alzheimer

Llegados a determinado punto, cuando ya hemos consultado a más de un especialista, cuando hemos negado un diagnóstico y vuelto a pedir una segunda opinión, cuando incluso hemos intentado acceder a tratamientos experimentales, siempre llega el momento de admitir que lo más que podemos hacer es ofrecer el mayor bienestar posible para la persona que tenemos bajo nuestro cuidado.

¿Alzhéimer y bienestar son enemigos irreconciliables? Pues no, personalmente puedo decir que no.

Que no conozcas a alguien no quiere decir que no puedas disfrutar de hablar con esa persona, que no sepas cocinar no te impide disfrutar de un buen cocido.

Hay actividades muy sencillas que puedes realizar con tu familiar con alzhéimer y que no solo le harán sentirse bien, sino que además existe la posibilidad de que le ayuden a controlar los síntomas o el deterioro que experimenta el enfermo.

También te puede interesar leer: Cómo estimular la mente de una persona con alzhéimer en 5 puntos

Escuchar música y cantar

La música debe ser familiar, la conocida de toda la vida por el enfermo. Te sorprenderá la transformación que puede experimentar en esos momentos que está bajo el poder del sonido.

Una investigación reciente encontró que la música que resulta familiar a la persona con alzhéimer activa extensas regiones cerebrales, lo que podría resultar en una especie de estimulación cognitiva.

Para potenciar esta actividad lo ideal es hablar con el enfermo de los recuerdos que le trae la música, por ejemplo, cuándo la escuchaba, si la bailaba, si le gustaba a su pareja, etc.

También te puede interesar leer: La geografía cerebral que explica el increíble efecto de la música en los pacientes con alzhéimer

Caminar

bloque de la marcha párkinson

Mientras pueda andar, es importante que la persona con alzhéimer lo haga de manera regular. Así no solo estarás contribuyendo a que mantenga esta habilidad por más tiempo, sino que también le harás sentir mejor, que es uno de los grandes beneficios de la actividad física.

Cuando ya no pueda andar, igualmente puedes sacarle a pasear en una silla de ruedas, así se mantiene en contacto con el ambiente exterior y disfruta, por supuesto.

También te puede interesar leer: Camina, humano, camina que tus neuronas te lo agradecerán

Ver fotografías o vídeos de la familia

actividades alzheimer

¿A quién no le gusta ver fotografías familiares? Para un enfermo de alzhéimer, sobre todo el fase leve y moderada, este puede ser una excelente actividad para reconectar con su familia.

Al igual que con la música, lo más interesante sería ir conversando sobre los recuerdos que va generando la imagen, preguntando directamente a la persona.

No insistas cuando haya algo que no logra identificar, eso solo generará ansiedad. Lo mejor es crear un ambiente relajado, donde nosotros seamos los que nos metamos en su mundo, en lugar de intentar que el enfermo vuelva al nuestro.

Por ahora, ese viaje de vuelta no es posible.

También te puede interesar leer: ¿Funcionan las terapias no farmacológicas para el Alzheimer?

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información dirigido a un público general no especializado. Bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas:,