Alzhéimer parece, pero no es: 4 enfermedades con las que puede confundirse la temida EA

Existen trastornos que generan síntomas muy semejantes a la enfermedad de Alzheimer, en ocasiones llevando a errores diagnósticos. Aquí mencionamos 4 de ellos: depresión, demencia frontotemporal, demencia con cuerpos de Lewy y demencia vascular.

alzheimer diagnostico diferencial

Llegada determinada edad, cualquier atisbo de mala memoria corre el riesgo de ser calificado como un síntoma de alzhéimer.

Tal parece que no existen otras enfermedades que causen deterioro de los procesos cognitivos. Lamentablemente no es así y existen decenas de factores que provocan deterioro de la memoria y la conducta que no tienen relación con alzhéimer.

En este artículo te voy a presentar 4 enfermedades que llegan a confundirse con alzhéimer, pero no, su causa no está en esta enfermedad.

Depresión

No son raros los casos en que la depresión en el adulto mayor puede llevar a pensar que la persona padece demencia.

Un episodio depresivo puede afectar la memoria, impedir una adecuada concentración y disminuir el rendimiento intelectual global.

A este cuadro se le denomina pseudodemencia y afortunadamente puede ser revertido con un tratamiento oportuno de la depresión.

También te puede interesar leer: Pseudodemencia: síntomas, causas y diferencias con la demencia

Demencia frontotemporal

síntomas neurológicos

Una de las principales demencias en la población menor de 65 años, la demencia frontemporal está causada por un proceso patológico conocido como degeneración frontotemporal.

Aunque al igual que el alzhéimer afecta las funciones cognitivas, se diferencia de esta en que al comienzo el daño a la memoria no es tan marcado, sino que prevalecen síntomas de alteraciones de la conducta y psiquiátricas.

La persona con demencia frontotemporal puede mostrarse desinhibida, impulsiva y experimentar cambios de personalidad tan marcados que no es extraño escuchar a los familiares decir “es como si fuese otra persona”.

Otra de las diferencias claves ya la hemos mencionado indirectamente: al contrario que el alzhéimer, la demencia frontotemporal suele manifestarse antes de los 65 años.

También te puede interesar leer: Degeneración frontotemporal: 5 claves para empezar a entenderla

Demencia con cuerpos de Lewy

bloque de la marcha párkinson

Es una demencia, al igual que la asociada al alzhéimer, pero en la demencia con cuerpos de Lewy se dan unas fluctuaciones del estado mental tan marcadas que en pocos días una persona puede pasar de estar totalmente confundida y angustiada a estar funcionando con relativa normalidad.

Las alucinaciones también son muy frecuentes en las personas afectadas por demencia con cuerpos de Lewy, incluso desde el inicio, y aunque en el alzhéimer el enfermo también puede alucinar, este síntoma es más común en etapas moderadas y avanzadas de la enfermedad.

Por último, otra diferencia importante es que en la demencia con cuerpos de Lewy las alteraciones de la marcha (por ejemplo, la rigidez al caminar) suelen aparecer tempranamente, algo que no ocurre en el alzhéimer.

También te puede interesar leer: La relación entre la enfermedad de Parkinson y la demencia con cuerpos de Lewy

Demencia vascular

neuronas de la sangre

La demencia vascular es un trastorno difícil de diagnosticar y de diferenciar del alzhéimer (y en muchos enfermos conviven los signos de ambas enfermedades).

En ocasiones es evidente una conexión temporal entre una enfermedad cerebrovascular que haya experimentado la persona y el posterior desarrollo de demencia, sin embargo, no siempre ocurre así.

Se plantea que la demencia vascular tiene un comienzo más abrupto que el alzhéimer, que suele presentarse lentamente.

En el alzhéimer también es frecuente que el deterioro ocurra de forma constante, mientras que en la demencia vascular se plantea que el deterioro se puede representar como una escalera: periodos de un deterioro acelerado pueden estar seguidos por etapas de aparente estancamiento.

El compromiso de la memoria en la demencia vascular puede que no sea tan grave, sin embargo, las funciones ejecutivas suelen verse afectadas desde el comienzo y al enfermo le cuesta resolver situaciones cotidianas o no termina las acciones que inicia.

También te puede interesar leer: ¿Alzhéimer o demencia vascular? Te contamos las diferencias

El diagnóstico de diferencial de alzhéimer puede complicarse en casos atípicos

Diferenciar entre alzhéimer y otras enfermedades que también afectan el funcionamiento cognitivo puede ser difícil en casos atípicos; esos en que los síntomas aparecen a edades tempranas o la afectación de la memoria aún es leve.

A esto se une el hecho de que muchas veces coexiste en el enfermo patología de más de una enfermedad que causa demencia, por ejemplo, puede tener cambios cerebrales propios del alzhéimer y de la demencia con cuerpos de Lewy, o de alzhéimer y demencia vascular.

El profesional que atiende el caso podrá auxiliarse de pruebas de neuroimagen y bioquímicas para descartar algunas enfermedades y constatar la presencia de “señales” de alzhéimer en el cerebro.

Sin embargo, la realidad es que en la actualidad no existen pruebas diagnósticas específicas y accesibles para varias de las enfermedades aquí descritas, por eso muchas personas conviven con una enfermedad a la que le dan un nombre equivocado o simplemente no le han podido poner nombre.

También te puede interesar leer: Cómo detectar el deterioro cognitivo y por qué es tan importante hacerlo

Fuentes y referencias

Alzheimer’s Association: Differential Diagnosis. En https://www.alz.org/professionals/healthcare-professionals/dementia-diagnosis/differential-diagnosis

Grupo de trabajo de la GPC sobre la atención integral a las personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias: Guía de Práctica Clínica sobre la Atención Integral a las Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias. En http://www.guiasalud.es/egpc/alzheimer/completa/index.html

Gustav Rohde Calderón (2009): Diagnóstico precoz y diferencial en demencia tipo Alzheimer. Medwave  doi: 10.5867/medwave.2009.07.4039

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!