Furhat, el robot social con alzhéimer

Furhat es un robot social creado por la empresa sueca Furhat Robotics que puede desplegar diferentes personajes e interactuar de un modo bastante fluido con los seres humanos. Uno de sus personajes es un enfermo de alzhéimer en fase leve.

Furhat

Crédito de imagen: Furhat Robotics

Ya sea que a nivel personal nos gusten o nos pongan los pelos de punta, la realidad es que los robots sociales llegaron para quedarse.

Y cada día nos imitan mejor. Para muestra, un botón:  Furhat, un robot social que puede ser muchos personajes, incluyendo Max, un simpático señor enfermo de alzhéimer en fase leve.

El objetivo es que Max sirva para entrenar a personal médico y cuidadores para que reconozcan los síntomas de la enfermedad y aprendan a interactuar con personas con alzhéimer.

No es la primera vez que se intenta acercar la robótica al campo del alzhéimer y hasta ahora el éxito, si bien no ha sido arrollador, sí puede calificarse de aceptable.

Muchos centros de atención a personas con demencia cuentan con la foca robótica PARO, que entra dentro de los diseños de robots “achuchables”, al contrario de los robots que imitan abiertamente el físico humano, que en ocasiones generan rechazo.

También en el campo del alzhéimer ha ganado popularidad NAO, utilizado en Países Bajos para realizar sesione de entrenamiento físico a los mayores y para mantener un intercambio básico de conversación.

En ambos casos son robots que no intentan imitar “lo más humano de los humanos”, sino cumplir con determinadas funciones.

Pero Furhat es otra cosa. Furhat aspira a ser un excelente imitador de un ser humano, incluyendo sus expresiones y personalidad.

También te puede interesar leer: Hola, me llamo Zora y soy un robot

Un busto que olvida

Crédito de imagen: Furhat Robotics

Furhat es un busto que te habla a través de altavoces, te mira con cámaras y te escuchan con micrófonos.

La magia la hace el software desarrollado por Furhat Robotics que permite el despliegue de diferentes personajes y un comportamiento que tiene en cuenta el contexto en la interacción.

Además, quienes deseen adquirir el robot (está destinado fundamentalmente a empresas, no tanto a particulares) pueden crear el personaje que necesiten eligiendo entre diferentes rostros, voces, edades, géneros, etnias e idiomas (soporta más de 30 idiomas).

Los movimientos de las cejas, los labios y la cabeza ayudan a que la sensación de estar intercambiando con algo inteligente (inteligencia básica, sí, pero inteligencia, al fin y al cabo, sea patente.

Para comprender hasta qué punto Furhat puede llegarnos a hacer pensar en un robot-persona con una identidad individual, vamos a conocer a Max, el enfermo de alzhéimer, en acción en este vídeo.

Ahora veamos a otro personaje en el que Furhat es una clienta bastante molesta que va devolver un par de zapatos a una tienda, en este caso el robot se utiliza para entrenar a la dependienta ante estas situaciones.

¿Diferentes, cierto? A eso me refería a que con Furhat se alcanza a crear cierta identidad en los personajes.

También te puede interesar leer: Los robots sociales, ¿psicoterapeutas del futuro?

Un campo en pañales, pero mostrando los bebés que serán los hombres y mujeres del futuro

Vamos a repetir lo que siempre se dice: el desarrollo de robots sociales está en sus comienzos, pero lo que vemos es un avance de lo que nos traerá el futuro.

Las aplicaciones ya se avizoran más amplias que el simple juego o la conversación básica y estereotipada.

La posibilidad de recrear enfermedades mentales, el equivalente en psiquiatría y psicología a lo que se hace en otros campos de la salud con los simuladores médicos, abre el camino al entrenamiento en estas enfermedades en los centros académicos.

Es pronto, lo sé, pero no puedo evitar entusiasmarme con la expectativa.

También te puede interesar leer: Las 5 aplicaciones de entrenamiento cognitivo más populares

Fuentes

Martí, Anna (2018): Esta cabeza robótica habla, escucha y mantiene el contacto visual: así es Furhat, el robot-cabeza social. En https://www.xataka.com/robotica-e-ia/esta-cabeza-robotica-habla-escucha-mantiene-contacto-visual-asi-furhat-robot-cabeza-social

Rigg, J (2018): Furhat is a social robot for every situation. En https://www.engadget.com/2018/11/23/furhat-social-robot-impressions/

 

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!

Búsqueda por etiquetas:,