¿Dolor abdominal recurrente? Pensar en migraña abdominal

¿Dolor abdominal recurrente? Pensar en migraña abdominal

La migraña abdominal es una enfermedad funcional del sistema gastrointestinal asociada a síntomas propios de la migraña y que se presenta comúnmente en la niñez.

migraña abdominal

La migraña abdominal, al igual que otros trastornos funcionales como el síndrome de intestino irritable, suele ser un diagnóstico de exclusión en el contexto del dolor abdominal recurrente en edades pediátricas.

Sin embargo, existen ciertos elementos clínicos (como la asociación con cefalea, náuseas, vómitos y fotofobia) que permiten orientar mejor el diagnóstico en estos casos. Los aspectos más importantes sobre sus generalidades, diagnóstico y tratamiento serán descritos a continuación.

También te puede interesar leer: La cefalea o dolor de cabeza en niños y adolescentes

¿Qué es la migraña abdominal?

La migraña abdominal es un síndrome caracterizado por un trastorno funcional del tubo digestivo en el que se presenta dolor abdominal recurrente de fuerte intensidad que suele estar interrumpido por períodos asintomáticos prolongados.

Su nombre hace referencia al conjunto de síntomas clásicos de la migraña que se presentan de manera conjunta durante la fase activa de la enfermedad.

Se trata de una patología no completamente comprendida, de la que todavía se plantean numerosas dudas especialmente referidas al tratamiento.

Esta suele afectar mayoritariamente a los pacientes pediátricos y presentarse luego de algunos factores desencadenantes como el estrés y las alteraciones en la dieta del paciente.

También te puede interesar leer: ¿Qué es realmente el aura de migraña?

¿Cuáles son los elementos para diagnosticar migraña abdominal?

Es importante acotar que, debido a su relativamente baja incidencia y por tratarse muchas veces de un diagnóstico de descarte (es decir, se realiza cuando ya se han agotado otras opciones mucho más frecuentes), es necesario que los síntomas estén presentes por lo menos durante un período de 12 meses.

El elemento clínico más importante a tener en cuenta es la presencia de dolor abdominal que se presenta de manera abrupta (es decir, de manera paroxística) cuya duración suele tener un mínimo de 60 minutos. Este dolor suele ser incapacitante, limitando considerablemente la actividad cotidiana de los pacientes.

De hecho, pueden existir espacios de tiempo en el que los pacientes permanezcan completamente asintomáticos, los cuales pueden durar entre pocas semanas a varios meses.

Como su nombre indica, la migraña abdominal suele asociarse con una serie de síntomas diversos y muy característicos de la migraña o “jaqueca”. Estos incluyen desde la típica intolerancia a la luz solar (fotofobia) y la cefalea, hasta manifestaciones molestas pero poco específicas que incluyen las náuseas y los vómitos.

Como se mencionó anteriormente, es importante que se hayan descartado otras causas de dolor abdominal antes de plantear el diagnóstico de migraña abdominal.

También te puede interesar leer: Otro tipo de migraña poco frecuente, la migraña basilar

¿Cuáles otras enfermedades pueden confundirse con esta entidad?

Si bien esta patología es una de las probables causas de dolor abdominal recurrente en niños, es importante tener en cuenta que se trata de una entidad de difícil diagnóstico que debe ser estudiada con cuidado por su similitud con otras patologías.

De hecho, se han visto casos en los que estos pacientes son intervenidos quirúrgicamente en el contexto de una apendicectomía debido a que los médicos consideran que la causa del dolor abdominal es una apendicitis.

El diagnóstico diferencial con otras enfermedades funcionales del tubo digestivo incluye la dispepsia funcional y el síndrome de intestino irritable.

¿Cuál es el tratamiento de la migraña abdominal?

dolor de estomago por migraña

Como se comentó anteriormente, existen algunos desencadenantes (transgresiones alimentarias y estrés) que deben ser evitados para prevenir la enfermedad. Por otro lado, existe tratamiento farmacológico con efectividad variable que incluye el uso de pizotifen (el más utilizado) y propanolol.

También te puede interesar leer: Epilepsia abdominal: un síndrome poco conocido

Fuentes y referencias

Tornero O, et al. Dolor abdominal crónico y recurrente. Protocolos diagnóstico-terapéuticos de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica SEGHNP-AEP.