Esclerosis múltiple secundaria progresiva: un fármaco que ya está en el mercado para otras enfermedades podría enlentecer el avance de la discapacidad

Esclerosis múltiple secundaria progresiva: un fármaco que ya está en el mercado para otras enfermedades podría enlentecer el avance de la discapacidad

El tratamiento con Rituximab, empleado en la terapia de algunos tipos de cánceres hematológicos y en artritis reumatoide, se asoció, en un periodo de 10 años, a menor puntuación en la escala que mide la evolución de la discapacidad en los afectados por esclerosis múltiple (EM).

rituximab esclerosis múltiple secundaria progresiva

Un medicamento que afecta el sistema inmune y que ha sido usado por años para otras patologías, podría retrasar las complicaciones derivadas de la esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP).

Según un estudio suizo que analizó la evolución de los pacientes tratados con Rituximab en una ventana de tiempo de 10 años y la comparó con la evolución de pacientes con la misma forma de EM, pero que no fueron tratados con este fármaco, los primeros tuvieron una progresión más lenta de la enfermedad.

Los datos de la investigación, publicados en la revista JAMA Neurology, se unen a lo observado en un estudio que concluyó que Rituximab estaba entre los fármacos con menor tasa de interrupción en el tratamiento inicial de la EM.

Ese estudio previo se realizó en pacientes con EM recurrente-remitente y se tuvo en cuenta la tasa de interrupción de varios de los fármacos más usados en la terapeúetica de esa forma de la enfermedad.

También te puede interesar leer: Un fármaco que ni siquiera está aprobado para la esclerosis múltiple podría ser el más efectivo

¿Qué es el Rituximab?

El Rituximab (Rituxan) es anticuerpo monoclonal que se usado para algunos tipos de cánceres hematológicos y  en artritis reumatoide.

Esta droga afecta la población de células B en el sistema nervioso central (SNC), agotando las células B periféricas.

Esclerosis múltiple progresiva secundaria

Rituximab em

El curso clínico más común de la EM es el tipo remitente-recurrente, que en un subgrupo de pacientes viene seguido de una fase progresiva denominada EM secundaria progresiva.

Los tratamientos actuales se dirigen a tratar la patología inflamatoria y solo en forma indirecta la patología neurovegetativa, siendo sus efectos sobre la fase secundaria progresiva muy pobres.

Estudios previos sugieren que las células B tienen una participación en la patogénesis en EM.

También te puede interesar leer: Así se puede reducir el riesgo de LMP en la esclerosis múltiple

La nueva investigación

El estudio fue dirigido por Dra. Yvoinne Naegelin de la Universidad de Basilea, y se incluyeron 88 pacientes divididos en dos grupos; los tratados con Rituximab y los no tratados, con una edad media 50 años y un promedio de 18 años con el diagnóstico de EM.

Se observó la evolución de la discapacidad (valorada mediante la escala EDSS) por espacio de 10 años en ambos grupos, además del historial de recaídas y actividad de la enfermedad. Se presentaron complicaciones de tipo infeccioso solo en 5% de los casos.

Los investigadores encontraron que el grupo de pacientes tratados con el fármaco tenía menor puntuación en la escala EDSS al cabo de 10 años, es decir, su discapacidad había avanzado más lentamente.

Aunque este estudio incluyó una muestra pequeña, ofrece una ventana importante para continuar la investigación en este tipo de terapias,  en particular para la EM secundaria progresiva.

También te puede interesar leer: Medicamento para la esclerosis múltiple es retirado urgentemente del mercado

Nuevas tendencias en tratamiento de esclerosis múltiple

reducir el riesgo de LMP en la esclerosis múltiple

Siendo una enfermedad de origen desconocido con presentaciones clínicas variadas, de carácter recurrente e intermitente y con episodios de actividad, el tratamiento de la EM constituye un gran desafío para la ciencia.  

En particular, la fase de EM secundaria progresiva, que lleva a más problemas neurológicos discapacitantes, ha sido difícil de controlar.

Las propuestas de nuevos tratamientos que inciden sobre las células B del sistema inmunológico son muy esperanzadoras, teniendo en cuenta al Rituximab como uno de los medicamentos más factibles por la seguridad de uso a largo plazo.

También te puede interesar leer: Contra la EM progresiva se puede: estos son los fármacos que aspiran a ser aprobados como tratamiento de la esclerosis múltiple secundaria progresiva

Referencias

Naegelin Y et al. Association of Rituximab Treatment With Disability Progression Among Patients With Secondary Progressive Multiple Sclerosis. JAMA Neurology 2019, Enero 7. doi:10.1001/jamaneurol.2018.4239.

Lorscheider J, Jokubaitis VG, Spelman T, et al. MSBase Study Group. Anti-inflammatory disease-modifying treatment and short-term disability progression in SPMS. 2017;89 (10):1050-1059. doi:10.1212/WNL. 0000000000004330.