Neuritis periférica, una manifestación neurológica de diversas enfermedades sistémicas

Neuritis periférica, una manifestación neurológica de diversas enfermedades sistémicas

La neuritis periférica es uno de los componentes de un grupo de neuropatías frecuentes que se asocian a varias condiciones médicas.

neuralgia síntomas

La inflamación de los nervios periféricos se conoce como neuritis periférica, a pesar de que es un término que generalmente se usa dentro del grupo de las neuropatías periféricas, el cual abarca también aquellas causas no inflamatorias.

Esta condición puede ser provocada por infecciones, condiciones metabólicas, inmunológicas o incluso intoxicaciones.

Clínicamente, las alteraciones en la sensibilidad (como la percepción del dolor, temperatura, o incluso cambios autonómicos) son los principales síntomas.

El diagnóstico generalmente se basa en la historia clínica, y el tratamiento incluye el uso de anestésicos, antidepresivos, anticonvulsivantes y analgésicos. Es sobre esta particular y frecuente condición de lo que hablaremos a continuación.

También te puede interesar leer: Neuritis intercostal, una causa frecuente de dolor

¿Qué es la neuritis periférica?

Como su nombre indica, se trata de la inflamación de las fibras nerviosas correspondientes al sistema nervioso periférico. Este está conformado por los nervios que entran y salen de la médula espinal, cuyo territorio de influencia abarca una enorme cantidad de órganos tanto superficiales como profundos.

Este proceso inflamatorio puede ocurrir por diferentes elementos que se mencionarán más adelante, como las infecciones. Sin embargo, de manera genérica es posible hablar de neuropatía periférica, un término que además de incluir la inflamación propia de la neuritis, engloba cualquier tipo de afección que comprometa el adecuado funcionamiento de estas estructuras.

En tal sentido, es posible clasificar las neuropatías o neuritis periféricas con base en su distribución, pudiéndose utilizar los términos mononeuropatías (si se compromete un tronco nervioso) o polineuropatías (cuando se comprometen varios troncos y abarcan varios miembros como consecuencia).

También te puede interesar leer: Neuropatía periférica: síntomas, causas, tratamientos y recomendaciones

¿Cuáles son las causas?

neuritis periférica

La inflamación propiamente dicha generalmente es provocada por infecciones, especialmente las virales.

Sin embargo, las neuropatías propiamente dichas pueden ser el resultado de alteraciones sistémicas tales como enfermedades metabólicas (diabetes mellitus, amiloidosis y sarcoidosis), inmunológicas (como las vasculitis), alteraciones nutricionales, como las halladas en pacientes alcohólicos, o intoxicaciones por plomo u organofosforados.

¿Cuáles son las manifestaciones clínicas de las neuritis periféricas?

Las manifestaciones sensitivas de las neuritis periféricas son variadas, e incluyen generalmente alteraciones en la termoalgesia (es decir, la percepción de temperatura y dolor).

Sin embargo, hay síntomas menos frecuentes de carácter autonómico (es decir, aquella parte del sistema nervioso que regula las funciones viscerales) como:

  • Alteraciones en la apertura o contracción pupilar.
  • Cambios en la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración profusa.
  • Cambios en el hábito intestinal.
  • En algunos casos disfunción eréctil.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de esta patología?

Este debe ser realizado por un médico e incluye la combinación de elementos positivos entre los antecedentes personales (por ejemplo, la presencia de infecciones previas o condiciones médicas como las anteriormente mencionadas) y un correcto examen físico.

Este último incluye la presencia de signos sugestivos de condiciones que pudiesen condicionar la aparición de una neuropatía o neuritis periférica, por ejemplo:

  • Úlceras plantares.
  • Existencia de lesiones hemorrágicas (cuando la causa subyacente es una vasculitis).
  • Pérdida de cabello (cuando la causa subyacente es metabólica, como el hipotiroidismo o lupus).

Sin embargo, también existen estudios complementarios para los casos en los que existan dudas diagnósticas, como los estudios electrofisiológicos.

¿Cuál es el tratamiento de la neuritis periférica?

síndrome de abstinencia a los agonistas de la dopamina

Existe un amplio arsenal terapéutico destinado a mejorar los síntomas, que incluyen el método farmacológico como opción más utilizada.

Se incluye en este caso el uso de antidepresivos (ya que, gracias a su mecanismo de acción, también tienen otro tipo de efectos distintos a su uso psiquiátrico habitual), anestésicos locales, tramadol, opioides y anticonvulsivantes.

También te puede interesar leer: Neuralgia y neuritis, ¿sabes diferenciarlas?

Fuentes y referencias:

Kraychete D, et al. Neuropatías periféricas dolorosas. Rev Bras Anestesiol 2011;61(5):351-360.