Ann Graybiel: una vida de ciencia

Ann Graybiel: una vida de ciencia

Con más de 300 publicaciones en revistas de alto impacto y un laboratorio enfocado en proveer nuevas oportunidades de intervención terapéutica para desórdenes neurológicos y neuropsiquiátricos, la Dra. Ann Graybriel es una de las más importantes neurocientíficas de esta época.

Durante más de 50 años de trabajo, ha recibido numerosos reconocimientos por su contribución a las ciencias, entre ellos la Medalla Nacional de la Ciencia (2001) y el Kavli Prize en Neurociencias en el año 2012. Ha formado parte de Concejos Científicos en varias de las más notables instituciones e impartido conferencias a nivel mundial.

Es miembro de honor de la Real Academia de Medicina (1989), de la  International Basal Ganglia Society (2007) y de la Academia Noruega de las Ciencias y las Letras (2012). Y, lo más importante, continúa investigando.

Su vida inusualmente dedicada y sus contribuciones pioneras a la ciencia bien merecen nuestro homenaje y lectura.

También te puede interesar leer: Otra diferencia: «en términos de metabolismo cerebral, el cerebro femenino adulto es en promedio algunos años más joven que el cerebro masculino»

Ann Graybiel: una historia inusual

Ann Martin Graybiel nació en 1942 en Boston, Massachusetts, en una familia de médicos. Teniendo en cuenta que las niñas estaban restringidas a tomar clases de utilidades para el hogar, sus padres decidieron ofrecerle oportunidades que no obtendría en la región.

Fue enviada junto con su hermano Ashton a un internado en Washington DC donde descubrió la historia y las artes. Años más tarde, en la Universidad de Harvard, la Biología terminaría por cautivarla.

Se graduó con honores, luego de haber interactuado con algunos de los más importantes científicos de los campos de la bioacústica y la neurociencia: Donald Griffin, Jerry Lettvin y Torsten Wiesel.

Sus padres, un eminente cardiólogo e investigador y una dama irlandesa,  fueron su mayor estímulo. Ann era curiosa y su inteligencia natural la impulsaba hacia la exploración de nuevos caminos en las ciencias. Se formó en química, neuroanatomía y fisiología y sus estudios la llevaron hacia la neurociencia, una disciplina que comenzaba a tomar auge.

Durante años, la atención de los científicos se enfocó en comprender el funcionamiento y organización del neocórtex. Luego de terminar su doctorado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, Ann estaba decidida a desentrañar los misterios de la neurotransmisión y su impacto en la vida humana.

Fue entonces, luego de numerosos experimentos, cuando la idea de teñir químicos relacionados con la transmisión de impulsos eléctricos en el cerebro la llevó a un descubrimiento pionero en su disciplina.

Quizás te interese: ProMIS™ Neuroscience: ciencia canadiense en busca de un tratamiento para las enfermedades neurodegenerativas

Contribuciones científicas de la Dra. Ann Graybiel


En 1978, Ann Graybiel y sus estudiantes Cliff Rasdale y Henry Hall descubren los estriosomas. Estos compartimentos de neuronas del cuerpo estriado cerebral pueden ser observados mediante una tinción con marcadores inmunocitoquímicos.

Como lograron descifrar más adelante, dichas estructuras son esenciales para modular la expresión de los neurotransmisores, y, por tanto, la coordinación de múltiples aspectos cognitivos y emocionales del ser humano, como el aprendizaje y la motivación.

La actividad del cuerpo estriado se afecta cuando se desarrollan desórdenes del espectro autista, trastornos neurodegenerativos y comportamientos adictivos.

Graybriel y sus colaboradores han logrado finalmente establecer la relación entre la arquitectura estriosomas-matriz y los patrones de neurodegeneración en padecimientos como el Parkinson y la enfermedad de Huntington.

Estos hallazgos resultan valiosos no solo para la compresión de los cambios estructurales provocados por estas enfermedades en el cerebro, sino también para el desarrollo de nuevos tratamientos.

Otras investigaciones incluyen el descubrimiento de una sensibilidad diferencial de los estriosomas a drogas dopaminérgicas.

También determinaron la ocurrencia de cambios en la actividad del núcleo estriado y el neocórtex cuando se establecen comportamientos habituales.  Sus últimos trabajos sugieren la posibilidad de bloquear selectivamente conductas compulsivas, utilizando tecnologías de última generación.

Revisa además: Quién fue Lou Gehrig, el hombre por el que muchos conocen la esclerosis lateral amiotrófica

Actualidad de una profesora eminente

Hoy, Ann Graybiel es Profesora Emérita del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Este título se concede a personas que han tenido un impacto excepcional en la vida educacional, científica e intelectual de la institución.

Es, además, miembro del Departamento de Ciencias Cognitivas y del Cerebro desde donde espera esclarecer los mecanismos funcionales de los circuitos de los ganglios cortico-basales.

Y como la vida no debe ser solo ciencia, Ann disfruta de su tiempo junto a sus amigos y su esposo Jim Lackner, otro destacado científico que estudia la orientación espacial en humanos. La profesora matiene su cerebro y su cuerpo activos practicando tennis, natación y ciclismo en fascinantes paisajes naturales.

También puedes consultar: Falleció Arvid Carlsson, un científico al que toda la comunidad del párkinson debería conocer

Fuentes bibliográficas

Ann Graybriel. MIT McGovern Institute (Consultado 12 de marzo de 2019). En: https://mcgovern.mit.edu/profile/ann-graybiel/

Ann Graybriel. Ann Martin Graybiel Autobiography Kavli Prize 2012. En: https://kavliprize.org/sites/default/files/Ann_Graybiel_Biography.pdf