Las terapias de la esclerosis múltiple: disminuir el riesgo o apostar por la efectividad

Las terapias de la esclerosis múltiple: disminuir el riesgo o apostar por la efectividad

Los beneficios a largo plazo de los diferentes grupos de medicamentos en la esclerosis múltiple podrían estar relacionados con el momento en que se orientan en el desarrollo de la enfermedad.

reducir el riesgo de LMP en la esclerosis múltiple

Un estudio concluido recientemente en la Universidad de Cardiff, Reino Unido, en el que participaron 592 pacientes con EM remitente-recurrente, refleja que el tratamiento inicial con las llamadas Terapias Modificadoras de la Enfermedad (TME) de alta eficacia se asocia a un menor avance de la discapacidad a largo plazo en comparación con el tratamiento en escalado.

Las TME son medicamentos que tienen como objetivo principal reducir la severidad de los síntomas, aumentar el tiempo de remisión, reducir la acumulación de las lesiones dentro del cerebro o la médula espinal y retrasar la acumulación de la discapacidad.

Estos fármacos tienen generalmente función antinflamatoria, y se orientan teniendo en cuenta los riesgos y beneficios del fármaco en cuestión, así como el curso de la enfermedad y las características del individuo.

Las TME se clasifican en dependencia del momento en que se orientan al paciente, así tenemos las TME de primera línea, que se prescriben en las primeras fases de la enfermedad, y las TME de “alta eficacia”, orientadas tradicionalmente cuando las de primera línea ya no son efectivas.

Las TME de alta eficacia están asociadas a efectos secundarios más complejos y requieren monitoreo profesional y admisión hospitalaria por pequeños períodos de tiempo.

Estos factores provocan que los especialistas recomienden que sean reservados para el uso de individuos con las formas más agresivas de la EM o con discapacidad acumulada.

En aquellos con EM moderada, los especialistas a generalmente sugieren un tratamiento en “escalado”, donde se selecciona la TME de primera línea que se considera más segura, y subsecuentemente se escala hacia terapias más eficaces de alta eficacia, con perfiles de seguridad más complejos.

No obstante, es posible que el retardo impuesto por la estrategia en escalado provoque una pérdida de oportunidad terapéutica.

Estudios recientes suponen que este orden preestablecido de la prescripción de los medicamentos, podría estar poniendo en riesgo su efectividad en la enfermedad a largo plazo.

También te puede interesar leer: Un fármaco que ni siquiera está aprobado para la esclerosis múltiple podría ser el más efectivo

La orientación de TME de primera línea en las fases tempranas podría estar provocando la pérdida de oportunidad terapéutica en el tratamiento de los pacientes

Rituximab em

En la más reciente investigación sobre este tema, publicado en la revista JAMA Neurology, 592 pacientes con EM remitente-recurrente fueron seleccionados de acuerdo a cuál había sido su tratamiento al comienzo de la enfermedad -TME de alta eficacia o por tratamiento en escalado- con una duración de 20 años.

El análisis se centró en los cambios en la Escala del Estado de Discapacidad Ampliada (EDSS, por sus siglas en inglés Expanded Disability Status Scale), método que permite cuantificar la discapacidad en la EM.

Los resultados indicaron que a pesar de que los TME de alta eficacia fueron orientados a los pacientes con peores pronósticos, estos fueron los que mostraron un menor avance de la discapacidad a largo plazo, en comparación con los individuos que habían recibido el tratamiento en escalado.

Este resultado sugiere a los investigadores que, en el caso del tratamiento en escalado, el nivel de daño que tienen que contrarrestar estos medicamentos es muy elevado, por lo que su orientación podría estar provocando la pérdida de oportunidad terapéutica.

Esto significa que una vez que se continúe hacia medicamentos más eficaces, la EM ya ha avanzado y no producen el mismo efecto que si fuesen orientados desde el inicio de la enfermedad.

Mientras tanto -en palabras del profesor Neil Robertson, coautor del estudio- hay trabajo que realizar para desarrollar procedimientos adecuados para el tratamiento de pacientes que usan la estrategia en escalado.

Se necesita detectar dónde los tratamientos de primera línea están fallando en disminuir la progresión de la enfermedad, y mover a los pacientes hacia terapias más efectivas sin que desarrollen discapacidad permanente.

También te puede interesar leer: Identifican nuevas reacciones adversas de gravedad asociadas a un fármaco para la esclerosis múltiple

Limitaciones del estudio

resonancia magnética

Este estudio está sujeto a limitaciones que son comunes en las investigaciones estadísticos poblacionales, por ejemplo, la falta de uniformidad en las imágenes adquiridas o, la presencia de datos adversos en comparación con lo que se espera de los ensayos clínicos.

Estos datos tienen principalmente relevancia clínica y pueden ser una medida de cuán traducibles son los resultados de los ensayos clínicos a la práctica clínica general, donde los recursos tienden a ser más limitados.

También te puede interesar leer: Microglía, la otra cara de sus funciones inmunes en la esclerosis múltiple

Fuentes y Referencias

Katherine Harding et al. 2019. Clinical outcomes of escalation vs early intensive disease-modifying therapy in patients with multiple sclerosis. JAMA Neurology. doi:10.1001/jamaneurol.2018.4905

Medical Press (2019) Early intensive therapy for multiple sclerosis leads to better long-term outcomes, despite being perceived as high risk. https://medicalxpress.com/news/2019-02-early-intensive-therapy-multiple-sclerosis.html