Estimulación de la médula espinal mejora la marcha en las personas con párkinson

Estimulación de la médula espinal mejora la marcha en las personas con párkinson

La estimulación de la médula espinal mediante corriente eléctrica parece mejorar significativamente los problemas de la marcha en personas en fase avanzada de párkinson, según reportan varios medios de comunicación.

parkinson estimulación de la medula espinal
El Dr. Mandar Jog y el Dr. Andrew Parrent, parte del equipo de investigación | CTVNews.ca

En estos días ha sido noticia un proyecto de investigadores canadienses (de la Western University) en el que se logró, mediante estimulación eléctrica de la médula espinal, mejorar la marcha de personas con párkinson que tenían importantes alteraciones que limitaban su movilidad.

Habitualmente estas noticias surgen después de haberse publicado algún artículo en una revista científica del que se hacen eco los medios generalistas. Sin embargo, en esta ocasión no parece haber sido así y todo indica un gran medio (posiblemente la BBC) realizó un reportaje sobre el proyecto que después fue referido por otros periódicos y blogs.

Indagando un poco se puede encontrar el antecedente directo a estas noticias en un artículo científico del año 2018 en el que se reportan 5 casos de personas con párkinson tratadas con esta tecnología con muy buenos resultados.

El tratamiento parece ser especialmente efectivo controlando la llamada congelación o bloqueo de la marcha (FOG, del inglés freezing of gait).

El FOG es descrito por quienes padecen párkinson con frases como «los pies se quedan pegados al suelo» y es una de causa directa de problemas de movilidad y de las temidas caídas.

Problemas como el FOG o la inestabilidad al caminar son más frecuentes en las personas con párkinson avanzado, muchas de ellas con más de una década viviendo con la enfermedad.

Son síntomas muy resistentes a los tratamientos que hay actualmente en el mercado (tanto con medicamentos como con la llamada estimulación cerebral profunda), por lo que la aparición de nuevas alternativas terapéuticas como la estimulación eléctrica de la médula espinal es muy bienvenida.

También te puede interesar leer: Congelación o bloqueo de la marcha en la enfermedad de Parkinson: 5 estrategias para prevenirlo

¿En qué consiste la terapia?

Esencialmente consiste en estimular eléctricamente la médula espinal para reestablecer una adecuada comunicación entre las piernas y el cerebro.

Según explica para la BBC el líder del proyecto, el profesor Mandar Jog:

Habíamos pensado que los problemas de movimiento ocurrían en los pacientes de párkinson porque las señales del cerebro a las piernas no se transmitían. Ahora parece que son las señales que regresan al cerebro las que se degradan».

Esa estimulación se provee mediante electrodos que se implantan en el espacio epidural de la médula espinal, en la región torácica (entre T8-T10) y la intensidad de la estimulación, que debe ser suficiente como para causar parestesias, es decir, sensaciones de hormigueo o entumecimiento, se maneja mediante un dispositivo externo que puede ser controlado por los propios pacientes.

Inicialmente el médico establece unos criterios de estimulación que después varían en función de la respuesta de cada paciente.

Es importante destacar que, al menos en el estudio reportado en 2018 en la revista Movement Disorders, los pacientes siguieron manteniendo el tratamiento farmacológico.

También te puede interesar leer: Consejos prácticos para pacientes con párkinson: el manejo de los problemas relacionados con los pies

De vuelta a los paseos por el campo

Los medios se hacen eco de mejoras significativas, citando casos de personas que ya tenían su movilidad muy limitada y que, tras el implante, han recobrado su capacidad de andar con seguridad y sin FOG.

En el siguiente vídeo de la BBC se puede observar el caso de Gail Jardine, una mujer de 66 años que antes de este tratamiento se llegaba a caer hasta dos veces por día. En el momento de grabar el vídeo, después de activada la estimulación de la médula espinal, dice que lleva dos meses sin tener caídas.

En el artículo de 2018 se confirmaron estas mejoras usando herramientas objetivas para medir diferentes parámetros de la marcha, por ejemplo, la amplitud del paso o la velocidad, que en algunos pacientes mejoraron hasta estar al nivel de personas con párkinson sin grandes dificultades para caminar.

Ya con anterioridad esta terapia se había realizado en 24 pacientes con la enfermedad, muchos de ellos con dolor crónico, una afección en la que la estimulación de la médula espinal es un tratamiento con más amplio recorrido.

Los dos estudios llegaron a determinar parámetros de estimulación con los que se obtienen los mejores resultados, algo que sin dudas será aprovechado por los profesionales que en el futuro se acerquen a esta terapia.

También te puede interesar leer: Terapia para el párkinson marca un hito en la administración de fármacos al cerebro, pero genera dudas sobre su verdadera eficacia

Un tratamiento sintomático, no una cura para el párkinson

Aunque sin dudas una nueva alternativa terapéutica es una excelente noticia, creemos que es importante conocer que no estamos ante un tratamiento curativo ni con resultados permanentes.

El párkinson es una enfermedad progresiva que sigue su curso y en determinado momento, los efectos de la estimulación seguramente serán menos evidentes.

¿Por cuánto tiempo son evidentes los beneficios? Esas son preguntas que seguramente se irán respondiendo a medida que se siga la evolución de los pacientes tratados hasta el momento.

Mientras, quedémonos con la buena noticia: la estimulación de la médula espinal es una vía prometedora para tratar los trastornos de la marcha en el párkinson.

También te puede interesar leer: La actividad física es tu mejor aliada contra el párkinson: estas recomendaciones te ayudarán a sacarle el mejor partido

Fuentes

CTVNews.ca (2019): Parkinson’s patients making strides with electrical stimulation in the spine. En https://www.ctvnews.ca/health/parkinson-s-patients-making-strides-with-electrical-stimulation-in-the-spine-1.4392023

Pallab Ghosh (2019): Parkinson’s results beyond researchers’ wildest dreams. BBC. En https://www.bbc.com/news/health-47803496

Samotus, O. , Parrent, A. and Jog, M. (2018), Spinal Cord Stimulation Therapy for Gait Dysfunction in Advanced Parkinson’s Disease Patients. Mov Disord., 33: 783-792. doi:10.1002/mds.27299