¿Pueden los gatos realmente discriminar su nombre? Un estudio de la Universidad de Tokio plantea que sí

¿Pueden los gatos realmente discriminar su nombre? Un estudio de la Universidad de Tokio plantea que sí

¿Pueden los gatos comprender expresiones humanas? Esta precisamente es la pregunta que intenta responder un equipo de investigadores japoneses al comparar el comportamiento de estos animales en cuatro experimentos.

gatos entienden

Cuatro experimentos que incluyeron 77 gatos domésticos permitieron develar los misterios de la comunicación entre los humanos y estos animales.

Numerosos estudios han reflejado la habilidad de los perros para distinguir gestos,  palabras y emociones humanas. Sin embargo, las capacidades de comunicación de los felinos son poco conocidas.

Una nueva publicación en Scientic Reports revela que los gatos podrían identificar palabras habitualmente utilizadas por sus dueños.

También puede interesarte: Demencia canina. O cómo nuestros mejores amigos comparten hasta los males

Palabras y maullidos: los gatos podrían comprender realmente nuestras expresiones

A pesar de que muchos dueños asumen que las mascotas son capaces de comprender sus palabras, esta habilidad nunca ha sido comprobada científicamente en el caso de los gatos. Es así que Saito y sus colaboradores decidieron estudiar por primera vez la comunicación entre seres humanos y felinos.

Para ello, utilizaron 77 gatos de ambos sexos entre los 6 meses y los 7 años de edad. Pertenecían a diferentes familias y la mayoría eran animales de interior. Los gatos fueron incluidos en cuatro experimentos de comportamiento bajo el método de “hacer hábito” – “eliminar hábito”.

Se analizó si los gatos eran capaces de reconocer su nombre entre palabras de sonido similar e incluso si podían distinguirlos del nombre de otros gatos que vivían en su misma casa.

Para ello se realizaron distintas grabaciones de los investigadores y los dueños de las mascotas pronunciando los nombres y sustantivos muy similares. Al exponerlos a estos estímulos se observaba y analizaba su comportamiento ya fuera que maullaran, movieran las orejas, la cabeza o la cola.

Según los investigadores de la Universidad de Tokio, los resultados indicaron que los gatos son capaces de distinguir su nombre entre palabras con diferente fonema ya fuera pronunciado por una figura familiar o no.

De la misma manera, parecen tener la habilidad para distinguir su nombre de la de otros gatos con los que conviven. No sucede lo mismo en animales que viven en lugares como los cafés de gatos japoneses, donde interactúan con numerosas personas.

Esto puede deberse a que los animales asocian su nombre con recompensas, particularmente comida. Sus reacciones suelen ser orientativas: mueven las orejas y la cabeza.

Revise además: Salud cerebral: ¿qué es y cómo se mejora?

Mucho por descubrir aún

Esta investigación es la primera en estudiar la capacidad de entender la voz humana en animales considerados menos sociales que los perros. Según los autores, podría ser la clave para profundizar en el proceso de autodomesticación y socialización de nuestra especie.

De cualquier manera este tipo de estudio donde se interpreta el comportamiento de los animales con respecto a determinados sonidos puede ser subjetivo. Esperemos que más adelante se encuentren métodos más objetivos para comprobar su entendimiento.

Revisa también: El síndrome del acento extranjero crónico también podría representar un desorden neurológico funcional

Fuentes bibliográficas

Saito A., K. Shinozuka, Y. Ito y T. Hasegawa. Domestic cats (Felis catus) discriminate their names from other words. Scientic Reports 2019. 9 (1): 5394. En: https://dx.doi.org/10.1038/s41598-019-40616-4)

University of Tokyo. Hello, kitty: Cats recognize their own names. Neuroscience News (2019). En: https://neurosciencenews.com/cat-name-recognition-12024/