La apendicectomía retrasa el inicio del párkinson, la apendicectomía disminuye el riesgo de párkinson, también lo aumenta o quizás no tiene nada que ver: los intrincados caminos de la ciencia

La apendicectomía retrasa el inicio del párkinson, la apendicectomía disminuye el riesgo de párkinson, también lo aumenta o quizás no tiene nada que ver: los intrincados caminos de la ciencia

Un estudio sugiere que la apendicectomía aumenta el riesgo de enfermedad de Parkinson. Investigaciones anteriores han llegado a la conclusión opuesta.

apendicectomía parkinson

Año 2016, los resultados de una investigación publicada en la revista Movement Disorders concluyen que la apendicectomía, un procedimiento usado para extraer el apéndice, se asociaba a un aumento pequeño del riesgo de desarrollar párkinson.

En septiembre de 2018 otro estudio sobre el tema no encontró asociación entre remover el apéndice y desarrollar párkinson.

También en 2018, en octubre, la revista Science Translational Medicine se hacía eco de los resultados de un estudio en el que se observó que quienes pasaban por una apendicectomía tenían menor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Llegamos a 2019 y la relación entre el apéndice y el párkinson vuelve a ser noticia: un estudio de la Universidad Case Western, en Ohio, EE.UU concluyó, después de analizar información de 62,218,050 personas, que la apendicectomía triplicaba el riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson.

Los resultados no han sido publicados en ninguna revista, sino que solo está disponible un resumen que será presentado en una próxima reunión científica, pero ha sido suficiente para que muchos se pregunten qué sucede entre el apéndice y el párkinson que se pueden dar resultados aparentemente tan contradictorios.

Hasta ahora se sabe que en el apéndice se acumulan agregados de alfa-sinucleína, una proteína que en el párkinson contribuye al daño que experimentan las células cerebrales.

Se ha especulado que el desencadenante del párkinson puede no estar en el cerebro, sino en el intestino, y el hecho de que el apéndice sea rico en alfa sinucleína lo hace un candidato interesante para la investigación científica.

También te puede interesar leer: Y ahora el apéndice, ¿dónde surges, Mr. Parkinson?

Los resultados más recientes

En la más reciente investigación se analizaron los registros electrónicos de salud de 62,218,050  personas, se identificaron 488.190 casos de apendicectomía y entre ellos 4.470 casos de enfermedad de Parkinson. En las personas sin apendicectomía los casos de párkinson fueron 177.230.

El análisis estadístico reflejó que las personas a las que se les extirpó el apéndice tenían tres veces más riesgo de desarrollar párkinson que aquellas que lo conservaron.

El Dr. Mohammed Z. Sheriff, el autor principal del estudio, comentó:

“Esta investigación muestra una relación clara entre el apéndice o la eliminación del mismo y la enfermedad de Parkinson, pero es solo una asociación. Se necesita investigación adicional para confirmar esta conexión y para comprender mejor los mecanismos involucrados «.

Y es que, aunque el número tan elevado de personas analizadas dota a la investigación de una gran solidez estadística, hay algunas limitaciones que deben ser tomadas en cuenta.

Por ejemplo, según comenta Viviane Labrie, una científica que no está relacionada con el actual estudio, pero que sí ha investigado sobre el tema, el estudio no toma en cuenta una gran ventana de tiempo, sino que solo toma los datos en relación al inicio de los síntomas motores de la enfermedad de Parkinson.

El problema es que cuando aparecen síntomas de alteraciones motoras, la enfermedad ya lleva muchos años evolucionando. De hecho, entre las primeras manifestaciones del párkinson están alteraciones gastrointestinales que pueden aumentar el riesgo de apendicitis, una inflamación del apéndice que lleva a removerlo.

También te puede interesar leer: Problemas asociados al aparato digestivo en la enfermedad de Parkinson: frecuentes y molestos

Sentido común: las apendicectomías cuando hay que hacerlas, hay que hacerlas

Si en algo coinciden todos los investigadores es que si hay algún vínculo entre la apendicectomía y el riesgo de párkinson, su efecto es modesto y en ningún momento debe determinar que una persona decida pasar o no por una apendicectomía.

El riesgo de desarrollar párkinson puede depender de muchos factores, algunos de ellos pueden ser evitados en algunas circunstancias personales, por ejemplo, la exposición a determinados pesticidas, mientras que otros; como la genética, por el momento están fuera de nuestro control.

También te puede interesar leer: El ingenio de las personas con párkinson: los trucos que usan para vencer la congelación de la marcha

Fuentes

Bryan A. Killinger, Zachary Madaj, Jacek W. Sikora, Nolwen Rey, Alec J. Haas, Yamini Vepa, Daniel Lindqvist, Honglei Chen, Paul M. Thomas, Patrik Brundin, Lena Brundin, Viviane Labrie (2018): The vermiform appendix impacts the risk of developing Parkinson’s disease. SCIENCE TRANSLATIONAL MEDICINE. En http://stm.sciencemag.org/content/10/465/eaar5280#T1

Mohammed Z. Sheriff*, Emad Mansoor, Gregory S. Cooper (2019: Parkinson’s disease is more prevalent in patients with appendectomies: a national population-based study

Palacios, N. , Hughes, K. C., Cereda, E. , Schwarzschild, M. A. and Ascherio, A. (2018), Appendectomy and risk of Parkinson’s disease in two large prospective cohorts of men and women. Mov Disord., 33: 1492-1496. doi:10.1002/mds.109

Svensson, E. , Horváth‐Puhó, E. , Stokholm, M. G., Sørensen, H. T., Henderson, V. W. and Borghammer, P. (2016), Appendectomy and risk of Parkinson’s disease: A nationwide cohort study with more than 10 years of follow‐up. Mov Disord., 31: 1918-1922. doi:10.1002/mds.26761

Yasemin Saplakoglu (2019)Another Study Found a Link Between Parkinson’s Disease and the Appendix. What’s Going On? Life Science. En https://www.livescience.com/65456-appendix-removal-parkinsons-risk.html