Biotecnología contra la neurodegeneración: Aurin Biotech

Biotecnología contra la neurodegeneración: Aurin Biotech

Aurin Biotech fue creada para desarrollar fármacos capaces de inhibir cascadas bioquímicas que conllevan a la aparición de enfermedades neurodegenerativas. Esta compañía canadiense fue fundada por el Dr. Patrick L. McGeer y la Dra. Edith McGeer, dos conocidos especialistas en el campo del alzhéimer y la neurodegeneración. 

Aurin Biotech

La enfermedad de Alzheimer afecta a millones de personas y no tiene tratamiento curativo en el mercado. De hecho, los tratamientos sintomáticos que existen en la actualidad tienen un efecto que en el mejor de los casos puede calificarse de modesto.

Encontrar tratamientos eficaces contra la enfermedad se ha convertido en una de las grandes metas de la ciencia contemporánea.

De acuerdo con los especialistas, la gran mayoría de los compuestos destinados a tratar la enfermedad de Alzheimer han fallado. Un ejemplo de ello el Aducanumab, un compuesto antiamiloide que ya se hallaba en su tercera fase de ensayos clínicos, pero que resultó ineficaz para provocar mejorías funcionales o cognitivas en los pacientes.

Aunque existen numerosos fármacos para el manejo de los síntomas, hasta el momento no se ha logrado que alguno impida la progresión de la enfermedad.

Tal es el propósito de la creación de Aurin Biotech, una compañía biotecnológica canadiense que se enfoca en  la creación de medicamentos capaces de inhibir cascadas bioquímicas involucradas en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas.

Revisa además: Ann Graybiel: una vida de ciencia

Aurin Biotech y McGeer Laboratory: el complemento perfecto

Aurin Biotech fue fundada en 2012. ¿Su objetivo? Desarrollar medicamentos basados en los descubrimientos del Laboratorio McGeer y Associados, en la Universidad de British Columbia (UBC).

El Laboratorio McGeer es bien conocido por el descubrimiento hace ya 25 años del papel que juega la  activación del sistema del complemento en la enfermedad de Alzheimer. Desde entonces han realizado más de 12 estudios epidemiológicos y 14 estudios con ratones transgénicos que confirman su hallazgo.

El trabajo de estos investigadores se enfoca en la comprensión de los mecanismos de progresión de las enfermedades neurodegenerativas y la neuroinflamación.

Tanto su líder, Dr. Patrick L. McGeer, como su esposa y co-fundadora de Aurin Biotech , Dra. Edith McGeer se encuentran entre los 100 neurocientíficos más citados del mundo.

El sistema del complemento es parte fundamental de nuestro sistema immune. Se activa en respuesta a agentes hostiles potenciando la inflamación, la fagocitosis y la destrucción o lisis celular.

Sin embargo, una vez desencadenada  la respuesta, no ocurre discriminación entre el tejido sano y el enfermo. Se piensa que este descontrol puede estar asociado con numerosas enfermedades, particularmente las neurodegenerativas.

Durante mucho tiempo ha dominado el campo del alzhéimer una hipótesis que plantea que la formación de depósitos de proteína beta-amiloide es la causa de aparición del alzhéimer.

Se cree que una cascada bioquímica que se desencadena a partir de dicha acumulación provoca la activación del complemento, el cual comienza a dañar las neuronas.

El equipo de investigación del Laboratorio McGeer descubrió un grupo de pequeñas moléculas capaces de inhibir esta cascada bioquímica.

Por esta razón se funda Aurin Biotech. La compañía biotecnológica canadiense prometía desarrollar agentes orales que interrumpieran la acumulación de beta-amiloide y los procesos inflamatorios.

Consulte también: Qué son las enfermedades neurodegenerativas y cuáles son las más comunes

Un agente inhibidor del sistema del complemento podría ser la respuesta para numerosas enfermedades

En la actualidad, Aurin Biotech posee varios compuestos orales que prometen reducir el efecto nocivo que causa el control irregular o activación errónea del complemento sobre los tejidos.

Su fármaco líder es AUR1107, que esperan podrá convertirse en un fármaco con amplio espectro terapéutico.

AUR1107 se encuentra en su primera fase de ensayos clínicos desde enero de 2017. Hasta el momento parece preservar las funciones conductuales del sujeto afectado y no muestra efectos negativos ni toxicidad.

Actúa a través de la proteína C9 y el factor D, de forma tal que bloquea la formación del complejo de ataque de membrana (MAC). Sin embargo, aún falta mucho por andar para ver si la promesa que representa AUR1107 se hace realidad.

Lee además: Qué es la inflamación y cuál es su papel en el sistema nervioso

Fuentes bibliográficas

Sahu & J.D. Lambris. Complement inhibitors: a resurgent concept in anti-inflammatory therapeutics. Immunopharmacology 2000 49: 133–148. En: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10904113

Aurin Biotech History. www.aurinbiotech.com