Diferencia entre demencia senil y Alzheimer

Diferencia entre demencia senil y Alzheimer

La demencia senil (término en desuso) es una condición que es el resultado de una o varias enfermedades, no es una enfermedad en sí misma, sino que está provocada por diferentes patologías. Su causa más frecuente a nivel mundial es la enfermedad de Alzheimer.

diferencia entre demencia senil y alzheimer

La demencia es, según estipula la Organización Mundial de la Salud:

Un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal”.

Siendo muy concretos diríamos que lo que define que una persona tenga o no demencia es el deterioro de funciones como la memoria, la atención, la capacidad de aprendizaje o la orientación espacial.

A medida que todas esas funciones, indispensables para interactuar exitosamente con lo que nos rodea, van deteriorando, las habilidades para realizar las actividades que cotidianamente hacía la persona también experimentan un declive.

Progresivamente la persona con demencia se verá limitada para realizar actividades del día a día y terminará dependiendo de quienes le rodean, un proceso que define las diferentes fases de la demencia.

Es importante comprender que la demencia no es una enfermedad en sí misma que está provocando esos síntomas, sino que la existencia de esos síntomas constituyen un cuadro que se ha terminado llamando demencia.

Muchas enfermedades pueden causar demencia, entre ellas la enfermedad de Alzheimer, la degeneración lobar frontotemporal o el ictus.

También te puede interesar leer: Demencia senil síntomas, tipos, causas y tratamientos

¿Demencia senil y demencia en qué se diferencian?

Demencia senil es un término que ya no se considera adecuado. Senil hace referencia a la persona de edad avanzada y poner ese adjetivo a la palabra demencia, puede hacer pensar que el síndrome solo surge en ancianos o que la demencia está provocada por el envejecimiento.

En realidad, muchas personas que no llegan a los 65 años desarrollan demencia y el envejecimiento, si bien es un factor que eleva el riesgo de demencia, no es una causa de la misma.

Entonces, en la actualidad el término preferido es demencia para hablar de manera general del síndrome y ya en casos particulares lo ideal es llegar a diagnosticar el tipo de demencia.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre el Alzheimer y la demencia senil?

cual es la diferencia entre el alzheimer y la demencia senil

Si has llegado hasta aquí seguramente tienes claras la diferencias entre demencia senil y Alzheimer, pero vamos a profundizar un poco más.

Como ya mencionamos, el Alzheimer es una enfermedad que causa demencia, de hecho, es la causa más frecuente de demencia a nivel mundial.

Cuando una persona tiene alzhéimer, en su cerebro se van acumulando unas proteínas tóxicas que van impidiendo que las neuronas (las células que permiten pensar, recordar, amar, etc) se nutran adecuadamente y que se comuniquen entre sí.

Las neuronas mueren y las funciones que desempeñaban, las llamadas funciones cognitivas, deterioran progresivamente hasta el punto de tener que considerar que el afectado tiene demencia.

La enfermedad de Alzheimer es un buen ejemplo para ilustrar por qué el término demencia senil no es adecuado.

En realidad, la enfermedad se desarrolla décadas antes de que veamos los problemas de memoria y orientación espacial en los afectados. El Alzheimer es una enfermedad que posiblemente comienza en la mediana edad, sino antes.

Si nos pusiéramos a buscar tratamiento para la «demencia senil» sin duda alguna llegaríamos demasiado tarde, que es lo que ha pasado con muchas investigaciones en las que se evaluaban nuevos medicamentos para la demencia.

También te puede interesar leer: Cómo detectar el deterioro cognitivo y por qué es tan importante hacerlo

Es importante definir la causa de la demencia

Uno de los grandes inconvenientes de usar el término demencia senil es que no especifica el tipo de demencia, no nos dice nada sobre sus causas (y ya sabes que el envejecimiento no es una de ellas) y siempre que estemos nosotros o un familiar bajo sospecha de demencia, es importante insistir en que se intente identificar la causa.

Existen decenas de factores que puede causar demencia, por ejemplo, la alteración del flujo sanguíneo cerebral por un ictus (demencia vascular), la acumulación de proteínas tóxicas en cerebro (demencia con cuerpos de Lewy, Alzheimer, demencia frontotemporal) o alteraciones metabólicas (demencia metabólica).

Aunque el estado de demencia en la actualidad no es reversible, determinar el origen de la demencia permitirá establecer tratamientos más adecuados que lleven a un mejor control de los síntomas.

Si con este artículo ya sabes reconocer las diferencias entre el Alzheimer y la demencia senil, no dudes en explicarlo la próxima vez que escuches a alguien decir que «no, ella no tiene Alzheimer, ella lo que tiene es demencia senil».

También te puede interesar leer: Qué son las enfermedades neurodegenerativas y cuáles son las más comunes

Fuentes

OMS (2019): Demencia. En https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/dementia