Ejercicio para combatir el dolor en la enfermedad de Parkinson

Ejercicio para combatir el dolor en la enfermedad de Parkinson

Una entrevista a la fisioterapeuta Bhanu Ramaswamy , publicada en la revista de la organización británica Parkinson’s UK, nos da algunas claves para comprender los tipos de dolores más comunes que experimentan las personas con párkinson y cómo el ejercicio físico es una herramienta para combatirlo.

ejercicios dolor parkinson

Siempre me resulta gracioso recordar cómo mi abuela, ante el más mínimo dolor muscular (o de cualquier tipo, realmente) siempre recomendaba reposo “échate en la cama y descansa”.

Si mi abuela escuchase hoy las recomendaciones que dan los profesionales para combatir el dolor, quedaría asombrada y seguramente algo escéptica me diría “hija, yo nunca he visto…”

Porque reposo no es precisamente lo que recomiendan en muchos casos, sino ejercicio. En este sentido me resultó interesante una entrevista que le realizaron a la fisioterapeuta Bhanu Ramaswamy y que se publicó en el magazine de la organización Parkinson’s UK.

Como creemos que puede ser del interés de muchos de los afectados por párkinson, a continuación reproducimos la entrevista.

También te puede interesar leer: 8 +1 recomendaciones básicas para personas que viven con enfermedad de Parkinson

¿Qué tipo de dolor pueden experimentar las personas con párkinson?

Hay varios tipos de dolor asociados con el párkinson. El más común es el dolor muscular (musculoesquelético). Este proviene de los músculos y huesos y generalmente se siente como un dolor alrededor de las articulaciones, los brazos o las piernas.

El dolor permanece en un área y no se mueve alrededor del cuerpo ni se extiende por las extremidades, a diferencia del dolor que podría experimentar cuando los nervios están comprimidos y bajo estrés.

¿Cómo puede ayudar el ejercicio?

Si experimenta dolor, la idea de hacer ejercicio puede ser desalentadora. El ejercicio es una forma ideal y perfectamente segura de combatir el dolor. Pero diferentes ejercicios son más efectivos para diferentes tipos de dolor.

Para el dolor agudo, es mejor comenzar con ejercicios más suaves, generalmente aconsejados por un profesional de la salud como un fisioterapeuta.

Para el dolor persistente, es una buena idea basarse en lo que ya puede hacer con ejercicio funcional. Esto implica entrenar sus músculos para realizar movimientos comunes que usted podría hacer en casa o en el trabajo.

El ejercicio puede aumentar su malestar a corto plazo mientras su cuerpo se acostumbra a moverse de una nueva manera. Pero la falta de actividad sólo empeorará el problema y el dolor a largo plazo.

Cualquier incomodidad inicial es superada con creces por el impacto positivo que el ejercicio regular puede tener en el dolor persistente y en su bienestar general.

También te puede interesar leer: El ingenio de las personas con párkinson: los trucos que usan para vencer la congelación de la marcha

Ejercicio funcional para el dolor persistente

Es posible que no haga mucho ejercicio si experimenta dolor persistente. Esto puede provocar rigidez articular, aumento de peso, debilidad muscular y dificultad para respirar. Pero hay algunos ejercicios sencillos que puede probar en casa.

Si experimenta dolor en las piernas, manténgalas fuertes practicando levantarse y sentarse en una silla.

Si le duelen los hombros, comience por aflojarlos con movimientos de balanceo de los hombros, luego levante un objeto que sea ligeramente pesado (como una lata de conservas) de un estante y luego vuélvalo a poner en su sitio. Esto aumenta el rango de movimiento en su espalda, hombros y brazos, y también su fuerza.

Mejorar su estado físico general

Aumentar su nivel de forma física le ayudará a controlar su peso y a asegurarse de que sus articulaciones no están sometidas a ningún tipo de estrés adicional.

Podría intentar caminar, nadar, bailar, montar en bicicleta o hacer aeróbicos, ¡usted decide!

Ayuda con el dolor en áreas específicas

Si su dolor se limita a una parte específica de su cuerpo, considere la posibilidad de ver a un profesional, como un fisioterapeuta, que esté entrenado para lidiar con afecciones como el párkinson o el dolor.

Ellos podrán darle ejercicios específicos para aumentar la fuerza y el rango de movimiento de esas articulaciones y músculos en particular.

También te puede interesar leer: La actividad física es tu mejor aliada contra el párkinson: estas recomendaciones te ayudarán a sacarle el mejor partido

Fuentes

BHANU RAMASWAMY: Exercise for pain in Parkinson’s. En https://www.parkinsons.org.uk/information-and-support/your-magazine/exercise-pain-parkinsons