Cuatro funciones del cerebelo que demuestran su importancia

Cuatro funciones del cerebelo que demuestran su importancia

Las funciones del cerebelo son múltiples e incluyen el lenguaje, motricidad y sensibilidad, cognición y atención.

funciones del cerebelo
En rojo, representación del cerebelo | Life Science Databases(LSDB). [CC BY-SA 2.1 jp (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.1/jp/deed.en)]
El cerebelo es un órgano que ha suscitado numerosas dudas durante la historia, ya que no ha sido fácil identificar otras funciones distintas a las clásicas alteraciones motoras que se identificaron en el siglo XIX gracias a las lesiones del cerebelo descritas.

Sin embargo, el papel de este órgano en otras áreas es vital, a pesar de que aún no han sido comprendidas del todo. A continuación se resumen algunas de las características más básicas de este órgano, que incluyen desde el lenguaje hasta la cognición.

También te puede interesar leer: Ataxia espinocerebelosa: síntomas, signos y tratamiento

Funciones del cerebelo, del lenguaje a la motricidad

El lenguaje

A pesar de que clásicamente se le ha atribuido al cerebelo un conjunto de funciones asociadas a la motricidad, algunos eventos en la historia condicionaron la inquietud acerca de un probable vínculo con el lenguaje.

Por ejemplo, el hecho de que algunos pacientes que han sido sometidos a la resección quirúrgica de un meduloblastoma (un tumor típico de la infancia que generalmente se aloja en el cerebelo) padezcan de “mutismo” durante varias semanas luego de la intervención, hace pensar en una evidente asociación de funciones.

Esta función del cerebelo probablemente esté alojada en la región paravermiana del hemisferio cerebeloso izquierdo, presentándose como síntomas (cuando hay alguna afección en esta zona) problemas de acentuación y distorsión durante la emisión de vocales.

También te puede interesar leer: El cerebelo, ese pequeño gran órgano

Motricidad y sensibilidad

Las funciones del cerebelo en la regulación de movimientos corporales es quizá el papel más importante y fácilmente identificable del cerebelo, un hecho conocido desde que se realizaron los experimentos del investigador italiano Luigi Rolando en el siglo XIX.

Las lesiones en este órgano provoca en muchos casos la llamada ataxia cerebelosa, un conjunto sindrómico caracterizado por falta de coordinación muscular. El aumento de la base de sustentación, marcha inestable y la dificultad para coger objetos son algunas de las características de esta afección.

Otro papel mucho menos conocido es el de la sensibilidad. Se ha demostrado que la estimulación de los dedos de la mano produce activación de algunos centros nerviosos ubicados en el cerebelo, planteándose una posible asociación de la función motriz con la sensitiva, en un sistema fisiológico que requiere de la integridad de ambas características para garantizar la integridad del órgano.

También te puede interesar leer: El cerebelo, ese pequeño gran órgano

Cognición

La participación del cerebelo en funciones psicológicas y cognitivas, al igual que en el apartado anterior, se ha visto confirmada al evidenciarse la activación del órgano cuando se realizan ciertas tareas.

Por ejemplo, en el momento de asociar un verbo con una imagen en particular (como cuando se visualiza algún alimento y el sujeto, sin emitir palabras, mentalmente piensa la palabra “comer”), se evidencia una mayor actividad cerebelosa que en el resto de las regiones encefálicas.

Es probable que esta función guarde una estrecha relación con la actividad motora que cumple el cerebelo, ya que probablemente la asociación con la cognición esté vinculada con la ejecución de movimientos vinculados a los procesos cognitivos.

Por ejemplo, pensar en comer puede activar ciertas neuronas cerebelosas debido al consecuente movimiento asociado a coger el alimento y llevarlo a la boca.

La atención y la probable asociación con el autismo

Se ha evidenciado que aquellos individuos con algún grado de afección cerebelosa tardan más tiempo en cambiar el foco de atención de un objeto hacia a otro, a pesar de que se trata de varios milisegundos.

Esto quizá tiene que ver con el hecho de que la atención está vinculada con un proceso subconsciente, en el que el sujeto se fija en otros elementos en el espacio antes de cambiar de foco de atención, una tarea que probablemente esté alterada en pacientes con afección del cerebelo.

Además, la asociación de cognición, atención y lenguaje (entre otras funciones del cerebelo) quizá permita explicar el hecho de que pacientes que encajan dentro del trastorno del espectro autista posean alteraciones morfológicas y funcionales de este órgano. Este hecho permite afianzar una teoría neurobiológica que intenta explicar esta condición.

También te puede interesar leer: El cerebelo en niños con autismo: menos complejo estructuralmente

Fuentes y referencias

Carrizosa J, Cornejo W. Cerebelo: más allá de la coordinación motora. Anatomía y conexiones del cerebelo. Iatreia 2003;16(2):183-187.

García R, Hernández E, Concha A, et al. El cerebelo y sus funciones. Rev Med UV 2009.