De la epilepsia de Napoleón al ictus de Roosevelt: personajes famosos que padecieron enfermedades neurológicas

De la epilepsia de Napoleón al ictus de Roosevelt: personajes famosos que padecieron enfermedades neurológicas

Un publicación reciente de la revista The Neuroscientist analiza las posibles causas del desarrollo de enfermedades neurológicas en figuras históricas como Julio César, Napoleón y Churchill.

personajes históricos con enfermedades neurologicas

Las enfermedades neurológicas han estado presentes en todas las épocas de desarrollo del ser humano, asolando poblaciones de todo el mundo sin discriminar entre razas o clases sociales. El avance de las ciencias médicas y la implementación de técnicas de estudio cada vez más exactas han permitido alcanzar un nuevo nivel en su  diagnóstico y manejo.

De esta manera los especialistas pueden explorar por primera vez casos inexplicados de figuras históricas que padecieron trastornos neurológicos o psiquiátricos. Ejemplo de ello es el análisis de una posible predisposición a las malformaciones cerebrovasculares en la familia del músico alemán Félix Mendelssohn.

¿Cuántos otros científicos, políticos y artistas sufrieron este tipo de trastorno? En el día de hoy estaremos explorando la vida de algunos de ellos gracias a una publicación en la en la revista The Neuroscientist.

Los autores, Domenico Chirchiglia y sus colaboradores, analizan la vida de diferentes personajes famosos que se vieron dominados por trastornos del sistema nervioso. En TiTi te propone una selección de algunos de ellos.

Revisa también: Las enfermedades neurológicas, segunda causa de muerte a nivel mundial

Epilepsia y carisma: Julio César y Napoleón Bonaparte

Julio César (100-44 a.n.e) fue una de las figuras políticas más carismáticas de todos los tiempos. Lo que seguramente ignoras es que el general romano sufría ataques epilépticos y dolores de cabeza frecuentes. Historiadores como Plutarco y Suetonio han confirmado este padecimiento, sin embargo, hasta el momento las causas son desconocidas.

Aunque diferentes autores indican que dichas convulsiones fueron causadas por una malformación arteriovenosa, otra hipótesis está ganando auge en los últimos años. Los especialistas se preguntan si el hombre que jugó un rol excepcional en la conformación del Imperio padecía una enfermedad del sistema nervioso central de origen parasitario.

La neurocisticercosis es ocasionada por la penetración de la larva de Taenia solium en el cerebro. Cuando se ingiere carne de cerdo mal cocinada existe un alto riesgo de que contenga huevos de dicho organismo que, al eclosionar, atraviesan las paredes del intestino hacia el flujo sanguíneo.

Todo parece indicar que la epilepsia comenzó a manifestarse luego de que Julio César viajara a Egipto, donde, según se presume, podría haberse infectado. Uno de los síntomas de este padecimiento es la cefalea.

Napoleón Bonaparte | Wikimedia Commons

Poca presentación es necesaria cuando se habla de Napoleón Bonaparte (1769-1821), uno de los grandes genios militares que ha dado el mundo. Lo que muchos no saben es que Napoleón padecía epilepsia y se ha planteado que podía tener relación con complicaciones derivadas de la enfermedad renal que padecía, que a su vez se originó debido a la gonorrea que su amada Josefina le transmitió.

También puede interesarle: Neurocisticercosis, una parasitosis que afecta el cerebro

Mozart y el síndrome de Tourette

Durante años se ha asegurado que la música clásica, en especial las composiciones de Wolfgang Amadeus Mozart, mejoran el desarrollo cognitivo y ayudan en la rehabilitación de pacientes con enfermedades mentales. Hoy solo puede afirmarse que sus creaciones han sido extremadamente útiles para el estudio de la relación música-cerebro.

Lo más curioso de todo es que Mozart sufría un desorden neuropsiquiátrico que provocaba que emitiera vocalizaciones desagradables durante sus sesiones de piano: el síndrome de Tourette.

Este trastorno suele desaparecer durante la adolescencia y adultez según su severidad y tipo, pero en el caso de Wolfang continuó afectándolo. Se desconoce si tuvo también los movimientos involuntarios que suelen caracterizar la enfermedad.

Lo que sí está claro es que esto no le impidió desarrollarse y convertirse en uno de los músicos más recordados de todos los tiempos.

Revisa además: El síndrome del acento extranjero crónico también podría representar un desorden neurológico funcional

Ravel: música y neurodegeneración

Maurice Ravel | Bibliothèque nationale de France

Maurice Ravel (1875-1937) fue un destacado músico francés que durante toda su vida se vio asediado por alteraciones psiquiátricas. En 1952 el escenario se hizo más oscuro: comenzó a tener problemas para hablar, para comprender lo leído y para escribir. También tenía problemas para la realización de movimientos.

Un reputado neurólogo de su época le diagnosticó atrofia cerebral con agrandamiento ventricular bilateral.

Investigadores posteriores han llegado a postular un diagnóstico más específico: se cree que desarrolló degeneración corticobasal y afasia progresiva primaria.

También te puede interesar leer: Degeneración corticobasal síntomas, evolución y tratamiento

Accidentes cerebrovasculares mortales: Roosevelt y Churchill

Los accidentes cerebrovasculares están entre las principales causas de muerte a nivel mundial, un dato estadístico que no resulta exclusivo de esta época.

En los siglos pasados eran muchas las personas que fallecían a causa de enfermedades cerebrovasculares, en especial porque los métodos de tratamiento y rehabilitación estaban muy poco desarrollados y los factores de riesgo eran desconocidos. Un ejemplo de ello son 2 jefes de estado que destacaron por su visión, arrojo y resistencia: Churchill y Roosevelt.

Winston Churchill (1874-1965), primer ministro de Inglaterra durante la II Guerra Mundial, falleció debido a complicaciones luego de sufrir una isquemia.

En 1941 ya había experimentado dolor torácico, según se cree, al realizar un esfuerzo tratando de abrir la ventana de su habitación en la Casa Blanca. Sin embargo, lo más importante de todo es que padecía de obesidad y abusaba del cigarro y del alcohol, lo cual finalmente puede haber con llevado al evento que terminó con su vida.

Franklin D. Roosevelt a bordo del U.S.S.S. Indianápolis en Trinidad | National Archives and Records Administration

El trigésimo Segundo presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, padeció poliomielitis , lo cual lo obligó a usar una silla de ruedas gran parte de su vida adulta. La enfermedad es causada por el poliovirus, capaz de infectar y destruir las neuronas motoras del sistema nervioso central.

Otros investigadores, sin embargo, platean que sus síntomas parecen mas relacionados con el síndrome de Guillan-Barré que con la poliomielitis. Sea una causa u otra, la realidad es que lo que llevó a su muerte fue posiblemente un ictus hemorrágico (también hay quien dice que fue un tumor lo que acabó con su vida) a lo que sin dudas contribuyó su consumo excesivo de tabaco y la hipertensión. 

Consulta también: El riesgo de demencia antes y después de un ictus: elevado, aunque depende en gran medida de la gravedad del evento

La tiranía de las enfermedades y la democracia del cuidado y la prevención

Esperamos que te haya resultado interesante este rápido vistazo por la historia y la neurología. Recordemos que los trastornos neurológicos son un riesgo para todos y que la mejor manera de minimizar este riesgo es el desarrollo de hábitos saludables y el cuidado de nuestra salud.

Fuentes bibliográficas

Chirchiglia D., P. Chirchiglia y R. Marotta. When History Meets Neurology: Neurological Diseases of Famous People. The Neuroscientist (2019), 00(0):1-6. En: https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/1073858419835542