Fasciculaciones: 3 situaciones en las que pueden aparecer

Fasciculaciones: 3 situaciones en las que pueden aparecer

fasciculaciones

Las fasciculaciones son un conjunto de movimientos musculares que generalmente no responden a una enfermedad, a pesar de que existen algunas patologías graves que cursan con dichos síntomas.

Las fasciculaciones son movimientos de poca amplitud, repetitivos, generalmente de breve duración y que suele abarcar a pequeños grupos musculares.

Es importante conocer que prácticamente toda persona presentará un evento parecido en toda su vida. Es por ello que en la mayoría de los casos (como el síndrome de fasciculación benigno) su presencia es completamente normal.

Sin embargo, existen ciertas patologías (entre las cuales la enfermedad de la motoneurona es la más frecuente) que pueden cursar con fasciculaciones y que son un signo de alarma que orienta hacia la realización de un diagnóstico clínico.

Por otro lado, también existen fármacos que pueden originar estos movimientos como una reacción adversa.

Es sobre este particular síntoma del que hablaremos en este artículo, haciendo especial énfasis en la descripción de las condiciones de salud asociadas.

También te puede interesar leer: Enfermedad de Kennedy, otra enfermedad de la motoneurona lentamente progresiva

Síndrome de fasciculación benigno

Este término es sumamente útil en aquellos casos en los que se desea englobar a aquel conjunto de pacientes que padecen fasciculaciones en un contexto de salud aparentemente normal (el cual compone la gran mayoría de los casos).

Este puede aparecer a cualquier edad y no tienen distinción por género.

Clínicamente se caracteriza por los movimientos antes descritos que pueden producirse en cualquier grupo muscular, a pesar de que predominan en pequeñas regiones (como las porciones distales de los miembros).

Además, suelen producirse durante el reposo y tienden a durar varios segundos (aunque en raras ocasiones pueden durar pocos minutos).

El movimiento voluntario del músculo durante la fasciculación es una maniobra rápida que pudiese resultar efectiva en algunos pacientes, en los que el movimiento cesa automáticamente.

Fasciculaciones en la enfermedad de la motoneurona

A diferencia del ejemplo anterior, este grupo engloba cualquier patología (generalmente degenerativa) que afecta a las motoneuronas (un grupo de células que forman parte de las vías nerviosas involucradas en la ejecución del movimiento voluntario).

Para efectos prácticos, es posible distinguir dos tipos de motoneuronas y de síndromes asociados: el de la superior (SMS) y el inferior (SMI).

El primero de ellos se caracteriza por la afección de una neurona que nace desde la corteza cerebral y se proyecta hacia la médula espinal.

La motoneurona inferior, por otro lado, se origina desde dicho órgano (luego de hacer una sinapsis con una pequeña neurona intermedia) y termina en los órganos efectores, en donde ejerce influencia nerviosa (generalmente músculos).

Dependiendo del grado de afección de uno u otro grupo celular, aparecerá una serie de síntomas particulares que en algunos pacientes pudiesen solaparse y entorpecer un poco el diagnóstico.

Entre esos síntomas destacan la atrofia muscular (más marcada en el SMI), alteraciones del tono muscular (hipertonía en el SMS e hipotonía en SMI) y cambios en los reflejos osteotendinosos (aumentados en el SMS y disminuidos en el SMI).

En cuanto a las fasciculaciones, estas están presentes en el SMI y siempre tienen una connotación patológica, por lo que en todo paciente con este tipo de movimientos anormales y que, además, presente algunos de los síntomas antes descritos, debe descartarse una enfermedad de la motoneurona.

También te puede interesar leer: Depósitos de TDP-43 mal plegada, otra de las causas de ELA

Medicamentos

Se sabe que algunos fármacos tienen la capacidad de generar fasciculaciones, algunos de ellos usualmente utilizados para el tratamiento de trastornos neurológicos y otros para otro tipo de patologías.

El consumo de medicamentos que disminuyen el efecto de la acetilcolina (independientemente del mecanismo) se ha asociado a la aparición de fasciculaciones, probablemente debido al efecto de dicha sustancia como neurotransmisor.

Por otro lado, los broncodilatadores inhalados como el salbutamol y algunos antialérgicos pueden ocasionar fasciculaciones, sin que esto tenga un contexto patológico.

También te puede interesar leer: Antibióticos, efectos secundarios en el sistema nervioso

Fuentes y referencias:

Snell R.S. Neuroanatomía Clínica. 7ma edición. Wolters Kluwer Health España. Barcelona (2010).

Longo DL, Fauci AS, Kasper DL, Hauser SL, Jameson JL, Loscalzo J, editores. Harrison principios de medicina interna. Vol 2. 18a ed. México: McGraw-Hill; 2012.