Polineuropatía alcohólica, otra consecuencia del alcoholismo

Polineuropatía alcohólica, otra consecuencia del alcoholismo

La polineuropatía alcohólica es una enfermedad neurológica que afecta el sistema nervioso periférico y se produce en individuos que sufren de alcoholismo crónico.

alcohol efectos sobre el cerebro

El abuso del alcohol es uno de los factores de riesgo más importantes para numerosas enfermedades cardíacas y neurodegenerativas.

Cinco minutos después de su ingestión, esta sustancia pasa a la sangre y puede circular por todo el cuerpo (interviniendo en diferentes procesos metabólicos) e incluso cruzar la barrera hematoencefálica.

Entre los tejidos con mayor peligro de ser dañados se encuentran los del hígado, el músculo cardíaco y esquelético y los sistemas nerviosos central y periférico. En el caso de este último, puede generarse un desorden neurológico conocido como polineuropatía alcohólica.

Los mecanismos asociados a esta enfermedad son difíciles de comprender aún, por lo que su detección es altamente compleja. Aparece en personas que sufren de alcoholismo crónico y ocasiona dolor en las extremidades, hipersensibilidad táctil y afectaciones motoras que pueden conllevar a discapacidad.

La polineuropatía es una de las peores consecuencias del alcoholismo y solo un diagnóstico temprano puede garantizar alguna mejoría.

Revisa también: Enfermedades del cerebro, ¿conoces estas tres?

Pero ¿cómo se produce la polineuropatía alcohólica?

De acuerdo con las investigaciones realizadas, no solo el consumo continuo y abundante de alcohol, sino también las deficiencias nutricionales pueden provocar el desarrollo de esta enfermedad. Sin embargo existe un debate en relación a la causa que predomina.

Por una parte se plantea que el etanol disminuye tanto la absorción de tiamina a nivel intestinal, como su activación y acumulación a través de otras vías metabólicas. Las personas que padecen de alcoholismo tienden además a descuidar su alimentación.

Es muy frecuente que sufran enfermedades gastrointestinales que dificultan la incorporación de vitaminas y otros nutrientes esenciales. Según algunos estudios, se ha observado una mejoría en individuos afectados por la enfermedad cuando recibieron suplementos vitamínicos incluso si no detuvieron su consumo de alcohol.

La otra hipótesis que se maneja está basada en el efecto tóxico del alcohol para el organismo. Por ejemplo, la descomposición de esta sustancia en el interior del cuerpo produce acetaldehídos. Estas moléculas pueden resultar tóxicas cuando sus niveles son elevados, como en el caso de las personas alcohólicas.

De cualquier manera, la polineuropatía alcohólica provoca degeneración de los axones y pérdida de mielina en fibras sensoriales y motoras del tejido nervioso. El proceso puede durar algunos meses hasta que comiencen a manifestarse los primeros síntomas identificables.

Consulta además: Degeneración alcohólica del sistema nervioso: otra consecuencia del consumo excesivo de alcohol

Síntomas y tratamiento de la polineuropatía alcohólica ¿Qué debemos saber?

nutrientes envejecimiento

Los síntomas de la polineuropatía alcohólica van de leves a graves. En sus primeras fases, los pacientes indican sensación de quemazón en manos y pies que luego se extiende por toda la extremidad. Gradualmente, aparece hipersensibilidad al tacto y debilidad muscular que suele llevar a problemas de desplazamiento e incluso discapacidad.

El diagnóstico está basado en el análisis de la historia clínica y familiar del paciente, la evaluación de síntomas, pruebas sensoriales y exámenes físicos.

Es importante su detección temprana para maximizar las posibilidades de mejoría de la persona afectada. Aunque se utilizan fármacos para disminuir el dolor y las sensaciones táctiles desagradables, éstos no son efectivos para eliminar la enfermedad.

Solo la abstinencia, una dieta balanceada con suplementos de vitamina B y la rehabilitación pueden garantizar la recuperación paulatina del paciente. Pero la mejor alternativa es y seguirá siendo la prevención.

También puede interesarle: «El abuso de drogas puede ser transmitido como un proceso contagioso dentro de las familias», según sugiere un estudio reciente

Fuentes bibliográficas

Chopra K. & V. Tiwari. Alcoholic neuropathy: possible mechanisms and future treatment possibilities. British Journal of Clinical Pharmacology 2011, 73 (3):348–362. En: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21988193

Pattern of Peripheral Neuropathy Among Patients With Alcohol Dependence Syndrome. Journal of Dental and Medical Sciences 2016, 15 (9): 5-8. En: https://www.semanticscholar.org/paper/Pattern-of-Peripheral-Neuropathy-Among-Patients-Rebecca-Peter/eddf90db026d0e341a48dee1bc3577248a6c370d