¿Una cucharadita de saliva para diagnosticar el alzhéimer?


Avanza la ciencia hacia el tan ansiado objetivo de usar la saliva para diagnosticar el alzhéimer. Una empresa canadiense está dando pasos sólidos en ese sentido.

saliva para diagnosticar el alzhéimer

Al inicio de crear nuestro blog tuvimos la suerte de entrevistar a Javier Burgos, el director general de Neuron Bio, una de las compañías biotecnológicas que más está innovando en España actualmente. En ese momento Burgos nos comentaba que el diagnóstico del alzhéimer, al que estaban aspirando la mayoría de las compañías, pasaba por el análisis de líquidos periféricos; sangre o saliva.

Los análisis de sangre para detectar el alzhéimer, o para ser exactos, para determinar un riesgo de alzhéimer—que no es ni mucho menos lo mismo— van bastante adelantados. La propia Neuron Bio ya tiene uno en el mercado.

El análisis de la saliva sigue siendo una vía tentadora, prometedora incluso, pero sin los logros de su homólogo. Eso parece que va a cambiar si hacemos caso de los resultados que ha publicado en la revista Journal of Alzheimer’s disease una empresa con sede en Canadá, Aurin Biotech.

También te puede interesar leer: La española Neuron Bio va a comercializar su prueba diagnóstica no invasiva para la enfermedad de Alzheimer.

¿Qué se encuentra en la saliva?

Lo que los investigadores miden en la saliva son los niveles de la proteína beta amiloide. Un repaso rápido: esta proteína se acumula de forma anormal en el cerebro de los enfermos de alzhéimer y se considera que puede estar causando la enfermedad, al menos en parte.

Pues bien, según sugiere este estudio, todos tenemos una producción estable de beta amiloide durante toda la vida; no obstante edad o género. Esto cambia si somos de los desafortunados que terminaremos desarrollando alzhéimer. Como seguro imaginan, la clave está en descubrir cuáles son los niveles normales de beta amiloide y qué parámetros indicarían que el alzhéimer puede estar en nuestro futuro.

¿Y a qué conclusiones llegaron?

Imprimir

En el estudio se analizaron muestras de saliva de 25 personas con un amplio rango de edad. La media de beta amiloide en la saliva de las personas sanas fue de 23.34 picogramos por ml. Sin embargo, en seis personas con alzhéimer esos niveles se disparaban y oscilaban entre los 41.58 a los 75.20 picogramos por ml.

En una persona de 51 años que aún no tenía los síntomas del alzhéimer pero sí los cambios cerebrales que le anteceden, el nivel de beta amiloide en la saliva era de 60.90 por ml. En otros casos con un historial familiar de la enfermedad, los niveles de la proteína superaban los 47 picogramos. Estos datos parecen satisfacer enormemente al CEO de la compañía, el Dr. Pat McGeer quien, entrevistado por NewsMax, dijo:

Creemos que una cucharadita de saliva puede predecir las posibilidades de un individuo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

También te puede interesar leer: Medir el movimiento ocular para pronosticar la enfermedad de Alzheimer.

No es un diagnóstico, sino un estimado del riesgo. Y tú, ¿quieres conocer tu riesgo?

salivación excesiva en la enfermedad de Parkinson

En primer lugar, decir que por mucho que los números parezcan prometedores, falta mucha investigación para poder hacer de este descubrimiento un método fiable para la creación de un test diagnóstico.

Y sobre el término diagnóstico podemos argumentar que no es exactamente así. Esta y otras pruebas que están en el mercado solo determinan el riesgo de una persona de desarrollar la enfermedad, no ofrece una seguridad de que, efectivamente, se terminará por padecer alzhéimer.

Y siempre queda la eterna pregunta de: ¿quiero saber mi riesgo? Nosotros ya hemos argumentado a favor del sí, pero en último término es una decisión personal. Sobre los beneficios de saber, dice el Dr. McGeer:

Saber es la clave, y de eso es lo que va esta simple prueba. Si los individuos saben que están destinados a desarrollar la enfermedad de Alzheimer, pueden iniciar medidas preventivas. Esto incluye tomar medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos de venta libre como el ibuprofeno, consumir café y seguir una dieta mediterránea.

Nosotros agregaríamos seguir la dieta que hasta el momento más parece influir en la salud cognitiva, la Dieta Mind. Y no dejar de seguir la evolución de otros test para el diagnóstico del alzhéimer, como el que en junio anunció el científico Robert Nagele y se cree que es el más preciso hasta el momento. Si te interesa, puedes conocer los detalles en el siguiente enlace:

¿Es este el test sanguíneo para detectar el alzhéimer más preciso que se ha creado?

Referencias

M, L., J-P, G., K, K., EG, M., & PL, M. (2016). A Method for Diagnosing Alzheimer’s Disease Based on Salivary Amyloid-β Protein 42 Levels. J Alzheimers Dis. Disponible en http://www.j-alz.com/content/method-diagnosing-alzheimers-disease-based-salivary-amyloid-%CE%B2-protein-42-levels

Newsmax Health (2016, November 21). Saliva test predicts Alzheimer’s. Newsmax. Disponible en http://www.newsmax.com/Health/Health-News/Saliva-Alzheimer-s-Amyloid-Protein/2016/11/21/id/759987/

 

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: