Cómo un estilo de vida saludable ayuda a las personas con esclerosis múltiple


El hábito de fumar, la depresión, ansiedad o fatiga se asocian a mayor riesgo de dolor en las personas con EM. La actividad física, por el contrario,  se relaciona con una menor experiencia de dolor.

ejercicio físico en la esclerosis múltiple

Y por ayudar no solo nos referimos a que tienen mejor tipo, que seguro que sí, sino a mejorar desde el punto de vista sintomatológico. Específicamente, las personas con esclerosis múltiple pueden llegar a sentir menos dolor si se entrenan, según se desprende de una investigación recientemente publicada en la revista Frontiers in Neurology.

Pero no solo de hacer habla el estudio, sino también de evitar, por ejemplo, no fumar. Según comenta una de las autoras de la publicación, Claudia Marck:

Nuestro estudio encontró asociaciones sólidas entre estilo de vida y dolor en las personas con esclerosis múltiple. Los fumadores son más propensos a experimentar dolor, y los que hacen ejercicio de forma regular parecen menos propensos a experimentar dolor. También vemos fuertes vínculos entre el dolor y la prevalencia de ansiedad y depresión”.

También te puede interesar leer: 5 formas de aumentar el bienestar de las personas con EM, según esta organización canadiense

Tira el cigarro y ve para la piscina

deporte y esclerosis múltiple

La investigación se realizó usando los datos de miles de personas con esclerosis múltiple que respondieron cuestionarios online. El análisis de tanta información reveló una asociación entre la práctica de ejercicio físico y menor riesgo de experimentar dolor.

Los resultados hay que ponerlos en contexto, como bien aclara MarcK:

Esta asociación se puede interpretar de dos maneras. Como se puede imaginar, las personas son menos propensas a ejercitarse si están con dolor. Por otro parte, se ha demostrado en muchas ocasiones que el ejercicio puede ser beneficioso en términos de síntomas de dolor. El aumento de la actividad física puede aumentar el umbral de dolor y la tolerancia y así reducir la experiencia del dolor. “

En el caso de los fumadores, reportaron sentir dolor más frecuentemente que los no fumadores, un resultado que también Marck se encarga de ampliar:

Con el hábito de fumar, los estudios han demostrado un vínculo de retroalimentación perjudicial. A largo plazo se ha reportado que el tabaquismo incrementa la probabilidad de dolor crónico, sin embargo, a corto plazo la disminuye y esto puede motivar a las personas con dolor a fumar. Es especialmente difícil dejar de fumar, ya que dejar de fumar puede aumentar inicialmente la sensibilidad al dolor “.

Más depresión y fatiga, más dolor

Otra asociación significativa que hallaron en el estudio fue que las personas con depresión, ansiedad o fatiga también tenían más riesgo de experimentar dolor. Una comorbilidad que se ve en muchos otros trastornos e implica un riesgo añadido: si te sientes mal y cansado, los deseos de ir al gym se desvanecen.

Sin embargo, para las personas con esclerosis múltiple el deporte está emergiendo como un enfoque no farmacológico en extremo beneficioso. Con anterioridad hablamos de que puede ayudar a combatir la fatiga y, más recientemente, sun estudio encontró que puede tener un efecto neuroprotector en la EM.

También te puede interesar leer: Deporte y esclerosis múltiple. Aprende por qué son buenos aliados.

Fuentes y referencias

Marck Claudia H., De Livera Alysha M., Weiland Tracey J., Jelinek Pia L., Neate Sandra L., Brown Chelsea R., Taylor Keryn L., Khan Fary, Jelinek George A (2017):  Pain in People with Multiple Sclerosis: Associations with Modifiable Lifestyle Factors, Fatigue, Depression, Anxiety, and Mental Health Quality of Life . Frontiers in Neurology. En URL=https://www.frontiersin.org/article/10.3389/fneur.2017.00461                   

MedicalXPress (2017): Healthy lifestyle linked to lower pain in multiple sclerosis sufferers. En https://medicalxpress.com/news/2017-10-healthy-lifestyle-linked-pain-multiple.html

 

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.