La esquizofrenia podría comenzar en el primer trimestre de embarazo


El origen de la esquizofrenia podría remontarse al primer trimestre de embarazo, momento en el que ya se detectan las primeras alteraciones en el desarrollo de la estructura y funcionamiento del cerebro.

depresión port parto

La hipótesis de que la esquizofrenia es el resultado de una alteración del normal desarrollo del cerebro lleva muchas décadas en estudio.

Se han identificado elementos importantes que apoyan esta hipótesis, por ejemplo, se han detectado grupos neuronales inmaduros en personas con esquizofrenia, pero hasta ahora son más las incógnitas que las respuestas.

Una investigación reciente, publicada en la revista Translational Psychiatry viene a aportar un elemento de apoyo más a la idea de que las alteraciones en el desarrollo cerebral del feto están en la etiología de la esquizofrenia, uno de los trastornos psiquiátricos que más negativamente impactan la calidad de vida y para la cual hasta el momento no hay cura.

Los investigadores, observando el desarrollo de lo que se ha dado en llamar un minicerebro construido con células madres provenientes de pacientes con esquizofrenia, llegaron a concluir que el inicio de la enfermedad puede remontarse al primer trimestre de embarazo.

También te puede interesar leer: Esquizofrenia paranoide: guía para novatos

Organoides cerebrales para estudiar el origen de la esquizofrenia

Para esta investigación, los científicos cultivaron minicerebros de 4 personas sanas y 3 personas con esquizofrenia. Minicerebros es el término que los medios han hecho suyo para ilustrar de forma descriptiva lo que en realidad se llama organoide cerebral.

Los organoides cerebrales no son cerebros propiamente dichos, pero es lo más cercano que ha logrado construir el hombre. Se crean a partir de células madre pluripotentes inducidas de células de la piel de un adulto, llevando la información genética de ese sujeto.

Los organoides cerebrales permiten estudiar el desarrollo neuronal mediado por determinadas patologías, en el caso que nos ocupa la esquizofrenia ¿Se detectan diferencias entre los organoides cerebrales derivados de personas sanas y los obtenidos a partir de pacientes con esquizofrenia? Según los autores del estudio, sí, y muy claras.

También te puede interesar leer: Esquizofrenia y vejez: ¿qué sucede?

Desde el primer trimestre de embarazo se detectan alteraciones del desarrollo cerebral en la esquizofrenia

Según explica Ewa Stachowiak, profesor de la Universidad de Buffalo y director del estudio:

Nuestra investigación muestra que la enfermedad probablemente comience durante el primer trimestre e implique divisiones celulares aceleradas, migración excesiva y diferenciación prematura de las células neuroectodérmicas en neuronas”.

Stachowiak explica que observaron que determinados grupos neuronales no establecen las conexiones adecuadas, algo así como un ordenador con los cables mal conectados. Para este investigador:

Ahora podemos afirmar que la esquizofrenia es un trastorno de la construcción defectuosa del cerebro que se produce al comienzo del desarrollo, correspondiente al primer trimestre, y que implica una malformación específica de los circuitos neuronales en la corteza”.




Los investigadores sugieren que los mecanismos moleculares que hay de base en estas alteraciones pueden convertirse en una diana para el desarrollo de terapias y hacia ahí piensan dirigir los esfuerzos en las próximas investigaciones.

También te puede interesar leer: Más allá de alucinaciones: el deterioro cognitivo en la esquizofrenia

Fuentes y referencias

E. K. Stachowiak et al. Cerebral organoids reveal early cortical maldevelopment in schizophrenia—computational anatomy and genomics, role of FGFR1, Translational Psychiatry (2017). DOI: 10.1038/s41398-017-0054-x

Ellen Goldbaum (2017): Schizophrenia originates early in pregnancy, ‘mini-brain’ research suggests. En https://medicalxpress.com/news/2017-11-schizophrenia-early-pregnancy-mini-brain.html

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas:,