Un nuevo estudio de la Universidad de Edimburgo describe cómo la vitamina D podría afectar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico

Un nuevo estudio de la Universidad de Edimburgo describe cómo la vitamina D podría afectar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico

De acuerdo con un nuevo estudio publicado en Frontiers of Immunology la vitamina D podría mediar la actividad autoinmune mediante la regulación de los niveles de expresión de determinada molécula en la superficie de las células dendríticas.

Bajos niveles de vitamina D se asocian a peor salud cognitiva

Estudios anteriores se han referido al posible rol de la vitamina D o carciferol en el funcionamiento del cerebro y los circuitos inmunitarios. Ahora, una nueva investigación publicada en la revista Frontiers of Immunology parece esclarecer el mecanismo a través del cual esta molécula liposoluble regula ciertas reacciones inmunes.

En este caso el equipo británico se enfocó en la capacidad de las células dendríticas para activar los linfocitos T, En condiciones normales, cuando ocurre una infección, las células T son responsables de que se produzca una respuesta inmune a nivel celular.

Por otra parte las células dendríticas, un tipo de célula inmunitaria, son centinelas que median la respuesta inmune innata y adaptiva. Son moduladas por la vitamina D por cual es frecuente su uso para desarrollar terapias para enfermedades autoinmunes.

En el nuevo estudio sobre la influencia de la vitamina D en la respuesta inmunitaria, el equipo descubrió que la vitamina D puede afectar la comunicación entre los linfocitos y las células dendríticas.

El resultado de esto parece ser una mayor susceptibilidad a enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple.

Revisa además: No se puede afirmar que tomar vitamina D reduce el riesgo de esclerosis múltiple, según la FDA

La vitamina D y las reacciones autoinmunes

vitamina D reduce el riesgo de esclerosis múltiple

La vitamina D puede obtenerse mediante productos alimentarios como el salmón y los hongos o suplementos vitamínicos. No obstante, en los humanos la mayor parte se sintetiza en la piel gracias a la incidencia de los rayos solares ultravioletas.

A pesar de que tiene un rol esencial en diversos procesos metabólicos, su papel en la regulación inmunitaria ha recibido una atención especial por parte de la comunidad científica.

El objetivo de esta nueva investigación de la Universidad de Edimburgo era analizar los efectos de la presencia o ausencia de vitamina D activada (1,25-dihidroxicolecalciferol) en las funciones de las células dendríticas.

Para lograrlo utilizaron muestras de tejidos y sangre provenientes de ratones de laboratorio de entre 8 y 12 semanas de edad y muestras de células dendríticas humanas.

Según Saul y sus colaboradores, los datos obtenidos indican una fuerte influencia del 1,25-dihidroxicolecalciferol en el aumento de los niveles de expresión genética de CD31 en humanos y ratones.

Esta glicoproteína se produce en la superficie de las células dendríticas y su exceso afecta la actividad de los linfocitos T y, por tanto la actividad inmunológica.

Consulta también: Si te preocupa la esclerosis múltiple, ocúpate de tus niveles de vitamina D

Un paso más

Este estudio resulta un novedoso acercamiento hacia el mecanismo de acción de la vitamina D y su relación con el riesgo de autoinmunidad. La afectación funcional de las células T debido a la deficiencia de vitamina D podría servir para perfecccionar tratamientos para este tipo de enfermedades.

Aunque aún quedan muchas incógnitas que responder en relación a la influencia de la vitamina sobre el riesgo de enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, esta investigación aporta una posible explicación a lo que muchos estudios descriptivos han observado; que el riesgo de EM es mayor entre las personas con niveles bajo de vitamina D.

Revise además: Vitaminas y otros suplementos dietéticos en la esclerosis múltiple, ¿qué funciona?

Fuentes bibliográficas

Saul L, Mair I, Ivens A, Brown P, Samuel K, Campbell JDM, Soong DY, Kamenjarin N and Mellanby RJ (2019) 1,25-Dihydroxyvitamin D3 Restrains CD4+ T Cell Priming Ability of CD11c+ Dendritic Cells by Upregulating Expression of CD31. Front. Immunol. 2019, 10:600. En: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fimmu.2019.00600/full

Mellanby R. How vitamin D affects the immune system. University of Edinburgh (Abril, 2019). En: https://www.ed.ac.uk/roslin/news-events/latest-news/how-vitamin-d-affects-immune-system